El SEGUNDO PRESIDENTE


JOHN ADAMS


Título Original: John Adams

Año: 2008

Nº Episodios: 7 (500 min.)

País: Estados Unidos

Dirección: Tom Hooper

Reparto: Paul Giamatti, Laura Linney, Stephen Dillane, David Morse, Tom Wilkinson, Danny Huston, Rufus Sewell, Justin Theroux.




El joven abogado John Adams se encuentra en la tesitura de defender a unos soldados británicos implicados en lo que se denominó "la matanza de Boston". Es 1770 y el abogado pronto se verá implicado en los hechos que llevarán a las colonias británicas en América a la independencia. Ayudará a Thomas Jefferson en la redacción de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos en 1776. En 1789 Adams se convertirá en vicepresidente de los Estados Unidos bajo el mandato de George Washington, y finalmente en 1796 se convertiría en el segundo presidente de la nación.

A través de siete capítulos la miniserie sigue la vida de John Adams desde su etapa de abogado hasta su fallecimiento en 1826. Por la pantalla vemos desfilar el quién es quién de la Revolución americana, generales, presidentes, políticos parecen competir por su cuota de pantalla como una estrella televisiva más, pero Giamatti en su papel protagonista acapara toda la atención.

Una inversión millonaria, el prestigio de la cadena HBO, y los múltiples premios obtenidos por la producción, nos dan una idea de lo que nos vamos a encontrar al visionar esta serie: Calidad . Calidad en la interpretación, en el guión, en la ambientación, sin olvidar que nos encontramos frente a un "biopic", osea en castellano una biografía fílmica.

Las biografías centradas en un personaje histórico bien conocido han sido fuente inagotable de series de televisión desde que este medio existe, sirvan de ejemplo las de Napoleón, Julio Cesar, o Catalina la Grande por citar algunas. El problema que el espectador se encuentra al visionarlas, es que le esperan pocas sorpresas (al final Julio Cesar muere apuñalado), pero la ventaja con "John Adams" es que para el común de los mortales, al menos los no americanos, es un personaje casi desconocido, y a pesar de ser un protagonista de primera en la historia de su país, en la serie es relativamente fácil seguirlo como un hombre común e identificarnos con él (difícílmente pasa eso con Napoleón, salvo que residas en el manicomio del pueblo). La desventaja de este tipo de producciones suele ser el tono casi siempre benévolo con el biografiado ( menos con dictadores con mala prensa: Hitler, Stalin), y en el caso de "John Adams" tienes la sensación de que ocurre esto, pero la serie lo compensa con sus otras muchas virtudes.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario