LA MALDICIÓN DE LOS TEMPLARIOS

LOS REYES MALDITOS

Título Original: Les Rois Maudits

Año: 2005

Nº Episodios: 5 (500 min)

País: Francia/ Italia

Dirección: Josée Dayan

Reparto: Gerard Depardieu, Jean-Claude Brialy, Jeanne Moreau, Jeromê Anger, Philippe Torreton, Tcheky Karyo.

Marco Temporal: 1307-1342

Marco Espacial: Francia



En 1307 el rey Felipe IV (Tcheky Karyo) se entrevista con el Gran Maestre de los Templarios, Jacques de Molay ( Depardieu) con objeto de solicitar un préstamo a los caballeros. La negativa del Gran Maestre desencadenará la venganza del rey, el fin de los templarios, y la maldición proferida por de Molay contra los Reyes de Francia. A partir de este momento la sucesión al trono será un baile: los herederos de Felipe IV se sucederán, pero no durarán mucho en el trono. A Felipe IV en 1314 le sucederá su hijo Luis X, a éste en 1316, su hijo póstumo Juan I que le sobrevivió la friolera de ¡5 días!. El segundo hijo de Felipe IV  y tío de Juan, Felipe V se hará con el trono... y la maldición de los reyes continuará acabando con sus vidas en medio de intrigas, asesinatos, y guerras.  Mientras Roberto III de Artois apodado el Diablo se enfrenta a su tía Mahaut de Borgoña por la posesión del condado. 

La serie televisiva adapta una saga de novelas de Maurice Druon titulada también " Los Reyes Malditos". Sin embargo está versión para la pequeña pantalla se centrará sólo en 5 de las siete novelas, y la acción concluirá en el año 1342, a diferencia de las novelas que llegaban hasta 1364. Una adaptación realizada en 1972 compendiaba las 6 primeras novelas, aunque no la última pues aún no se había escrito. Ninguna de las dos series está en español, aunque existe en la red al menos una versión subtitulada de la serie del 2005.

Lo mejor de la serie son sin duda las interpretaciones de Jeanne Moreau como Mahaut y de Philippe Torreton como Roberto de Artois. Sus enfrentamientos, sus combates, sus dimes y diretes, son antológicos, y por ello imagino que el director, productor, o quien sea, decidió acabar la serie cuando ambos personajes desaparecen de escena. Tal vez lo que más rechine sean en ocasiones los trajes o la ambientación en general, muy deudora de una estética al gusto hollywoodiense, pero bastante menos creíble que la de la serie original de 1972. 

La sucesión de reyes en el trono francés, sus muertes generalmente violentas, y los movimientos de los cortesanos por controlar la corona son alicientes más que suficientes para echarle un ojo a esta más que correcta serie francesa. Si los ingleses tienen "Los Tudor" y ahora "La "Reina Blanca", los franceses tienen "Los Reyes Malditos" ¿Para cuándo una similar sobre los reyes medievales de la Península Ibérica? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario