UN ESPADACHÍN CONTRA EL VATICANO

EL ESCORPIÓN


Título Original: Le scorpion

Guionista: Stephen Desberg

Dibujante: Enrico Marini

Fecha de Publicación: 2000-2014

País: Bélgica, Suiza

Marco Temporal: Segunda mitad del siglo XVIII

Marco  Espacial: Italia, Turquía






Desde tiempos del Imperio romano las nueve familias han dominado el mundo, y cuando éste cayó usaron las nueva religión para seguir ostentando el poder. Ahora los siglos han pasado y un joven espadachín y aventurero apodado el Escorpión recorre los tejados de Roma, o desciende a las profundidades de la ciudad en busca de algo que le proporcione riquezas. En su búsqueda de dinero fácil El Escorpión ayudado de su fiel amigo el húsar ha descendido a las catacumbas para hacerse con una reliquia de San Alástor, aunque a la Guardia Suiza no le han hecho mucha gracia que el par de aventureros profane las sagradas tumbas.  

En una Roma llena de monjes guerreros, oscuras conspiraciones, cardenales corruptos, traiciones, misterios del pasado y mucho mucho más se desarrollan las aventuras de El Escorpión. El Escorpión es un aventurero surgido de la imaginación del belga Desberg que recrea un ficticio siglo XVIII en el que su personaje se mueve como pez en el agua en la eterna lucha entre el bien y el mal. Con 11 tomos publicados en Francia más un especial, la saga de "El Escorpión" es uno de los grandes éxitos de la Banda Diseñada europea, pocos cómics actuales han conseguido tantos seguidores y críticas tan unánimemente buenas.

En realidad no estamos ante un cómic histórico ni siquiera los personajes que deberían ser históricos, lo son, las referencias a acontecimientos históricos son tangenciales, y la contextualización temporal se deja en un momento indeterminado de la segunda mitad del siglo XVIII en una Roma dominada por un cardenal ambicioso y corrupto con mucho en común con el Richelieu de "Los tres mosqueteros". "El Escorpión" es un cómic de los de capa y espada que rinde homenaje y bebe en las fuentes de las novelas clásicas de espadachines, y que a su vez ha generado ya más de un imitador. 

Si ya hemos dejado claro que de histórico el cómic tiene poco, ¿qué es lo que me lleva a comentar esta serie? Las recreaciones del genial Marini al que ya habíamos visto  en "Las águilas de Roma" (ver Hermanos de Sangre). Sus dibujos de estilo acuarelístico son absolutamente espectaculares, su recreación de los ambientes, de la ciudad de Roma, de las calles, edificios, monumentos, ruinas, es de las que quitan el hipo. Las aventuras que se desarrollan en Turquía, donde demuestra que no sólo dibujar Roma se le da bien, es excepcional en sus recreaciones de Capadocia o de las iglesias rupestres.

Si queréis un guión ágil, una historieta de aventuras trepidantes de capa y espada, y unos dibujos impresionantes, la saga de "El Escorpión" se convertirá en vuestro cómic de cabecera. Si buscáis un cómic histórico del que podáis aprender y usar como recurso didáctico pasad de largo, de eso "El Escorpión" tiene poco. Son cómics muy entretenidos y fáciles de leer, pero Desberg, que no dudo que sea un magnífico guionista, no se ha molestado en hacer un mínimo de investigación histórica, y ese es el gran reproche de la serie, pues que le hubiera costado ubicar las aventuras del espadachín en un momento concreto de la Historia y hacer que se cruzara con personajes históricos reales, y no tergiversar los acontecimientos para mejor gloria de la narración. Eso sí los amantes de las aventuras de siempre reconocerán las influencias del guionista, y es que el cardenal Trebaldi y sus guardias además de a Richelieu nos traen a la memoria a cierta guardia imperial y a su Señor Oscuro.   

SHALLOT EN FRANCIA

EL CÁLIZ ENVENENADO


Título Original: The Poisoned Chalice


Autor: Michael Clynes


Año de publicación: 1992


País: Inglaterra


Marco Temporal: 1520


Marco Espacial: Inglaterra, Francia




Un anciano Roger Shallot vuelve a perderse en sus recuerdos, y esta vez retrocede hasta 1520, cuando recuperado de sus últimas aventuras vive cómodamente instalado con su maestro Benjamin Daunbey a quien ayuda a llevar las cuentas y administrar su propiedad. Pero eso no es suficiente para el inquieto Shallot y decide buscar fortuna por su cuenta. En Londres un cartel con una oportunidad de negocio atrae su atención: un francés solicita capitalistas para importar pergamino a Francia e importar vino a Inglaterra. La entrevista con el negociante galo se desarrolla con normalidad, pero  a la salida de la misma el pícaro Shallot es asaltado por cuatro individuos que le advierte de lo peligroso de su nueva asociación y se identifican como "los luciferinos".  

Michael Clynes, o mejor dicho Paul C. Doherty, aunque con tantos seudónimos y nombres uno nunca sabe cual es el verdadero de este escritor, vuelve a traernos una nueva aventura de su investigador y pícaro favorito sir Roger Shallot, que con su peculiar estilo irreverente y socarrón va a contarnos su aventuras por tierras francesas. Una organización de espías franceses con un infiltrado en Inglaterra es en principio el objetivo que los dos compañeros deberán desmantelar. Desenmascarar a un espía y asesino será su principal misión y para ello Daunbey y Shallot se trasladan a París. 

Asesinatos, misiones encubiertas, la corte de Francisco I de Francia, intrigas, y todo sazonado con las agudezas del protagonista, Roger Shallot, esto es lo que ofrece la segunda aventura de este peculiar Watson. La novela vuelve a estar llena de acerados comentarios, sigue la tónica de la primera (ver Un pícaro en la corte de los Tudor) ofreciendo diversión a raudales, y algunos valiosos toques de historia del siglo XVI. Imprescindible lectura para los amantes de la intriga histórica que además de misterio ofrece interesantes y divertidos comentarios históricos en la mejor saga del prolífico escritor de múltiples nombres.  

INTRIGAS EN LA CORTE DE FELIPE V

LA PRINCESA DE LOS URSINOS

Título Original: La Princesa de los Ursinos

Año: 1947

Duración: 110 min.

País: España

Dirección: Luis Lucia

Reparto: Ana Mariscal, Roberto Rey, Fernando Rey, Juan Espantaleón, Jose María Lado, José Isbert, María Isbert, Manuel Dicenta, Eduardo Fajardo.

Marco Temporal: 1704-1707

Marco Espacial: España



Anne Marie de la Tremoille, la Princesa de los Ursinos, es recibida por el primer ministro francés, quien le encarga la misión de viajar a España, y conseguir que el rey, Felipe V, se convierta en un fiel vasallo de la corona francesa y de su rey Luis XIV, de quien es nieto. En España el cardenal Portocarrero no está dispuesto a permitir el afrancesamiento de la corte española, o lo que es lo mismo la injerencia extranjera en la política nacional, y encomienda a su sobrino la misión de espiar a la princesa con vistas a poder contrarrestar sus planes.

Típico producto de los años 40 que con la excusa del contexto histórico no ofrece una película de aventuras con el galán de eterna sonrisa,  de verbo fácil, y que además en este film toca la guitarra y canta, algo que por lo visto es más que suficiente para encandilar a la inteligentísima princesa de los Ursinos que a las primeras de cambio queda embelesada por el espadachín guitarrista. En el marco de la Guerra de Sucesión española (1701-1713) se desarrolla esta historia de amores, aventuras, intrigas, y alguna que otra cancioncilla.

"La princesa de los Ursinos" es realizada con el estilo grandilocuente del cine franquista, grandes discursos patrioteros, exaltación de las virtudes nacionales, algún que otro mensaje político más o menos encubierto, etc. Salvando todo esto, la película tiene sus toques de humor, y resulta entretenida si somos capaces de resistir las diferencias generacionales entre ese cine y las películas actuales. Las actuaciones son en general muy exageradas, marcando personajes estereotipados, con gestos y discursos demasiado teatrales, pero que se salvan dentro de un guión más que respetable que exigiría una revisión ya (o no, visto lo que hicieron con "Los últimos de Filipinas"). El retrato de personajes históricos como Felipe V, interpretado por Fernando Rey, o la Princesa de los Ursinos por Ana Mariscal se adapta a las necesidades narrativas más que a una veracidad histórica, y a las tesis defendidas por la película, es decir el hecho de que España no quiere interferencias extranjeras en su política salvo que éstas sean con permiso de los gobernantes y para ayudar a rescatar la patria. Es el año 1947 la Segunda Guerra Mundial ha terminado y el régimen de Franco está en entredicho, además de reclamar una intervención para sacarlo del poder, de forma que los discursos patrioteros de la película tienen un doble sentido, y el giro de acontecimientos que permite la intervención francesa pero con las condiciones marcadas desde España es otro pequeño guiño, pues el Plan Marshall de ayuda americana a las naciones europeas occidentales se ha puesto en marcha, y el Régimen de Franco aspira a beneficiarse de los dolares americanos, algo que finalmente no sucedió.

Así pues la película tiene una doble lectura muy interesante para cualquier clase de Historia, ya que además el film no es aburrido y es fácil de ver. Si, ya sé que es en blanco y negro, que los diálogos son un poco rancios, y que determinados roles, hoy ya superados, no serán del agrado de los sectores más feministas, pero los clásicos son así, hay que aceptarlos, enmarcarlos en la época en que fueron realizados, verlos con mentalidad abierta, y disfrutarlos sin olvidar su contexto. Y al que no interesen este tipo de films pues que esperen el "remake" donde seguro que la Princesa de los Ursinos será una "superwoman" que se batirá en duelo con 7 matachines al mismo tiempo, se reirá de Felipe V y Luis XIV, se acostará con la reina de España, al tiempo que su embelesado enamorado se portará como un descerebrado y mostrará tableta, mientras el cardenal Portocarrero será un siniestro personaje violador de indefensas criaturas y consumidor compulsivo de alguna sustancia alucinógena (¿Cuándo me contratan para hacer un guión políticamente correcto?).  

Os dejo la presentación del protagonista masculino y que no se asuste nadie que la escena posiblemente sea lo peor de toda la película.


BIOGRAFíA DE UN PIRATA

LA TAZA DE ORO


Título Original: Cup of Gold: A life of sir Henry Morgan, Buccaneer, with occasional reference to history


Autor: John Steinbeck


Año de Publicación: 1929


País: Estados Unidos


Marco Temporal: 1650-1688


Marco Espacial: Reino Unido, América


1650. Gales. El joven Henry Morgan tiene quince años y toma consciencia de que no ha hecho nada trascendente, y siente la necesidad de buscar su camino, de hacer algo diferente, aunque no sepa aún muy bien qué. La providencial llegada de un vecino que ha estado embarcado y ha vuelto enriquecido le hace escuchar atentamente sus cautivadoras historias sobre las Indias.

La primera novela del premio nobel estadounidense John Steinbeck es una pseudobiografia del famoso pirata Henry Morgan. El autor, que luego se haría famoso por sus novelas ambientadas durante la Gran Depresión, escribió su primera obra incursionando en la llamada novela histórica narrando la vida del bucanero, fabulando en los espacios de su vida más oscuros y desconocidos, sobre todo en cómo llegó a las Indias, y su período de esclavitud o servidumbre.

La narración es bastante rápida y los años y acontecimientos en la vida del biografiado pasan rápidamente hasta llegar al episodio fundamental que es el asalto a Panamá en 1670, la "Taza de oro" que es cómo se conoce a la ciudad y que da título a la novela. Debido a la longitud de la novela, poco más de 200 páginas, ya se puede suponer que la ajetreada vida del protagonista está muy resumida, y se pasa de puntillas por sus acciones más relevantes, o directamente no se cuentan. El lector pasa de leer sobre un joven campesino galés, a un siervo en América para encontrarse con un consumado pirata y finalmente un despiadado gobernador de Jamaica lugar en donde fallece tranquilamente en su lecho en 1688, y todo casi sin transición. Es casi imposible simpatizar con el personaje y aunque interesante lo que Steinbeck cuenta lo hace de una forma demasiado sucinta y poco apasionada. Es una novela primeriza del escritor americano que ya apunta maneras en su redacción, y que elige un tema apasionante pero que no consigue dotarlo de todo el alma que tendrán otros de sus escritos posteriores.

"La taza de oro" es una novela corta y de lectura fácil, imprescindible para introducirse en la mejor literatura americana del siglo XX, pero que a los aficionados a la literatura de piratas o histórica terminará por decepcionarles. 

LAS VISIONES DE MARCO POLO

COMO SE VIO AL VIAJERO VENECIANO

Marco Polo fue en la Edad Media el mayor ejemplo de viajero y aventurero que conocieran en Europa, y sus aventuras relatadas en "Il Millone" se convirtieron en un "best seller" del momento. A pesar de que el transcriptor de las memorias del veneciano, un tal Rustichello de Pisa, embelleció y exageró las andanzas del viajero, su libro ha seguido siendo fuente de inspiración de artistas y cineastas.  

Orígenes. Los Polo son una familia de comerciantes venecianos. Tres hermanos Niccolo, Mateo, y Marco forman una compañía mercantil para traer productos del Lejano Oriente. Niccolo tiene un hijo en 1254, Marco. Los dos hermanos mayores Niccolo y Mateo viajaron hasta la corte del gran Khan en China y volvieron en 1269 para volver a partir en 1271 pero esta vez llevándose al joven Marco. Una miniatura del libro "Los viajes de Marco Polo" presenta la entrada del veneciano en una ciudad del Próximo Oriente. La primera película dedicada al aventurero tuvo nada menos que a Gary Cooper como protagonista en "las aventuras de Marco Polo" (1938).  
Los Polo y el Papa. Según los dos hermanos Polo el Gran Khan de la China les había enviado con el encargo de que le enviaran misioneros. Pero precisamente en ese momento la cristiandad se encuentra sin Sumo Pontifice, y los Polo deciden emprender el viaje sin las bendiciones del Papa. Sin embargo cuando se enteraron de la elección de Gregorio X se dirigieron a Acre donde recibieron las credenciales papales y dos misioneros para que los acompañaran. Una miniatura del siglo XV que decoró "El libro de las Maravillas" muestra a Niccolo y Mateo ante Gregorio X. Alain Delon comenzó a interpretar al viajero en una película inacabada al dispararse el presupuesto "Marco Polo"(1962).
El viaje. Con 17 años Marco Polo realiza uno de los viajes más extensos y peligrosos de su época. Desde Venecia a Acre (Israel) de ahí hasta Tabriz (Irán) y finalmente llega a Pekín (China) la capital imperial. Al Gran Khan lo encontraron en Chemeinfú donde los acogió con alegría, recibió sus presentes, y tomó al joven Marco como su protegido. Un cuadro de 1863 de Tranquillo Cremona recoge el momento en que Marco es presentado a Kublai Khan.  El mismo año que los franceses intentaron llevar al cine las aventuras del veneciano, los italianos estrenaron "Marco Polo"(1962) con Rory Calhoun como Marco.
Servidor del Khan. El muchacho se desempeña bien en pequeñas misiones que le encarga el Khan, y éste ve como luego sus informes están llenos de agudas observaciones, lo cual hace que Kublai le encargue diversas embajadas y misiones por el país. En 1278 es enviado al Yunnan y comienza su larga relación al servicio de Kublai Khan (1215-1294). Una ilustración de James E. McConnell está dedicada a la entrada de Marco Polo en Pekín. La versión yugoslava del aventurero llego en "La conquista de un imperio"(1965) donde el actor Horst Buchholz es Marco Polo.
La sublevación. Durante la estancia de Marco Polo en la corte del Khan, su ministro de finanzas, un sarraceno llamado Achmet Fenaketi, abusó de la confianza del Kan y provocó el descontento entre el pueblo que desembocó en una conspiración y sublevación que en ausencia de Kublai acabó con la muerte del ministro. El propio Marco presenció esta sublevación ocurrida en 1282, y que al llegar a oídos del Khan  al comprobar la veracidad de los abusos del ministro, castigó a todos aquellos que se habían beneficiado de sus rapiñas. Una pintura del siglo XVIII del Museo de Venecia realizada por van Grevenbroeck retrata a Marco Polo vestido con indumentaria tártara. Una versión musical de la aventuras del viajero titulada "Marco Polo"(1973) tuvo al cantante Desi Arnaz Jr. en el papel principal.
Recaudador. La honradez del veneciano le hace subir en la estimación del Gran Kan y le otorga un puesto de funcionario. Posiblemente un alto cargo relacionado con la recogida de impuestos en la provincia de Yangzhú, que seguramente desempeñó durante 3 años, y que le permitió recorrer parte del país, experiencia que le sirvió para las descripciones de determinadas provincias de la China donde mezcla observación personal, leyendas populares y fantasía (¿de ahí lo de cuentos chinos?). Así en las miniaturas medievales que ilustraban el libro de Marco Polo se introducían animales fantásticos junto a otros reales. En la década de los 70 las películas de artes marciales se pusieron de moda y en Hong Kong realizaron una en la que aparecía Marco Polo, titulada en Estados Unidos "Los cuatro asesinos "(1975) con Richard Harrison como el extranjero en la corte del Khan.
Embajador en Ceilán. En 1284 Kublai Khan se enteró de que el rey de Ceilán poseía el rubí más grande del mundo, y envió un grupo de embajadores al país con la intención de convencer al monarca de que le vendiera la preciada joya. Entre estos embajadores va Marco Polo con el encargo de ofrecer incluso el pago equivalente al valor de toda una ciudad, pero el rey de Ceilán se niega a la venta. Marco atestigua que tuvo que volver sin la joya que según él sobresalía por arriba y abajo del puño cerrado del rey. Sin embargo a cambio regresa con unas reliquias sagradas, nada menos que los dientes, los cabellos, y la escudilla con la que comía Adán (aunque Marco no se lo cree). Una interpretación moderna de la amistad del Khan y el veneciano se puede ver en la obra del polaco Roch Urbaniak, titulada  Marco Polo y Kublai Khan. La serie de televisión "Marco Polo" (1982) hizo famoso a su joven protagonista Ken Marshall.

En Champá. Durante años Kublai Khan intentó conquistar el reino de Champá (parte del actual Vietnam), pero al no conseguirlo entró en tratos con su rey, y para ello en 1288 envió a su embajador favorito, Marco Polo, que de nuevo abandonó la corte para encargarse de una misión especial, y regresó con el tratado de paz y un compromiso del monarca de Champá de entregar al Khan un tributo anual consistente en madera de áloe y elefantes. En el Atlas catalán de 1375 se dibuja una caravana que supuestamente es Marco Polo viajando hacia la India. Un telefilm americano de aventuras titulado "Las aventuras de Marco Polo"(1998) tuvo a un casi desconocido Don Diamont, que tampoco ha pasado a la historia por sus interpretaciones.
La princesa. Después de 17 años al servicio del Khan los Polo le piden permiso para volver a su tierra. Kublai se muestra reacio a dejar marchar a Marco, pero finalmente cede no sin encargarle una última misión: que entregue a la princesa Kaketchin, "la que es azul", a su prometido un rey aliado en Persia. De esta forma con la misión de entregar a la princesa comienza el regreso de Marco Polo a su tierra en 1295 colmado de regalos del Gran Khan. Son varias las estatuas que del viajero veneciano adornan plazas y jardines del mundo conmemorando sus viajes, pero sin duda una de las más curiosas es la del guardián de Wat Pho en Bangkok (Tailandia) que algunos han identificado con Marco Polo. Una nueva mini serie con un toque más romántico y de aventuras protagonizada por Ian Somerhalder celebraba las andanzas del viajero en "Marco Polo"(2007).
El regreso. El regreso comienza partiendo desde Pekín hacia el sur buscando un puerto. Se embarca en Zaitun y bordea el sur de China, Indochina, Malaca y Sumatra, luego continúa hacia el golfo de Bengala, Ceilán, costa de la India hasta llegar a Ormuz donde desembarca. Por tierra sigue a Tabriz, cruza el Caucaso, se embarca en Trebisonda, recala en Constantinopla, y finalmente Venecia. Sin embargo un año después del regreso Marco es capturado por los genoveses y mantenido en prisión donde dicta el libro de sus aventuras a su compañero de celda. Liberado en 1299, Marco se convirtió en un rico mercader y murió en Venecia en 1324. El ilustrador Severino Baraldi elige el momento en que Marco combate contra Genova y es capturado para uno de sus dibujos. La última serie de éxito de la cadena Netflix "Marco Polo" (2016) tiene al italiano Lorenzo Richelmy como protagonista.

