UN SEMIDIOS EN SUMERIA



GILGAMESH, EL REY

Título Original: Gilgamesh, the King

Autor: Robert Silverberg

Año de Publicación: 1985

País: Estados Unidos










En la ciudad de Uruk del tercer milenio antes de Cristo va a gobernar un hombre llamado Gilgamesh. El propio rey nos contará su historia: "Y yo soy ése a quien llamáis Gilgamesh. Soy el peregrino que lo ha visto todo dentro de los confines de la Tierra, y mucho más allá; soy el hombre a quien se le dieron a conocer todas las cosas, las cosas secretas, las verdades de la vida y de la muerte, muy especialmente las de la muerte. He copulado con Inanna en el lecho del Sagrado Matrimonio; he matado demonios y hablado con dioses; yo mismo soy dos partes dios, y sólo una parte mortal". Con esta introducción seguiremos el recorrido del rey desde su infancia como heredero del rey Lugalbanda, su despertar a la adolescencia y sus escarceos con la "diosa" Inanna, el encuentro de Gilgamesh con quien será su inseparable amigo Enkidu, y finalmente la búsqueda desesperada de la inmortalidad.

"La epopeya de Gilgmesh" es recreada por el conocido y premiadísimo autor de ciencia ficción Robert Silverberg despojándola en su mayor parte de los elementos míticos y sobrenaturales en busca de una explicación racional a un mito ampliamente conocido en la antigüedad. Gilgamesh fue el héroe base sobre el que se fundamentaran otros como Hércules, Prometeo,o historias de la tradicion judeo-cristiana. El escritor americano intenta mostrarnos la historia de un rey mesopotámico legendario haciendolo  real, cercano, en la creencia como el afirma de que tal personaje existió allá por el 2500 a.C.

El libro no es muy apreciado por los seguidores del autor americano, tal vez porque esperaban de él algo diferente, sus habituales libros de ciencia ficción, o sus novelas de fantasía épica, y "Gilgamesh, rey", no es ninguna de estas dos cosas. La fama del autor, y la portada de la primera edición en España no colaboró mucho a su venta y difusión, y creo que es un claro ejemplo de error en el marketing. Para los aficionados a la historia o a la mitología sin embargo la cosa fue diferente, esperando quizás encontrar una suerte de desvarío ciber-punk, o algo así, se encontraron con un libro ligero, fácil de leer, que es cierto que no abunda en recrear una época o lugares históricos, pero que ofrece un intento de acercamiento a la mitología más antigua con una mirada cercana, y el esfuerzo fue generalmente bien aceptado. Así que Silverberg fue censurado por sus lectores habituales, y aplaudido por los ocasionales. 

"Gilgamesh, rey" aún hoy es una lectura interesante, y entretenida, pero casi es forzoso al acabar de leerlo, volver nuestra vista al original, "La epopeya de Gilgamesh", y releerlo  quienes ya lo hicieran en su época, o atreverse quienes nunca se enfrentaron a él.

EN BUSCA DEL VELLOCINO


JASON Y LOS ARGONAUTAS

Título Original: Jason and the Argonauts

Año: 1963

Duración: 104 min. 

País: Inglaterra

Dirección: Don Chaffey

Reparto: Todd Armstrong, Nancy Kovack, Gary Raymond, Michael Gwynn, Laurence Naismith, Niall MacGinnis, Douglas Wilmer, Honor Blackman, Patrick Troughton, Nigel Green





El trono de Tesalia ha sido usurpado por Pelias. El verdadero heredero, Jasón retorna años después para cumplir la profecía que le entregará su herencia robada. Pero antes el joven príncipe deberá afrontar una prueba, recuperar el vellocino de oro que se encuentra en la lejana y misteriosa Cólquide. Para ello Jasón deberá reclutar la mejor tripulación de toda la Hélade, una pléyade de héroes y semidioses que con la ayuda de algún dios y la oposición de otros deberán emprender la mayor hazaña jamás vista. Arpías, dragones, guerreros esqueletos, gigantes metálicos, y un sinfín de bestias míticas se cruzarán en el camino de los aventureros, pero también el amor y la amistad.   

El mito griego de Jasón y los Argonautas es trasladado a la gran pantalla para ofrecernos un espectáculo que en su época fue poco apreciado, pero como el buen vino fue ganando con los años, convirtiéndose en un referente para todos aquellos cineastas que han querido aproximarse, generalmente con poca fortuna, a la mitología clásica. Un guión que sintetiza bastante bien los fundamentos del complejo mito, una dirección acertada en la utilización de sus recursos y actores, pero sobre todo unos efectos especiales que para la época eran lo mejor, creados por el genial Ray Harryhausen. De hecho es un caso curioso de película, pues se hizo más conocido el especialista en efectos especiales que el propio director o los actores de la cinta.

En la película de 1963 el espectador se va a encontrar todo tipo de monstruos clásícos, aventuras marinas, y una buena tanda de héroes que incluyen al propio Jasón, el imprescindible Heracles (sí, el Hércules romano), los gemelos Castor y Polux, y  muchos más en papeles secundarios. En la función no pueden faltar unos cuantos dioses griegos, Hera, Poseidón, y por supuesto la chica de la película, una encantadora Medea, encarnada por Nancy Kovack de forma magistral.  El espectáculo está servido, y "Jasón y los Argonautas" es posiblemente la mejor adaptación al cine de uno de los mitos griegos más completos.

EXPERTO EN FUGAS


VIDOCQ A LA FUGA 

François Eugene Vidocq nació en 1775 en Arras, Francia, y murió en París en 1857. Entre ambas fechas se desarrolló la peculiar vida de este curioso personaje. Que fue un delincuente de cierto renombre es bien sabido, que posteriormente llegó a dirigir la policía parisina, y un servicio de detectives privados también; pero sus andanzas hasta llegar a este punto son más desconocidas, sobre todo sus sorprendentes fugas, que serían la envidia de los escapistas más celebres.

En 1791 fue detenido después de una meteórica carrera criminal, y con 16 años ingresa en prisión. Pero el joven no está por la labor de permanecer mucho tiempo encerrado. Se disfraza de funcionario de prisiones, y sale tranquilamente por la puerta, eso sí luego tiene que alistarse en el ejército para evitar un nuevo encarcelamiento.

Un año más tarde vuelve a visitar la prisión, en esta ocasión por golpear a un oficial superior. Es encerrado en Lille, donde conoce a un pobre hombre preso con él por haber robado comida para sus hijos, el rebelde Vidocq tiene buen corazón, se compadece de él, y le cede su plan de fugas, es decir, una falsificación de puesta en libertad, el otro se fuga, pero a él le aumentan la condena en 5 años. No aguanta mucho e intenta fugarse también él. 

Varias fugas después, algunas sólo otras con ayuda de su novia, las apuestas empiezan a cruzarse en las tabernas. No se trata de si se fugará o no, sino de cuantos días tardará en escaparse una vez detenido. Solía usurpar personalidades diversas, y mientras la policía comprobaba su identidad aprovechaba para largarse. Que un fraile acudía a prisión a confortar a los presos, ¡mamporrazo! le quitaba el hábito, lo dejaba en paños menores, y salía tan ricamente disfrazado de inocente frailecillo. Que una joven moza visitaba a su querido amante en prisión, la amordazaba y ataba con las sabanas, y dejándola en enaguas, salía el mismo disfrazado de pudorosa doncella.   

Cuentan que en una ocasión la policía lo siguió a una taberna. Un sargento y cuatro hombres más se acercaron a él que estaba tranquilamente sentado tomándose una copa. "Si buscais a Vidocq, no tardará en aparecer. Ocultaos en esa despensa y cuando llegue os aviso". Les dijo tan campante. Luego evidentemente los encerró. 

También intentó fugas tradicionales, es decir, el clásico agujero en la pared. Pero su colega y él calcularon mal, Vidocq pudo entrar por el hueco, pero luego no podía salir y tuvo que gritar pidiendo auxilio. Varios días después cuando lo llevan a juicio observa como el guardia deja la capa y el gorro en una silla, se los apropia, se los pone, coge a un preso del brazo, y sale por la puerta como si lo llevara de vuelta a prisión.

No todas sus fugas salían bien, a veces acababan en auténtica chapuza, como la vez que lo encerraron con otros tres "fuguillas" que habían estado cavando un túnel en el suelo para caer al río y salir nadando, lo malo es que la celda estaba a más bajo nivel,  y fue el río el que acabó entrando en la celda, y los presos nadando y gritando para que los rescataran. 

En 1798 es condenado a galeras, un preso le facilita una lima, una peluca y un pantalón y camisa de marinero. Con la lima se deshace de los grilletes, saca una madera y se escapa a la ciudad. Allí con la peluca puesta y tras pedirle fuego al guardia de la puerta entra tranquilamente sin que le detengan. 

Es igual, pronto vuelve a estar detenido, pero ahora masca tabaco, se lo traga y finge ponerse enfermo. Trasladado a la enfermería, ¿a quién iba asaltar para procurarse un disfraz? Pues a la monja que lo atendía, y así, Françcois Vidocq  se va vestido de monja a los barrios bajos para unirse a una cuadrilla. 

Nuevamente es condenado a trabajos forzados. Se vuelve a hacer con una lima y escapa, pero le siguen los pasos. ¿Cómo despistar a los perseguidores? Fácil. Incorporándose a un cortejo fúnebre, y fingiendo estar absolutamente apesadumbrado por la trágica defunción, así traspasa las puertas de la ciudad sin que le pidan la tarjeta verde necesaria para salir.   

Corsario, falsificador, salteador de caminos campesino, comerciante, noble austríaco, profesor sobón de alumnas, fueron algunos de sus variopintos disfraces  o profesiones según le interesara. Al final harto de tanta fuga y cambio, optó por lo más insólito, ofrecer sus servicios a la propia policía.

En 1809 se presenta ante el general de la policia de París, Dubois, y le ofrece sus conocimientos y habilidades. Éste desconfía: "Si cumples una condena sin fugarte te dejaré que al salir te incorpores a la policía". Pero a Vidocq  lo de ir a la cárcel no le convencía, y hace una contraoferta. "Que sus mejores hombres me lleven a prisión, si me fugo en lugar de marcharme volveré aquí, y le demostraré que soy de fiar". El trayecto de comisaria era corto, iba a ir maniatado y custodiado por los mejores policías. El comisario acepta, la fuga es imposible. Antes de una hora, Vidocq se presenta en el despacho de Dubois: "¡Sus hombres parecen haberme extraviado, general!"  Y ese fue el final de la carrera delictiva de Vidocq que desde entonces y hasta su muerte en 1857 pasó a trabajar para el otro lado del la ley..

Vidocq escribió sus memorias, y sus historias sirvieron de base a numerosos escritores que crearon personajes basándose en sus andanzas. El cine y la literatura acabarían por convertir a Vidocq en una leyenda, aunque pocos saben que sirvió de base para los personajes de "Los Miserables, para Auguste Dupin de Poe, y dicen que incluso para el propio Sherlock Holmes. 

EL EMPECINADO


LOS DESASTRES DE LA GUERRA

Título Original: Los desastres de la guerra

Año: 1983

Nº de Episodios: 6 (300 min.)

País: España

Director: Mario Camus

Reparto: Sancho Gracia, Francisco Rabal, Bernard Fresson, Mario Pardo, Carlos Larrañaga, Philippe Rouleau, Francisco Cecilio, Ángel Alcázar, Manuel Alexandre, José Bódalo.




Goya reflexiona después de ser perdonado por Fernando VII sobre la barbarie de la guerra. Luego en un salto hacia atrás en el tiempo nos situamos en Bayona, la fecha, 14 de abril de 1808, Napoleón discute los planes para  España. Mientras en España Goya observa como se va enrareciendo la situación, su mirada acabará plasmánandose en la serie de grabados titulados precisamente los desastres de la guerra. Desde este día hasta 1814 se va a ir siguiendo el desarrollo de la Guerra de Independencia de España. Los enfrentamientos entre el guerrillero Juan Martín "El Empecinado", y el general francés Hugo conducen la acción siempre bajo la atenta mirada del pinto Francisco de Goya.   

Si "El Empecinado" es la figura que conduce la acción, con un Sancho Gracia salido de "Curro Jimenez" en la cima de su popularidad, no es menos cierto que el resto del elenco llena una serie repleta de magníficas interpretaciones. Por los seis capítulos desfilan Napoleón, Jose I, Wellington, Carlos IV, una recreación casi perfecta de Fernando VII ( un Paco Cecilio que parece sacado de un cuadro), casi un quien es quien de la Guerra de la Independencia.

El experimentado Mario Camus dirige la serie con maestría aprovechando al máximo los recursos y el magnífico guión de Rafael Azcona, Eduardo Chamorro y Jorge Semprún. Si bien no vamos a gozar de espectaculares batallas, ni movimientos ingentes de figurantes ( hoy se apañaría con el ordenador), la historia está tan bien contada que no lo necesitamos. Como los franceses pusieron su dinero y algunos actores en la producción, en este caso los peor parados van a ser los ingleses, lo cual aleja a la serie de lo que suele ser habitual, donde el francés es el malo "maloso", pero eso sirve para dar una visión de como una guerra siempre degenera en atrocidades por ambos bandos, sin olvidar  que es un producto de su época, y no vamos a ver los excesos a que series como "Espartaco" nos tienen acostumbrados.

Si queda algún historiador, aficionado al cine histórico y por consiguiente a las series del mismo genero, que aún no haya visto "Los Desastres de la Guerra", que corra raudo a hacerse con una copia, eso sí que no espere ver la segunda parte de "Curro Jiménez", porque los Desastres es otra cosa. 

UN INGLES EN EL IMPERIO


SHANDY

Título Original: Shandy, un anglais dans l´empire

Guionista: Matz

Dibujante: Dominique Bertail

Año de Publicación: 2004-2006

País: Francia









París 1803. "Como comenzó todo. No estoy muy seguro. Llevaba dos años viajando por Francia y tenía sed de nuevas aventuras."Un joven caballero ingles Shandy Ratcliffe ha saltado al continente en busca de aventuras, y éstas le encontrarán a él. Un tesoro supuestamente custodiado por un fantasma, una bella mujer, una conspiración contra el Consulado, son los primeros pasos del joven aventurero. Pronto se verá forzado a huir y a alistarse en el triunfante ejercito napoleónico. Dos años más tarde sus aventuras continuán en el frente, y los enemigos le persiguen también allí hasta encontrase en medio de la batalla de Austerlitz, el 2 de diciembre de 1805.

En hasta ahora dos volúmenes "Agnes", y "El dragón de Austerlitz" se nos cuentan las aventuras de un joven inglés en la Europa dominada por los avances de Napoleón. Los amores, intrigas y aventuras dominan en un cómic con un dibujo cautivador. Las escenas de la batalla de Austerlitz que Bertail despliega en el segundo volumen son absolutamente impresionantes. Mientras en el primer volumen se nos muestra una historia de amor y engaño, en el segundo impera lo militar, los campamentos, las campañas, las pequeñas refriegas y finalmente la gran batalla.

No estamos ante una historieta de personajes históricos, Napoleón casi no aparece, ni de grandes acontecimientos históricos minuciosamente relatados, estamos ante un cómic de aventuras ambientadas en las campañas napoleónicas, y ese es su fuerte (al menos en su segundo volumen). Con un toque a "Los miserables" en su primera parte o a "Los duelistas" en la segunda, las aventuras de Shandy divierten y entretienen y hacen que esperemos nuevas entregas.
    

LA FUGA DE BORMANN

OPERACIÓN VALHALLA


Título Original: The Valhalla  Exchange


Autor: Harry Patterson


Año de Publicación: 1976


País: Inglaterra


Marco Temporal: 1945


Marco Espacial: Alemania


En Bolivia un reportero investiga la muerte de un hombre llamado Bauer porque sospecha que fue Martín Bormann. En el pueblo se encuentra con un general norteamericano Halmilton Canning, quien le va a relatar lo que sucedió los últimos días de la guerra. Así el coronel narrador de la historia se remonta en el tiempo hasta el 25 de abril de 1945. Desde ese momento seguiremos los caminos de una serie de personajes aparentemente inconexos entre sí pero que irán todos a confluir en el inevitable final de la historia. El capitán americano Jack Howard  y su pequeño grupo de hombres, el mayor Karl Ritter del 502 Batallón de Carros Pesados y su mano derecha Erich Hoffer, y por supuesto los últimos supervivientes del agonizante régimen nazi refugiados en el búnker de un Berlín destrozado, con Bormann como la figrua central en las intrigas. Más figuras ficticias e históricas se incorporan a la narración como el propio Canning, Goebbels , o el propio Hitler.

Harry Patterson, también conocido como Jack Higgins, es un prolífico autor de best sellers con ambientación variada, pero con una especial habilidad para crear novelas de acción en la Segunda Guerra Mundial. Sus obras suelen enganchar desde la primera pagina, dotadas de un ritmo trepidante y una sólida intriga te trasladan a los escenarios del mayor conflicto hasta el momento de la Humanidad. Algunas de sus obras han sido adaptadas y llevadas al cine o la televisión con un cierto éxito, porque la firma de Patterson suele garantizar entretenimiento seguro. "Operación Valhalla" es una de sus mejores obras, y tiene casi todo lo que se puede esperar de este tipo de novelas.  

Si os gustan las historias del fin de la Alemania nazi, de la huida de los jerarcas del partido alemán, y de aventuras en el marco de la Segunda Guerra Mundial, "Operación Valhalla", proporciona todo eso. Con la excusa de la posible fuga del intrigante Martin Bormann se nos hace un rápido recorrido por Berlín y sus alrededores en los último días de la guerra. Con la película "El hundimiento" o el docudrama "La última batalla" los ávidos del final del Tercer Reich tienen unas buenas historias que disfrutar.        

MAORIS CONTRA EL IMPERIO BRITÁNICO

RIVER QUEEN

Título Original: River Queen

Año: 2005

Duración: 114 min.

País: Nueva Zelanda

Dirección: Vicent Ward

Reparto: Samantha Morton, Kiefer Sutherland, Cliff Curtis, Temuera Morrison, Anton Lesser, Rawiri Pene, Stephen Rea.

Marco Temporal: 1854-1869

Marco Espacial: Nueva Zelanda


En 1854  Sarah O´Brian crece entre soldados en un puesto fronterizo de Nueva Zelanda, al lado del Gran Río. Sarah se enamora de un joven nativo y queda embarazada de él. Muerto el padre de su hijo, abandonada por su propio padre, Sarah cria sola a su hijo Boy. Siete años después el abuelo maorí del niño lo secuestra.Desde ese momento Sarah comienza la búsqueda de su hijo río arriba, su única ayuda es un soldado amigo, Doyle. Los años pasan y la protagonista es llamada por Wireumu, el tío del muchacho para que ayude a sanar a un líder maori. La joven con los conocimientos aprendidos de su padre remonta el río hasta el territorio donde se refugian los maoris rebeldes al gobierno neozelandés. Es el año 1868, han estallado las guerras maorís, y Sarah se encontrará en medio del conflicto, dividida en sus lealtades y sus amores. 

La película mezcla en su trama elementos de drama romántico en escenarios exóticos, con otros de película de aventuras, y todo aderezado con unas pizcas de historia local. En España la crítica no la recibió muy bien, y pasó bastante desapercibida, y la verdad es una pena. Al margen de las historias de amor, la búsqueda desesperada  del niño perdido, los choques culturales con los rechazos a quien pervierta el orden social, queda de fondo una lucha feroz de un pueblo en retroceso frente al colonialismo. El avance del hombre blanco "civilizando" a salvajes lo hemos visto ya más veces en el cine, y a lo largo de la Historia ha sido una constante que el imperio poderoso someta al pueblo más débil, pero al menos yo siento una cierta debilidad por estas historias de "perdedores" (será que me identifico con ellos).

El contexto histórico de la película es la llamada guerra Titokowaru que enfrentó a los maoris con el Gobierno de Nueva Zelanda, y que duró desde Junio de 1868 a marzo de 1869. Guerra surgida por los avances de los colonos europeos apropiándose de tierras de los indígenas, provocando la violenta respuesta de estos, que se unifican bajo la guía de un líder mezcla de guerrero y sacerdote profeta que los conduce a una  feroz campaña destinada a aterrorizar a los blancos para forzarlos al abandono de sus tierras, parece ser que mutilaron, cocinaron y se comieron a algún que otro soldado neozenlandés. La escena del film donde el jefe Titokowaru escribe una carta amenazante verídica: " Yo he comenzado a comer la carne de un hombre blanco... Mi garganta está continuamente abierta para comer carne humana de día y de noche". A pesar de esto la película no es ni truculenta, ni épica, pero sí interesante. No siempre podemos disfrutar de un film que nos cuenta un pedazito de Historia de un rincón del mundo para la mayoría de nosotros alejado y casi desconocido. Como dirían los de Teruel: "Oceania también existe". 

REYES FRANCESES DE LA EDAD MODERNA Y SUS DOBLES

LA MONARQUÍA FRANCESA DE LA EDAD MODERNA EN EL CINE Y LA TELEVISIÓN


Los reyes franceses también tuvieron sus copias cinematográficas, algunas con más acierto que otras como iremos viendo.

Luis XII (1498-1515) llamado "el padre del pueblo". En el cine se prodigó poco y será la película "la Espada y la Rosa (1953 donde Jean Mercure interprete al monarca en una producción de la Disney.

Francisco I (1515-1547). El rey guerrero, el rey caballero, muchos sobrenombres para un auténtico impresentable. La película "Diana" de 1954, también titulada en España "Astucias de mujer" nos mostraba a Pedro Armendariz en el papel del rey.


Enrique II (1547-1559). Su muerte es casi más conocida que su vida, y supuso el estrellato para el adivino de turno. En la interesante "Nostradamus" de 1994, el rey es interpretado por Anthony Higgins.

Francisco II (1559-1560) No duró mucho en el trono, ni en su matrimonio con María de Escocia con quien se casó a los 15 años, para llegar a rey con 16, y morirse con 17, todo un carrerón.  En la serie de adolescentes desbocados titulada "Reign" (2013) Toby Regbo hace de Francisco II,
Carlos IX (1560-1574) La matanza de hugonotes ordenada en 1572 oscureció para siempre su reinado. La magnífica película basada en la obra de Dumas "La Reina Margot" (1994) lo retrata en la figura de Jean-Hugues Anglade, y el parecido es asombroso al margen de las melenas del actor.

Enrique III (1574-1589) Primero fue rey de los polacos, y luego de los franceses. Con fama de amanerado, y de acostarse con todo lo que se moviera, fue el último rey de la dinastía Valois. En la serie "La dama de Monsereau"(2008), también adaptación de la obra de Dumas, es el actor Patrick Fierry quien lo encarna.

Enrique IV (1589-1610) Para los franceses el mejor rey que gobernó Francia, y con quien se inauguró la dinastía de los borbones. Con película dedicada a él "Enrique IV" (2010) fue Julien Boisselier su protagonista.


Luis XIII (1610-1643) Llamado el Justo, fue temporalmente también conde de Barcelona. La famosa novela de Dumas lo inmortalizó, así en "Los tres mosqueteros" de 1974 el rey es Jean-Pierre Cassel.

Luis XIV (1643-1715) El Rey Sol trajo a Francia la sofisticación de un estilo propio, y un mal olor también personal. Fue numerosas veces reflejado en el cine. En "La máscara de hierro" de 1977, Richard Chamberlain se pone en su piel.

Luis XV (1715-1774) Conocido como el Bienamado, aunque no se si por su pueblo o por las numerosas amantes. En la miniserie televisiva "La Marquesa de Pompadour" Vicent Pérez interpreta al monarca.

Luis XVI (1774-1791) Con la Revolución cae la Monarquía en Francia, y empieza la Edad contemporánea, lo malo es que también cae la cabeza de este rey. Películas sobre la Revolución y el rey guillotinado se han hecho hasta el cansancio. Por parecido me quedo con el clásico de 1938 "María Antonieta" con un Robert Morley calcado al orondo rey.



LUIS XIV NO TAN SOLEADO


LUIS XIV EN EL TRONO

LUIS XIV fue rey de Francia desde 1643 a 1715. Se le denominó "el rey Sol", y su nombre es ejemplo de sofisticación, lujo y refinamiento. Puso de moda las enormes pelucas rizadas, los encajes venecianos en los puños, y sobre todo los zapatos de lujo. Fue por tanto un adelantado del "pijismo" actual. Las grandes marcas y diseñadores de moda hubieran tenido su mejor abanderado en el extravagante monarca, que llegó a prohibir el uso de tacones para que nadie le superara en estatura.

En el cine galanes de todas las nacionalidades han interpretado al rey francés, Leonardo di Caprio se puso en la piel del rey en la película "El hombre de la mascara de hierro". Pero ¿era tan "Mega fashion" el rey sol?

Por lo pronto Luis XIV era uno de los mayores comilones de la historia, según sus allegados se podía meter entre pecho y espalda una suculenta comida consistente en: Cuatro platos de diferentes sopas, un faisán entero, luego algo más ligerito, una perdiz; y una vez que había abierto el apetito, lo acompañaba con algo para mantener la linea, una fuente de ensalada, y para terminar bien antes de pasar a los postres, dos lonchas de jamón; después por supuesto no perdonaba el postre, una bandeja de pasteles, algo de fruta, y por si se quedaba con hambre dos huevos duros.

De acuerdo, todos nos podemos permitir de vez en cuando un exceso, y sobre todo en Navidades, pero es que lo de Luis XIV era permanente. Además sufría las consecuencias de ello, a parte de las marcas de viruela y la gonorrea permanente fruto de otro tipo de excesos, el rey padecía de los dientes. Tuvieron que arrancarle toda la dentición superior del lado izquierdo, y cauterizar con hierros al rojo el paladar en varias ocasiones, porque los líquidos que bebía se le salían por la nariz, y su aliento era apestoso, por ello sus amantes pusieron de moda los pañuelos perfumados que se llevaban a la nariz con tanta frecuencia. Como es lógico, a su voraz apetito le seguían fuertes dolores intestinales y problemas gástricos variados. A su muerte la autopsia reveló que tenía un estómago y unos intestinos el doble de los de una persona normal.

Pero siempre nos quedará Versalles, estaréis pensando. Palacio hermoso y sofisticado donde los halla con fiestas lujosas en las que se daba de comer hasta a 1500 invitados, pero... sin un sólo baño. ¿Para que creéis que eran los hermosos jardines? Pues sí, estaban muy bien abonados. Salvo el rey que nunca evacuaba en los jardines. ¿Por qué, si con lo que comía, el hombre debía de ir ligerito?

Luis XIV necesitaba con frecuencia "mover los intestinos". Con tanta sopa y pasteles ya os podéis imaginar que no era de constitución atlética, sino más bien regordete y solía tener necesidades repentinas e imperiosas. Pero la vida social y laboral del rey estaba regulada hasta el mínimo detalle: de 7,30 a 8 levantarse y desayunar, a las 10 asistir a misa, etc. En las audiencias se tenía que sentar, (además tenía una fistula anal que le impedía a veces estar de pie o caminar con normalidad) para ello usaba un trono diseñado especialmente para él, estaba perforado con un agujero, y así el monarca podía realizar sus evacuaciones sin necesidad de interrumpir las embajadas, audiencias o tratados. Si uno iba a solicitarle una prebenda, la respuesta del rey podía ir acompañada por diversos sonidos no emitidos por su boca, y de un repentino perfume que acababa con las ganas del peticionario. Nadie se acercaba o se mantenía en las cercanías del trono (de ahí la fama de distante del monarca) convenía mantener la distancia con el monarca por digamos razones de "protocolo". 

En una sociedad donde la higiene brillaba por su ausencia, Luis XIV era el rey. Regordete, con marcas de viruela en la cara, enano acomplejado, sin dientes, y de aliento apestoso, chorreando líquidos por la nariz, con pelucas inmensas bajo las cuales se desarrollaba una intensa vida parasitaria,  con gonorrea, caminando encorvado y con las piernas abiertas, y oliendo a...será mejor que lo deje aquí. Me parece que prefiero visitar el Versalles de hoy en día.  ¡Eh!, esto...Leonardo... no sé como decírtelo...creo que no te va el papel.




EL MONJE REBELDE


LUTERO

Titulo Original: Luther

Año: 2003

Duración: 121 min.

País: Alemania

Dirección: Eric Till

Reparto: Joseph Fiennes, Jonathan Firth, Alfred Molina, Claire Cox, Peter Ustinov, Bruno Ganz, Uwe Ochsenknecht, Mathiu Carrière, Banjamin Sadler, Jochen Horst, Torben Liebrecht, Maria Simon, Lars Rudolph, Marco Hofschneider. 



Lutero corre por un camino embarrado durante una fuerte tormenta. Ante el terror a la muerte jura a Dios ponerse a su servicio si éste le salva la vida. En 1505 entra en una orden monástica cumpliendo así su promesa. El ahora monje observa la corrupción que domina la cristiandad, ante esto reacciona creando las 95 tesis. Estas tesis entre otras cosas condenaban las bulas de indulgencia y negaban algunos dogmas. Pronto consigue seguidores, pero también enemigos. La Iglesia le obliga a acudir a Wörms para que se retracte. Él se niega, y a partir de aquí comienza lo que conocemos como la reforma protestante.    

A lo largo de la película se encuentra con personajes importantes de la historia como Carlos V de Alemania y con el papa León X. La trama principalmente se desarrolla en Alemania y Roma entre el año 1505 al 1525 aproximadamente.

El film es interesante y educativo debido a que nos enseña las causas del comienzo del protestantismo, que no tiene nada que ver con protestar por todo, que de eso sé mucho. Aunque realizada para mayor gloria del protestantismo, al estilo de los films hagiográficos contándonos las bondades de los santos, "Lutero" es una película correcta, bien interpretada y bien ambientada. El tema de la misma no es que sea precisamente para generar un entretenimiento espectacular, pero si ejemplifica muy bien una época y unos acontecimientos que cambiarían para siempre la Historia de Europa y su posterior evolución.

El Papa o el emperador quedan eclipsados por la figura del personaje biografiado, el monje rebelde Lutero, bien interpretado por Joseph Fiennes. Las críticas acusaron a la película de cierta frialdad, de parecer más una tele movie que un film. Pero la realidad es que "Lutero" cumple las expectativas, muestra con bastante fidelidad, eso sí y como es lógico desde el lado protestante, el camino recorrido por el monje que osó rebelarse contra la Iglesia Católica y los poderes establecidos en su época.      

DOS MERCENARIOS EN LAS GUERRAS DE RELIGION



LOS CAMINOS DE MALEFOSSE


Título Original: Les Chemins de Malefosse

Guionista: Bardet

Dibujante: Dermaut/Goepfert

Año de Publicación: 1983-2012

País: Francia

Marco Temporal: 1589-1594

Maro Espacial: Francia







En 1589 dos mercenarios alemanes Gunther y su amigo Pritz comienzan sus andanzas por una Francia agitada por las guerras de religión. El joven Gunther valeroso, idealista, oscila entre la agudeza mental y la ingenuidad más absoluta, las bellas damas que se cruzan en su camino suelen manipularlo con cierta facilidad. Su compañero, Pritz, es el veterano, aparentemente más simple, fiel a su amistad, y más preocupado por la próxima mujer con quien acostarse que por consideraciones religiosas o morales; en realidad está más curtido,es más escéptico y desconfiado, y por supuesto menos idealista que su amigo.

