¡AL ABORDAJE!

AQUELLOS ALEGRES PIRATAS
La literatura, pero sobre todo el cine, nos ha mostrado casi siempre a  los piratas como unos alegres y simpáticos muchachos algo juguetones, a menudo guapetones, un poco canallas pero con frecuencia rodeados de un halo de romanticismo que los convertía en una suerte de caballeros andantes de los siete mares siempre dispuestos a luchar por la libertad, una copa de ron y una dama.  Pero el pirata,  el corsario o el bucanero son figuras históricas reales; aventureros que surcaron los mares por variados motivos, pero ¿cuántos de ellos son como nos los han presentado en la ficción?

Francis Drake (1543-1596) Pirata para los españoles, corsario para los ingleses, Drake es el paradigma del héroe de los mares. Dedicado al contrabando y al tráfico de esclavos en sus primeros tiempos, deja el negocio por otro más lucrativo, asaltar caravanas de plata en América, hecho que le vale el reconocimiento de la reina, y lo que es más importante, la riqueza personal. Ya como corsario, no se para en tonterías, que alguien le disputa el mando, lo ejecuta; que una ciudad no paga rescate, la quema entera, edificio por edificio; iglesias y catedrales, a arrasarlas hasta los cimientos;  que unos frailes le niegan dinero, se les ahorca y punto. Murió frente a Panamá y su cadáver fue arrojado al mar. Quien mejor para definirlo que Lope de Vega en el epitafio que le dedica: "En sepultura de animales rudos,/ y de Jerusalem la puerta afuera,/ que no en su templo con trofeos y escudos,/ quedarás para siempre, bestia fiera:/ ¡qué bien te llorarán los peces mudos!/ que roen en el fondo tu litera,/ al lastre mismo de las tablas presos,/ para gustar tus miserables huesos". En series sobre la reina Isabel es un personaje recurrente, y el el 2009 lo convirtieron en el protagonista de una película juvenil de aventuras de serie B "El inmortal viaje del capitán Drake" interpretado por Adrian Paul. (¡Qué ejemplo más edificante para los jovenzuelos británicos!)
Walter Raleigh (1552-1618) Pirata y corsario inglés que obsesionado con descubrir El Dorado parte como corsario de la reina en 1587 hacia el Nuevo Mundo. En América comienza una interesante carrera llena de secuestros, saqueos, incendios, pillajes de iglesias, extorsiones a los encomenderos y hacendados, etc. Un hombre gallardo y culto que cuando le acusan de piratería contesta:"¿Cuándo habéis visto que se califique a nadie de pirata por robar millones? Sólo aquellos que se ensucian las manos por cosas menudas son piratas" ¡Caramba, caramba! Más de uno firmaría esa frase en la actualidad. Tiene el dudoso honor de haber traido el tabaco a Europa, claro que si también trajo la patata, una cosa compensa la otra. En el cine lo hemos visto en varias ocasiones y Richard Todd interpreta un simpático Raleigh en "El favorito de la reina" (1955).

Henry Morgan (1635-1688)  Pirata y corsario inglés que en sus primeros años asoló las costas de América con sus tropelías, entre las que se contaba el imponer el tributo de quema ( o pagas o te quema la ciudad), la tortura a los prisioneros, el rapto de las jóvenes más bellas para venderlas a los prostíbulos, etc. Es conocido su ardid de intentar tomar Portobelo poniendo como parapeto a curas y monjas. Cuando en una expedición estalla un buque con aliados, manda recuperar los cadáveres para ¿enterrarlos? ¡no! La orden es despojarlos de todo lo que tengan de valor, incluso cortándoles los dedos de los anillos. Si sospechaba que un prisionero le ocultaba oro lo colgaba de los testículos. En 1672 fue armado caballero por Carlos II y nombrado lugarteniente general de Jamaica dedicado a capturar a sus antiguos amigos que seguían practicando lo que él les había enseñado. Falseando informes, torturando sádicamente, robando, mintiendo, bebiendo y comiendo sin mesura, Morgan se convirtió en el prototipo de pirata caballero(¡Menos mal!). Tal joya no pasó desapercibida por el cine ni la literatura: La novela "La taza de oro" de Steinbeck relata sus hazañas, y en el ciclo de Salgari sobre el Corsario Negro, aparece como su avispado lugarteniente. En el cine además de su aparición en films de piratas como "El cisne Negro"(1942) o "Piratas de Tortuga"(1961), tiene su propia película "Morgan el pirata" con el musculoso Steve Reeves de protagonista.



William Kidd (1645-1701) El llamado Capitán Kidd fue juzgado y ahorcado por los propios ingleses como pirata, aunque muchos historiadores británicos siguen considerándolo un corsario injustamente condenado. Los cargos contra él fueron de saqueo ilegal y homicidio. Se rompió la cuerda que lo ahorcaba y tuvieron que volver a colgarlo. Sorprendentemente el pirata de peor fama, seguramente era inocente de los cargos, y actuaba bajo el mandato del propio Gobierno inglés. El cine lo suele mostrar como un malvado, aunque en algunas películas se le retrata como el pirata aventurero. Celebre es la interpretación de Charles Laughton en "El capitán Kidd" (1945) y de nuevo en la parodia de Abbott y Costello.