UN FUNERAL ACCIDENTADO

Guillermo I.

MUERTE Y ENTIERRO DE GUILLERMO I EL CONQUISTADOR

Advertimos ya desde el primer momento que la entrada de hoy no es agradable ni propia de estómagos sensibles, de forma que aquellos de espíritu delicado abandonen la lectura y pasan a distintas ocupaciones, esperando que nos lean en el próximo y más tranquilo artículo. Para los demás empezamos con nuestro relato.

Guillermo I. Tapiz de Bayeux. s. XI
Guillermo I (1028-1087),  rey de Inglaterra conocido como el Conquistador, fue antes de ser rey de los británicos, duque de Normandía. Era descendiente de vikingos asentados en la costa francesa, e hijo ilegitimo de Roberto I, por ello muchos lo conocían con el sobrenombre de "El bastardo", aunque claro nunca se lo decían a su cara pues no solía tolerar insultos a su madre. Pero hoy no vamos a hablar de como conquistó Inglaterra, de la batalla de Hastings (1066), de su matrimonio con Matilde de Flandes, o incluso de sus años de reinado.

El nuevo rey de Inglaterra no gozaba de las simpatías de sus súbditos, se le veía como un extranjero que impuso las costumbres y el idioma del otro lado del canal, como alguien irascible y cruel, y para ellos siempre era un bastardo cuyos derechos al trono eran más que discutibles. A pesar de la creencia popular no era un hombre gigantesco, pues las mediciones de su fémur permitieron deducir que medía 1,78, estatura importante para la época, pero no espectacular, sin embargo siempre fue de constitución robusta y con una voz profunda y gutural, de forma que verlo a caballo y con armadura debía de resultar imponente, imagen que seguramente él cultivó acomplejado por su origen. 

A la muerte de su esposa en 1083 Guillermo, que ya era aficionado a la buena vida, comenzó a abusar de la comida y la bebida, y su figura alcanzó proporciones descomunales. Felipe I de Francia llegó a decir de él que parecía una mujer embarazada. El mismo Guillermo debió de notar que algo no iba bien con su figura, pues ideó una absurda dieta en la cual alternaba las ingestas de comida con una dieta exclusiva de alcohol, es decir, que durante un tiempo dejaba de comer y sólo bebía licores espirituosos, nada de agua no fuera a ser que criara ranas en el estómago. La verdad es que consiguió bajar algo de peso, y logró uno de sus objetivos, volver a montar a caballo. Los equinos reales no llevaban muy bien el sobrepeso del soberano, y o bien se negaban a caminar con el real peso, o caían despanzurrados por el orondo monarca.  