Durante al menos veinte volúmenes los protagonistas conocen a los más variopintos personajes, se cruzan con  peligrosas mujeres como Pernette, se cruzan con miembros importantes del partido hugonote o de sus rivales la Liga católica. El nuevo rey Enrique IV, la reina Margarita, son actores históricos de sus aventuras junto a personajes ficticios como el  Arcángel o Cara Tiznada que de forma recurrente se presentan en los caminos recorridos por estos dos deambulantes que son llevados de acá para allá a veces con propósitos poco claros. En 1594 los dos mercenarios han pasado por casi todo, muchos de sus colaboradores y amigos han muerto, nuevos personajes han aparecido, y otros reencuentros han sucedido en este sin fin de caminos entrecruzados. 

A partir del volumen 13 se produce un cambio de dibujante, y entra en escena Goepfert como nuevo ilustrador. Los pueblos, las aldeas, las tabernas, los campos y bosques, las ciudades, y algún que otro palacio siguen siendo los escenarios habituales. Los tipos rústicos, los obispos, nobles, soldados, inquisidores  de aspecto sombrío casi todos ellos se alternan con bellas mujeres y otras, las favoritas de Pritz más entradas en carnes, llenan las paginas de este inagotable peregrinar de desigual resolución.

Frente a historias bien contadas, magníficamente guionizadas, y estupendamente plasmadas en imágenes, hay otras de guión confuso, y trazo rápido como si se tuviera prisa por terminar. Tantos años e historias publicadas llevan a los personajes a madurar y con ellos a sus creadores, pero en el camino, siempre presente,  a veces se pierde coherencia.

Después de leer el cómic de "Las 7 vidas del Gavilán", casi es obligado continuar con los de Malefousse que se situarían cronológicamente después, al tiempo que los combinamos con la lectura de la Trilogía de los Valois, o sus adaptaciones cinematográfica, "La Reina Margot", y televisiva, "La dama de Monsereau". 

Y si alguien está pensando en si el cambio de dibujante afectó a la calidad de las historietas os dejó un ejemplo de cada uno, y vosotros juzgáis.

Tomo 8. Dermaut
Tomo 19. Goepfert



EL REY ENRIQUE Y SUS ESPOSAS

LOS TUDOR

Título Original: The Tudors

Año: 2007-2010

Nº de Episodios: 38 en 4 temporadas

País: Irlanda/Canada

Creador: Michael Hirts

Reparto: Jonathan Rhys-Meyers, Callum Blue, Henry Cavill, Sam Neill, Jeremy Northam, Maria Doyle Kennedy, Natalie Dormer.

Marco Temporal: 1519-1547

Marco Espacial: Inglaterra


Son los primeros años del reinado de Enrique VIII de Inglaterra. El joven y despreocupado monarca salta de cama en cama y de juerga en juerga acompañado por su amigotes que le siguen en sus correrías. El cardenal Wolsey es el auténtico poder en la sombra. Aún muy lejos del megalomaníaco en el que se convertiría con el tiempo, el rey Enrique ya empieza a dar muestras de su carácter inconstante. Es el año 1519,  el monarca inglés es un ejemplo de devoto cristiano, y mantiene unas magníficas relaciones con la Santa Sede, pronto eso cambiará.Obsesionado por obtener un heredero legítimo para el trono, el rey va a comenzar un proceso para separarse de su primera esposa Catalina, al tiempo que mantiene una relación con la ambiciosa Ana Bolena.

A lo largo de la primera temporada serán el cardenal Wolsey, la reina Catalina y la amante Ana Bolena en quienes se enfocará la atención de la narración hasta el final del último capítulo. Ana Bolena domina casi por completo la segunda temporada, aunque personajes secundarios de la corte van poco a poco tomando relevancia. Cronwell se convierte en el centro de las intrigas en la tercera temporada, y las amantes y esposas del rey se van sucediendo hasta llegar a Catalina Howard. La cuarta temporada comienza en 1540, Enrique VIII lleva 30 años de reinado (en la serie está como el primer día) y a lo largo de la última temporada asistiremos a un desfile de personajes relacionados con los últimos años de reinado del monarca.

La serie fue un total y absoluto éxito, y lo que en principio iba a ir encaminado a mostrarnos la juventud y primeros años del rey Enrique VIII acabó siendo un recorrido por todo su reinado. Se encareció enormemente el proyecto, pero el éito internacional fue tal que algunos de los actores implicados en ella acabaron dando el salto a Hollywood y han visto su carrera lanzada al estrellato. Las interpretaciones sobre todo de algunos secundarios son de tal calidad que los errores históricos acaban por parecernos irrelevantes.

Y errores históricos tiene pero a montones. Debe de ser una de las series históricas con más meteduras de pata y sin embargo que más se  han disculpado. Hay pocos aficionados a las series históricas que no hablen maravillas de "Los Tudor". ¿A qué se debe este fenómeno? Las vestimentas la mayoría de las veces no pegan ni con pegamento de contacto ( el de los chinos no, el otro); el reparto está mal escogido en cuanto a parecido o verosimilitud, no hay más que ver al guapetón Enriquito: morenazo, de ojos claros, y figura atlética, muy alejado del gordinflón pelirrojo que fue en realidad, y los errores históricos de todo tipo son frecuentes a lo largo de toda la serie. Entonces, ¿ por qué nos gusta tanto?

Habría que llamar a un sociólogo para analizar el fenómeno de "Los Tudor" que además ha puesto de moda las series históricas o de época. Pero creo que fue simplemente: momento y oportunidad. Con una televisión plagada de "realitys", telenovelas de mercadillo, programas de cotilleos y miserias varias, la serie con buenos guiones y mejores interpretaciones fue un soplo de aire fresco. A partir de "Los Tudor" han ido apareciendo otras series buscando el mismo éxito, algunas con mayor fortuna, otras con una degeneración espectacular del género (un ejemplo de esto último "The Reign" donde se nos castiga la retina con un conjunto de animadoras bobaliconas ejerciendo de damas de la corte francesa del XVI), pero la serie de "Los Tudor" abrió un nuevo camino a la ficción histórica, y eso, los aficionados se lo debemos agradecer.    

EL JARDÍN ENCANTADO





BOMARZO


Título Original: Bomarzo


Autor: Mauel Mújica Lainez


Año de Publicación: 1962


País: Argentina


Marco Temporal: 1512-1572


Marco Espacial: Italia



Pier Francesco Orsini  nos va a narrar su vida desde su nacimiento en 1512 hasta su fallecimiento en 1572. Pier Francesco es noble italiano cuya vida se desarrolla en el marco de la Italia renacentista, pero Orsini es jorobado y cojo, tal vez por eso su visión del mundo está plagada de un cierto cinismo. El duque de Bomarzo creará un jardín que plasmará sus fantasías, pesadillas, horrores, un jardín que perdurará en el tiempo. Y como el jardín su historia verá crecer hechos y acontecimientos, personajes y figuras históricas. 

Se nos relatará la coronación de Carlos V, la batalla de Lepanto, el ascenso de Papas y artistas.Clemente VII,  Benvenutto Cellini, Miguel Angel, y tantos otros desfilan por las paginas de la narración del duque. Las familias que dejaron su huella en el Ranacimiento, los Medici, los Colonna, y por supuesto los Orsini, luchan por su espacio en este magno retrato renacentista.

La obra casi carente de diálogo es una descripción continua, una fotografía realizada desde los ojos del intrigante noble. Las arquitecturas, los jardines, los personajes están capturados en su esencia en su forma de ser, de existir, incluso aún cuando el autor recurra a anacronismos léxicos. El lector actual se sumerge en el mágico jardín literario de Bomarzo, y se deja llevar.

La literatura, el arte y la política del siglo XVI en Italia llenan las paginas de "Bomarzo", pero por encima de ellas están los sentimientos, la prosa del argentino Mújica Lainez en su novela genera un sentimiento mágico casi poético, al igual que las extraordinarias formas que pueblan el verdadero jardín de Bomarzo. Desde la publicación de la novela, para el lector de esta, es ya imposible disociar el Bomarzo literario del Bomarzo real, y si alguna vez paseáis por los fantásticos jardines es seguro que en algún rincón creeréis ver la triste figura del oscuro noble.
 

EL REY DE LOS CERDOS


LUIS XI Y SUS AFICIONES MUSICALES

Luis XI (1423-1483) rey de Francia apodado "El Prudente", aunque en verdad no creo que ese sea el sobrenombre que mejor le cuadre, tenía unas aficiones un tanto peculiares. El rey francés era feo con avaricia, si no que se lo digan a su joven esposa que con 8 años al ver con quien la habían prometido se echo a llorar, y creo que ya no paró, pero es que además era tacaño, y supersticioso. Si no cobrabas una deuda o una recompensa por él prometida en el momento, te podías ir despidiendo de recibirla, salvo que fueras un adivino, astrólogo o algo parecido y le vaticinaras malas nuevas sin fin si no te pagaba. 

Pero del rey Luis, hoy nos interesa otro aspecto, sus aficiones musicales. Como era habitual en la época , el rey y los cortesanos, que se debían de aburrir mucho, organizaban sesiones musicales donde maestros del canto y la música se reunían y tocaban diversas piezas para el deleite de los congregados en los regios salones. Para el organizador de los saraos reales debía de ser todo un problema preparar una velada que superara a la anterior por su originalidad o diversión, jugar al escondite entre las faldas de las damas, planificar cacerías, o preparar una operación de cálculos renales en vivo con un condenado para diversión  del rey, ya estaba muy visto, de manera que el chambelán ideó una nueva diversión: un concierto porcino.

Se llenó el salón con una piara de cerdos a los que previamente se les había vestido con ropas de mujer. Los cortesanos encantados comenzaron a aplaudir. Luego el director del improvisado coro armado con punzones se dedicó a ir pinchando a los gorrinos en sus sonrosados traseros, el coro de chillidos, gruñidos y berridos le pareció al público asistente música celestial y aplaudieron la ocurrencia. No me puedo ni imaginar como quedó el salón luego de la insigne actuación, ni como se las apañaron para mantener los vestiditos en su sitio,  para que estuvieran quietos o emitieran el sonido deseado por el director. Pero la gracia no acabó ahí.

El rey  Luis XI encantado con los gorrinos retó al abad Baigne, su músico predilecto, a que sacara algo de armonía de semejante coro porcino. El músico aceptó a  cambio de una suculenta cantidad de dinero y un adelanto para gastos que se apresuró a cobrar (conocía la morosidad del monarca). Le pidió dirigir él mismo el concierto y que le dieran un plazo de un mes.

Baigne compró 32 cerdos, separó 8 marranas para las voces de tenor, 8 jabalís paras voces bajas, 8 cerdos para contraaltos, y 8 cerdos jabatos a los que capó para hacer de sopranos. Con semejante coro se dispuso a organizar el evento. Para acabar de rematar la jugada mandó construir un órgano con tres teclados que se conectaban a las jaulas donde estaban inmovilizados los gorrinos, y que al presionar las teclas recibían un pinchazo que les ponía a cantar "ipso facto". Ensayó unos cuantas veces, y finalmente organizó el concierto al aire libre.

Se instaló una tribuna, una carpa donde se ocultaron las jaulas, y se planificó todo adecuadamente. Luis XI y sus amigotes asistieron a la llegada del abad que se sentó a tocar un enorme órgano. Cuando tocaba una tecla, el puerco pinchado cantaba su nota, al tocar dos, o varias, se le incorporaban los respectivos, y si presionaba todas, el conjunto polifónico era espectacular. El abad tocó hasta tres piezas diferentes, y tanto fue el éxito que tuvo que repetirlas. Al acabar por supuesto el rey comprobó que no hubiera truco y mando abrir los toldos para ver a los aplicados cantantes.

La respuesta del Baigne que sólo era abad de nombre fue antológica: "Alteza, en 24 días he enseñado a cerdos a decir AB, pero en 34 años no se lo he enseñado a reyes". El rey entendió que le pedía el nombramiento real de abad con sus prebendas, y se lo concedió, divertido por la osadía del músico. 

Luis XI debía de sentirse muy identificado con los improvisados cantantes puesto que el mismo no se había bañado en su vida más que una sola vez, y eso había ocurrido por prescripción de su médico. Nadie cuenta cuál fue la carrera musical  posterior del conjunto porcino o si acabaron como embutidos. Tampoco que yo sepa se ha vuelto a oír el concierto para marrano y órgano, ni siquiera en los 40 principales. Y lo que es más importante quién se encargó de limpiar el desaguisado, aunque claro con semejante rey cuyo sentido auditivo no debía de ser muy bueno, el olfativo tampoco le debía funcionar correctamente y dejara las cosas tal cual; al fin y al cabo sus cortesanos ya debían de estar acostumbrados al olor a cerdo...real.

Mis últimas investigaciones históricas muestran, como se puede apreciar en la foto de arriba, como dos de los cerdos supervivientes decidieron montar un dúo, aunque no sabemos si alguno de ellos era o tenía que ver con el monarca, si sabemos que no triunfaron pues la historia no dejó constancia de ello.


    

UN ITALIANO EN LA CORTE DEL GRAN KHAN


MARCO POLO

Título Original: Marco Polo

Año: 1982

Nº de Episodios: 4 a 8 (480 min.)

País: Italia/ Estados Unidos

Dirección: Giuliano Montaldo

Reparto: Ken Marshall, Delhom Elliot, Tony Vogel, David Warner, F. Murray Abraham, Mario Adorf, Patrick Mower, Ruocheng Ying, Beulah Quo, Junichi Ishida, James Hong, Gordon Mitchell.

Marco Temporal: 1254-1298

Marco Espacial: Italia, Próximo Oriente, China


Mar Adriático, 1298. A Marco Polo se le ha ordenado tomar el mando de un barco para luchar contra la poderosa flota genovesa.  Las cosas no salen como estaba previsto y el navegante acaba en una prisión de Génova. Durante su cautiverio el veneciano Polo relata sus viajes a un compañero de prisión que toma nota de sus relatos. Será el escribano quien ante el interrogatorio de sus captores cuenta la historia de su compañero de cautiverio.

Desde el nacimiento de Marco Polo en Venecia en el año 1254 comenzamos a asistir a la infancia del joven hasta llegar a la adolescencia, siempre soñando y esperando el regreso de su viajero padre. En 1269 el joven Polo asiste al regreso de su padre y su tío. En 1271 Venecia decide enviar de vuelta a los Polo a China que se han presentado como embajadores del Gran Khan, sólo que esta vez el joven Marco se incorporará al viaje. Desde Venecia los Polo se trasladarán a San Juan de Acre en Tierra Santa, y aquí comenzarán el más fabuloso viaje de la Edad Media. 

Desiertos, ríos, montañas heladas, guerras, enfermedades, son algunas de las dificultades que los viajeros se toparán en su camino hasta llegar a la corte de Kublai Khan. Allí Marco Polo se hará amigo del hijo del Khan, Chinkin, se convertirá en prefecto del Khan, asistirá a conspiraciones internas, y al enfrentamiento con Japón.

Esta superproducción fue en su momento una de las grandes apuestas de la televisión italiana. Con una inversión múltimillonaria, con la presencia de grandes estrellas del cine como Burt Lancaster en el papel del Papa Gregorio X, John Gielgud, o Anne Bancroft, utilizando más de 40.0000 figurantes, y un rodaje de 4 años por Europa, Asia y África, el resultado no podía ser más que notable. El metraje de la miniserie se distribuyó en 8 episodios en algunos países, o en cuatro en otros con el primero y el último de doble duración, constituyendo un auténtico éxito televisivo. Éxito más que justificado si analizamos el resultado más de 30 años después. "Marco Polo" es un magnífica serie, bien dirigida, bien guionizada, y bien interpretada, con unas localizaciones espectaculares, y una ambientación algo más que correcta.