La muerte de Guillermo I. J. E. McConnell.   
En 1087 su hijo Roberto, aliado con el rey francés, provocaba problemas en sus posesiones de Normandía lo cual obligó a Guillermo a trasladarse al continente. Asediando Mantes el caballo del rey harto de cargar con el grueso personaje frenó en seco provocando que la enorme barriga real golpeara contra el pomo de la silla. El rey sufrió tal golpe que según algunos cayó del caballo. Pero la realidad era más trágica, el golpe había roto su intestino, y las filtraciones intestinales a la cavidad abdominal le produjeron una peritonitis aguda.   

El rey es trasladado con urgencia a Saint Gervais cerca de Rouen, allí durante varios días Guillermo preso de horribles dolores agoniza. El 9 de septiembre de 1087 fallece el gobernante de Inglaterra, pero su historia aún no ha terminado. Tan pronto fallece el monarca comienza la desbandada, criados, servidores y familiares salen en estampida, eso sí, sin olvidarse de despojar la última morada del rey de todo lo que tuviera de valor, incluso el cadáver del antaño poderoso monarca es asaltado y desprovisto de todo, joyas, adornos, ropas, son objeto de rapiña. Guillermo queda abandonado desnudo e hinchado en el frío suelo. Sólo un leal servidor, el caballero Herluin, se compadece de su señor, y comienza los trámites para trasladar su cuerpo hasta Caen, a la abadía de San Esteban, fundada por el mismo rey, y que él en alguna ocasión había mencionado como su posible última morada.

Despojo del cadáver de Guillermo I.
La procesión  portando el cuerpo llega hasta la abadía cuando un devastador incendio se desata poniendo en fuga a acompañantes y demás. Según algunos el incendio fue dentro de la iglesia con el cadáver expuesto lo que hizo que el ya deteriorado cuerpo de Guillermo se calentara aún más de lo normal, según otros fue en el exterior antes de entrar a oficiar el funeral, y provocó que los curiosos y asistentes corrieran a apagar el fuego abandonando al cadáver. Para acabar de rematar el triste cortejo un vecino a quien pertenecían las tierras de la abadía que le habían sido confiscadas por el rey, se negó a que se enterrara al monarca en sus terrenos. Mientras se discutía con el furibundo propietario, comprobaban que sus reclamaciones eran ciertas, y le pagaban una compensación, el cadáver de El Conquistador descansaba al sol acelerando el proceso de descomposición, en un día que aún encima había salido caluroso.

Funeral de Guillermo El Conquistador. J.P. Laurens.
Después de la ajetreada comitiva, incendio y protesta incluida, se decide introducir finalmente al muerto en su sepulcro de piedra. Pero entonces los frailes comprueban que el rey se ha hinchado tanto que no cabe dentro del sepulcro. Los monjes cansados de tanta vuelta y tantos problemas deciden darle un empujoncito y comienzan a presionar para hacer que el muerto entre en su última morada. Pero el cadáver lleno de gas y pus ha fermentado, y las presiones sobre la inflada barriga tienen una consecuencia inesperada, una explosión horrorosa de sangre, pus, vísceras y órganos que regó a los ya escasos participantes en la ceremonia, tintó paredes y suelo de la iglesia, y puso en fuga a los últimos que quedaban acompañando al rey. El hedor fue tan insoportable que se mantuvo durante meses por mucho que se intentó limpiar el lugar. Del otrora poderoso Guillermo I sólo quedó una masa amorfa y pestilente.

Tumba de Guillermo I en Caen. 
Lógicamente acabó por dársele la sepultura adecuada a tan poderoso rey con su correspondiente altar lleno de piedras preciosas y oro para que por fin pudiera descansar en paz. ¿Alguien dijo descansar en paz? ¿con semejante tumba de verdad creíais que iban a dejarlo en paz?  Pues no. Siglos después en el siglo XVI un grupo de iconoclastas calvinistas, e imagino yo que algún que otro amante de lo ajeno, asaltaron la tumba, destruyeron el preciso altar, redujeron a pedazos el sepulcro, y dispersaron los huesos del monarca. Afortunadamente se recuperó un fémur del rey que fue vuelto a enterrar con toda solemnidad en el mismo sitio, y fin de la historia. ¿Fin de la Historia? ¡Que va!