Acostumbrados a la era de la informática donde casi nada de lo que vemos en televisión es grabado en exteriores, con pocos actores y de escasas dotes interpretativas, ver un producto realizado con tantos medios y de esa calidad nos lo hace parecer más real, más cercano, y eso con tanto gráfico de ordenador y tanto retoque, es un soplo de aire fresco. Ver la enorme "Marco Polo" es para un aficionado a las series de corte histórico casi una obligación.

LOS HIJOS DEL REY CLOTARIO



LAS SANGUINARIAS


Título Original: Les Sanguinaires

Guionista: Cothias

Dibujante: Dufossé

Año de Publicación: 1997

País: Francia

Marco Temporal: 555-593

Marco Espacial: Francia



Tours, año 593. "Mi nombre es Georgius Florentus. Soy el hijo menor de un senador arverno". Con estas palabras empieza historia de los herederos de Clotario I rey de los francos. El monje Florentus narrador del relato se va a remontar al año 555 cuando Clotario heredará el reino de Teobaldo, y comenzará el camino hacia la reunificación del reino franco. Los 5 hijos de Clotario son reunidos por el monarca una vez al año en su corte de Braine, y ese año no iba a ser diferente, pero significaría el principio de los problemas del rey con sus hijos. 

En dos tomos: Fredegunda y El gran reparto, Cothias y Dufossé nos relatan los últimos años de Clotario I, y del reparto de su reino entre sus hijos. A lo largo de las paginas de los dos cómics siguiendo el relato de un religioso, se nos presentan a los príncipes merovingios: Cramne, el rebelde; Cariberto (Haribert), libertino y pretencioso; Gontrán, el falso y cruel beato; Sigeberto,  violento algunos le llaman "el lobo"; y finalmente Chilperico (Hilperic), en quien se mezcla brutalidad y dulzura a partes iguales.

Chilperico y sobre todo su amante y futura consorte Fredegunda serán los personajes que conducirán la narración. Las intrigas, asesinatos, y luchas por el poder se suceden en este mosaico casi documental que nos presentan la colaboración de Cothias y Dufossé. A diferencia de otros cómics de Cothias en "Las Sanguinarias" no existe un protagonista claro, un personaje no histórico que sirva de excusa para la narración, o como en otras historietas de parecida temática, la Historia es una excusa que sirve de pantalla a las andanzas del aventurero de turno, aquí la Historia es la protagonista, novela, historiada, como queráis llamarlo, pero son los años finales de Clotario y la división de su reino los verdaderos protagonistas del cómic.        

De nuevo es el cómic franco-belga con uno de sus más importantes representantes Patrick Cothias quien nos ofrece una historia llena de Historia, y para ello recurre en un una única colaboración al dibujo de Bernard Dufossé, de trazo fuerte y con una caracterización e individualización de los personajes que otros quisieran para sí. Quienes se quejan de la poca Historia que muestran los cómics, o  la escasa caracterización de los personajes históricos en ellas presentes, se llevarán una grata sorpresa con "Las Sanguinarias", pero si buscáis un cómic de aventuras en un contexto histórico este no es el vuestro.

LOS COMIENZOS DE UN IMPERIO

MONGOL

Título Original: Mongol

Año: 2007

Duración: 126 min.

País: Kazajstán/ Rusia/Alemania/Mongolia

Dirección: Sergei Bodrov

Reparto: Tadanobu Asano, Aliya, Tegen Ao, Ying Bai, Khulan Chuluun, Bao Di, Bayertsetseg Erdenebat, Deng Ba Te Er, Sun Honglei

Marco Temporal: 1186-1192

Marco Espacial: Mongolia


"No menosprecies al cachorro débil podría convertirse en un tigre feroz". Proverbio Mongol. Reino Tangut. 1192. Año de la Rata Negra. Encerrado en una fortaleza alguien espera noticias. Un niño se acerca a la ventana de la celda. Las noticias no son buenas, pero nada parece alterar al prisionero. Entonces la narración retrocede 20 años atrás a la estepa mongola. Aquí empieza la historia de Temujin un niño de 9 años hijo de un jefe de clan mongol que viaja con su padre para elegir una prometida. El viaje  no termina como se esperaba, y el niño acaba teniendo que luchar por sobrevivir.

1186. Año del Caballo de Fuego. El niño ha crecido y se ha convertido en un hombre que aún lucha por sobrevivir en un medio y un entorno duro. En su lucha ganará aliados y enemigos. Poco a poco va ganando un grupo de seguidores, pero en una escaramuza cae prisionero, y así volvemos al principio. Es el año 1192 y Temujin está encerrado en una fortaleza, pero sabemos que no permanecerá mucho tiempo preso, pues Temujin es conocido por la Historia como Gengis Khan quien en 1206, año del Tigre Rojo se proclamará Khan de todos los mongoles.

La película fue pensada como parte de una trilogía que nos contaría la vida de Gengis Khan y la construcción de su vasto imperio. Por ello y a la espera de sus dilatadas continuaciones, la narración sólo abarca los primeros años del conquistador, hasta la unificación bajo su mando de los clanes mongoles. 

El film tiene numerosas virtudes distanciándose de casi todos los de igual temática, permitiéndonos seguir al personaje desde la infancia para ver como se va curtiendo y fortaleciendo la personalidad del que luego será líder de hombres. Su lucha en soledad, la relación con su primera esposa, la búsqueda de un lugar entre los suyos,  son algunos de los aspectos de una película, que pese al cartel, no es una historia épica, es la historia de un hombre en busca de su destino. 

Hermosos paisajes, una fotografía perfecta, una interpretación contenida, sobria, pero adecuada a la historia, todo ello se conjuga para ofrecernos un magnífico film. Nominada al óscar a  la mejor película extranjera, no obtuvo el preciado galardón, y eso dificultó seguramente su distribución y visionado en Occidente, y la realización de las dos películas previstas como continuación. Sin embargo "Mongol" no merece sumirse en el olvido, y al fin y al cabo no suelen llegar a nuestras costas productos venidos de Mongolia dándonos una visión del que es su personaje histórico más conocido. Con un director ruso al frente, un actor japonés como protagonista. y rodada en mongol y mandarín (en muchos países no fue doblada, en España sí), podría parecer un pastiche difícil de digerir, pero no es así, "Mongol" con sus casi dos horas te deja con ganas de más.  

VIKINGO A LA FUERZA

LOS HOMBRES DEL MAR


Título Original: Die manner vom meer


Autor: Konrad Hansen


Año de Publicación: 1992


País: Alemania


Marco Temporal: 949-986


Marco Espacial: Europa del Norte.


Björn Hasencharte vive en la Dinamarca del siglo X. Es un joven debilucho con el labio leporino (es decir labio superior cortado), y en general poco agraciado. Su vida hubiera transcurrido plácidamente si no hubiera sido secuestrado y vendido a un tallador de peines. A partir de este momento comienza el deambular del protagonista y sus aventuras por los lugares frecuentados por los hombres del norte.  

Enrolado a la fuerza, pues se considera que da suerte, en un viaje a tierras de Noruega, Björn conocerá los "placeres" de ir embarcado en un navío vikingo. Finalmente acabará en medio de la guerra entre el rey de Noruega Harald Diente Azul (el inventor del bluetooth, bueno al menos del nombre) y su hijo Sven Barba Ahorquillada. 

La historia por tanto se desarrolla por las tierras del norte de Europa,: Noruega, Rusia, Escocia, Dinamarca, Inglaterra, y sus habitantes son algunos de los lugares y personas que se cruzan con el protagonista. Desde el 949 hasta el 986 aproximadamente van discurriendo los acontecimientos y aventuras que se nos cuentan en la novela.       

Contada a la manera de las sagas vikingas pero de una manera más actual, la novela discurre por el terreno de la aventura mezclando elementos históricos con otros más fantásticos o de carácter mitológico. De lectura amena, sirve muy bien para una aproximación a la cultura de estos temidos hombres del norte, y facilita la comprensión de su forma de vida. 