¿Os habías olvidado que el cadáver del rey descansaba en Francia? Efectivamente llegó la Revolución Francesa y con ella un odio cerval por todo lo que oliera a monarquía, y de nuevo la tumba del monarca fue el objetivo de los descontentos. Pero como ya quedaba poco que saquear prácticamente lo que se hizo fue destruir la tumba y deshacerse del único resto que quedaba del rey, el famoso fémur de la pierna izquierda. Sin embargo en 1989 se consiguió recuperar el hueso del monarca que, ahora sí, se enterró en su último lugar de descanso. Bueno al menos de momento. 

ITALIA CONTRA EL EMPERADOR

BARBARROJA


Título Original: Barbarossa

Año: 2009

Nº de Episodios: 2 (200 min.)

País: Italia

Director: Renzo Martinelli

Reparto: Rutger Hauer, Raz Degan, F. Murray Abraham, Christo Jivkov, Antonio Cupo. Cécile Cassel

Marco Temporal: 1154-1190

Marco Espacial: Italia


Italia. Siglo XII. El norte de Italia es gobernado por un emperador alemán, Federico I Hohenstaufen, conocido como Barbarroja. Su sueño es conquistar el centro y sur de Italia, para revivir el antiguo imperio fundado por Carlomagno. Pero en el norte, un joven de Milán creó un ejército con 900 hombres de diferentes ciudades: "la compañía de la muerte". Este joven es Alberto de Giussano. Su sueño es derrotar al emperador y recuperar la libertad de los territorios del norte.

A pesar del título la mini serie no es una biografía del emperador Federico I sino más bien de uno de los hombres que se le opuso, Alberto de Giussano, un joven milanés que fundó la Liga lombarda, conocida como la compañía de la Muerte que se enfrentó al poder imperial en Italia. Curiosamente la figura de Alberto es más legendaria que histórica, y hoy en día se duda de su existencia real, lo cual no impide que sea venerado como un héroe en Italia.

Batalla de Legnano. Amos Cassioli. 1832.
Martinelli realizó el guión y dirigió este film que en algunos lugares se presentó en dos partes como serie y en otros países se estrenó en salas de cine como una película. Rodada en localizaciones de Rumanía, el director contó con estrellas internacionales en papeles secundarios como Rutger Hauer que interpreta al emperador, F. Murray Abraham interpretando para no variar a un malvado, y hasta la española Ángela Molina como la famosa Hildegarda de Binden; se dobló al inglés para conquistar el mercado americano, y fue un error, pues no consiguió el apoyó esperado en los Estados Unidos por un mal doblaje, y en Italia tampoco consiguió  una gran éxito de público. Además parte del presupuesto para realizar la película se obtuvo del partido italiano la Liga Norte liderado por Umberto Bossi que incluso hace un cameo en la película, y que entre otras cosas piden la independencia del Norte de Italia. De forma que al film se le aumentó el metraje y terminó convertido en una miniserie de televisión. Presentar un título equívoco (al final en América se le cambió por "Swords of  Fighting), politizar el tema en su país de origen, realizar un erróneo doblaje al inglés, y dar una impresión equivocada de la temática fueron parte de los errores que condenaron la producción. Sin embargo la historia era más que interesante.

En realidad la narración cuenta los amores y aventuras de este héroe legendario italiano que siguiendo la estela de otras películas épicas va a enfrentarse como David contra Goliath a un poder mayor a sus fuerzas, enfrentamiento que desembocará en una famosa batalla, la de Legnano en 1176. Sólo en un epílogo final se nos relatará el fin del emperador tal y como se le había profetizado. A pesar de no alcanzar las cotas épicas de producciones similares "Barbarroja" es un producto que se puede ver, y que permite seguir los enfrentamientos en Italia entre güelfos y gibelinos, aunque le sobran algunas de las vicisitudes personales del protagonista, que además de inventadas aportan más bien poco, y le falta un poco más de peso en pantalla del emperador Federico, que para darle título a la serie a veces parece que esté de paso.