Guerreros poseídos de la furia del berserker, magos y profecías, reyes y piratas, sacerdotes empecinados en convertir a los paganos, saqueos, guerras... No, no es una novela de fantasía heroica, o de "espada y brujería", pero tampoco es una novela histórica al uso. Si alguien conoce las "sagas", se puede hacer una idea de como encauza el autor la novela, sino una tarde fría, una taza de chocolate bien caliente en una mano, y "Los hombres del mar"  en la otra, y pronto estaréis navegando por los fríos mares del norte mientras oís sonar el cuerno, y compartís el remo con tipos como Bjarki  "Sopa de Carne", Gunne "Pulga de Foca", u Olaf  "Muerdebacalaos" entre otros. 

UN EMPERADOR CONTRA EL DESTINO



CARACALLA, EL EMPERADOR MALENCARADO

Lucio Séptimo Basiano fue el nombre de nacimiento de este auténtico impresentable que nació allá por el 188. Hijo del emperador Septímio Severo subió al trono imperial a su muerte con el título de Marco Aurelio Severo Antonino Augusto, nombres que se puso como declaración de intenciones, todos eran emperadores de buena fama, pero nada más lejos de lo que vendría con su reinado. De cualquier forma hoy se le conoce por su apodo "Caracalla", nombre de un tipo de capa con capucha de uso frecuente en la Galia, osea que el mozo sería llamado-imagino que no a la cara- "el caperuzas", "el capitas","Caperucito" o algo así.

De niño era un santito, uno de esos niños monos, y buenecitos, que se enternecía con las desgracias ajenas, y pedía clemencia para los condenados a su papaíto con lagrimas en los ojos. Pero cuando el padre murió y tuvo que compartir el Imperio con su hermano Geta, la cosa cambió. Geta a pesar de su nombre no era mal tipo, era el menor de los hermanos, y Caracalla no parecía tener muchas ganas de compartir nada con él. Nada nuevo bajo el sol, los líos por la herencia entre hermanos como veis no son cosa sólo de hoy en día. El caso es que las discusiones y amenazas entre hermanos iban creciendo, y si bien inicialmente iban a repartirse el Imperio (febrero del 211), luego decidieron que mejor uno que dos (diciembre del mismo año), y en una confusa pelea en palacio, con gritos amenazas, y puñales, Geta se refugia en la habitación de su madre, y allí en sus brazos es asesinado, bien por sicarios, bien por el propio Caracalla (hay quien cuenta que salió gritando lleno de la sangre de su hermano diciendo que había sido el otro quien lo había querido matar) .

La carrera del nuevo emperador en solitario no podía empezar peor, pues acto seguido comenzó una limpieza de partidarios y amigos de su hermano, por si a alguno se le ocurría rechistar. ¿A quién creéis que eliminó primero? Pues al que le recomendó cargarse a su hermano. Como era todo un bromista cuando le quisieron otorgar los títulos propios de un conquistador después de varias campañas: Germánico(vencedor de los germanos), Pártico (eliminador de los Partos), les dijo: "Añadid el de "Gético Máximo"¡Simpático el muchacho! 

Mandó asesinar a los que abuchearon en el circo a un auriga favorito de él, y como no podían distinguirlos, a todo el que pillaron antes de que se dieran a la fuga. En el 215 hizo una visitita a Alejandría, ordenó que todos los jóvenes de la ciudad se reunieran en un espacio abierto para decirles unas palabras, luego los masacró. Quien fue pillado orinando en sus estatuas o quitándoles las coronas de flores fueron condenados a muerte. Era peligroso tomarse una copita de más, la juerga nocturna te podía costar cara ( remedio de santo para el botellón).

Pero veamos su final que es de lo más curioso. Sospechando que algunos descontentos estuvieran conspirando contra él, le encargó a uno de sus hombres de confianza que consultara a un adivino para que le dijera cuál era su destino. La contestación le auguraba que su prefecto del pretorio Macrino conspiraba contra él, y se iba a hacer con el Imperio. El vaticinio le llegó al emperador por carta, pero como iba a participar en una carrera de carros y le pillaron ya montado, le dejo las cartas a alguien para que las leyera y seleccionara las importantes, y quien fue el encargado de revisar las cartas: ¡Macrino!

Es fácil imaginar la cara del prefecto. Por supuesto la carta no llegó al emperador. Macrino se buscó un aliado entre los hombres de la guardia imperial. Convenció a un centurión, ya de por sí rebotado y candidato a la eliminación.Cuando Caracalla estaba en Mesopotamia, en Carras decidió hacer una excursión en litera hasta un templo en las afueras de la ciudad. A medio camino le dio un apretón de vientre, y mandó parar la marcha, acompañado de un sirviente que le ayudara (no sabemos si con la ropa o a limpiar su imperial trasero)  se retiró entre los arboles. A una señal de Macrino, el centurión fingió acudir a una llamada del "cagón", y pillándole con los pantalones bajados le asestó una puñalada que le cortó en seco la deposición y la vida. ( ¡Otro más! Si es que no escarmientan. Véase Con los pantalones bajados: La muerte de Sancho II).  Luego montó a caballo y emprendió la huida, pero Macrino no quería cabos sueltos y envió en su persecución a soldados que lógicamente le dieron muerte. Mientras el prefecto lloraba desconsolado sobre el cadaver "enfangado" del difunto emperador. A estas alturas no quedará nadie que no haya supuesto quien iba a heredar el trono imperial.

Macrino sucedió a Caracalla, y el vaticinio por una vez se cumplió. El adivino que suponemos pagado para perder al prefecto, precipitó el final que el mismo había pronosticado. El emperador que intentó luchar contra el destino, acabó forzando sin querer lo mismo que intentaba evitar.     

UNA MERCENARIA CONTRA EL MINOTAURO


MESSARA


Título Original: Messara

Guionista: Philippe Bonifay

Dibujante: Jacques Terpant

Año de Publicación: 1994

País: Francia

Marco Temporal: ¿ II milenio a.C.?

Marco Espacial: Grecia. Civilización Minóica





Creta domina el Mediterráneo. Su gobernante Minos es implacable. Pronto los aqueos y príncipes rebeldes de otras islas van a aliarse para acabar con el tirano de Cnossos. Para iniciar una revuelta contra el rey cretense los rebeldes tendrán que contar con la ayuda de un grupo de mercenarios. Entre éstos figurará una joven Messara, que apoyará al joven aqueo Teseo en su misión de acabar con rey e iniciar una revuelta. La verdad del minotauro será desvelada mientras Creta se sume en la decadencia abandonada por los dioses, al tiempo que las cenizas van cubriendo el escenario de la batalla final.

A lo largo de tres tomos: La egipcia, Minos y Las alas de Icaro, Bonifay y Terpant nos van mostrando una reinterpretación del mito del mito de Teseo y el minotauro. Alejados de elementos sobrenaturales la narración se nos presenta dentro de un contexto pseudohistórico, en los últimos momentos de la civilización minóica con una recreación cuidada en la vestimenta y los edificios de la época.

Los tres volúmenes se deben de leer como un todo, de hecho el primer tomo se centra en el origen de la protagonista más que en la historia de la propia protagonista. Es quizás esta interconexión entre los tomos, y sus "flashbacks" (¿retrocesos temporales?) los que hacen un poco confusos los inicios de esta historia. Afortunadamente la narración sigue un curso más lineal y coherente en los dos tomos finales para hacer encajar los hechos.

El dibujo de Terpant es sencillo, claro, de trazos suaves y finos que se luce especialmente en los diseños de los palacios minóicos o en los uniformes de los soldados.

La historia que narra "Massara" es en general entretenida, aunque a nivel histórico aporte poco, salvo quizás el escenario, aun con todo los dibujos de Terpant del palacio de Cnosos, o esos guerreros armados con los escudos en ocho son detalles imperdibles para los más "frikis" (¿extremo-aficionados?).