Edward Teach (1680-1718). También conocido como Barbanegra. Sobre éste no caben muchas dudas. Auténtico pirata aficionado al secuestro y gozo de bellas damas y  al ron, al asesinato y a la tortura, al robo y a la extorsión. Protegido por el Gobernador de Carolina del Norte, quien incluso le organizaba saraos donde elegía a las jóvenes locales para su disfrute, quisieran éstas o no. Su propia esposa solía ser compartida por su tripulación. Su costumbre de prenderse mechas y cintas rojas en la barba era muy conocida.  El cine no lo ha tratado muy bien como era de esperar, aunque posiblemente sea el pirata más llevado a la pequeña y gran pantalla. "El capitán Barbanegra" (2006) con Angus Macfadyen es una interesante producción de TV.

Ann Bonny (1698-1782) La más famosa entre las mujeres piratas. Acostumbrada desde joven a meterse en peleas en las tabernas, incluso rajó a su maestra en la escuela, y con 13 años fue acusada de matar a una criada con un cuchillo (¡Vaya perla!) Desheredada por su padre prendió fuego a varias de sus plantaciones. No tenía reparos en combatir en duelo contra otras mujeres por un amante, así mató a algunas, y a otra la mutiló arrancándole la nariz de un mordisco (¡Ni Mike Tyson!). El cine y la televisión no le ha dado protagonismo, pero si la hemos visto en series y películas acompañando al pirata de turno. "En "Los piratas del Mar Caribe"(1945) Binnie Barnes intepretó a la peligrosa irlandesa.

Jean Lafitte (1780-1826) Es considerado por muchos el último gran corsario. Independiente, conquistador, y un héroe nacional para los americanos, por su participación en su Guerra de Independencia. La realidad: Un sinvergüenza que fomentó su riqueza en el tráfico de esclavos, en el oportunismo, y en el ataque indiscriminado a buques desprotegidos, aunque alardeara de no haber atacado a los americanos (¡Claro a cambio de protección en sus costas!). Hizo suculentos negocios con los gobernadores locales y los hacendados locales vendiendo todo tipo de mercancías robadas, y convirtiéndose desde su isla de Barataria en suministrador oficial de carne humana. En sus almacenes los negros son pesados y vendidos a tanto la libra.  El cine, como es de rigor lo ha tratado con extremada delicadeza, y grandes estrellas como Frederic March o el mismo Yul Brynner en "Los Bucaneros" (1958) lo han representado como un caballero-pirata.


Si algo ha quedado en la memoria colectiva y en nuestras retinas sobre los piratas se lo debemos sobre todo a las grandes películas de Hollywood interpretadas por los galanes del momento, Tyrone Power, Burt Lancaster,  pero sobre todo Errol Flynn, aunque ninguno de ellos interpretó a los piratas reales sino a aquellos basados en las fabulosas novelas de aventuras de Salgari y Sabatini que nos trasmitieron una imagen romántica muy alejada de los auténticos piratas que poblaron los siete mares. 

LA REINA FEA

BARBARA DE BRAGANZA

La Princesa
Felipe V es rey de España, pero desde la muerte de su primera mujer se ha ido poco a poco sumiendo en la depresión y la locura. Su segunda mujer Isabel de Farnesio es la gobernanta de hecho. Cuando en 1724 abdica en favor de su hijo Luis I, nadie sospechaba que tendría que volver al trono ocho meses después por la muerte del joven rey. Y aquí es donde entra en escena el primero de los personajes de nuestra historia, el príncipe Fernando.
El Príncipe

Fernando, hijo de la primera mujer del rey María Luisa, no era ni de lejos el heredero de la corona, puesto que era el cuarto y último hijo de Felipe y su primera mujer. Pero, sorpresas de la vida, en 1724 sus tres hermanos mayores han muerto, y su padre está en el retiro, tiene once años, y está a punto de convertirse en rey; claro está, si no fuera como en los cuentos por su madrastra. La reina Isabel no está dispuesta a que un hijo de la anterior se imponga por delante de los suyos. Hace volver al trono al cada vez más lelo Felipe, con la oposición de su confesor, del Reino, consejeros, Iglesia, y cualquiera con dos dedos de frente. Suponemos que la reina esperaría que el muchacho muriera o desapareciera discretamente, dejando el sitio a sus hermanastros (¡Vamos que ni la Cenicienta!) .

Y es que el joven príncipe es un auténtico Ceniciento, con cuarto aparte desde los siete años, educado por rígidos preceptores masculinos, con un protocolo que impedía el contacto con los reyes: Ni comía , ni asistía a actos con ellos, se tenía que dirigir a ellos por carta y en francés. Así que amor paterno poco, materno ninguno pues su madre moriría a los cinco meses de nacer él, y el de la madrastra mejor no hablar. En tal tesitura, se plantea lo elemental: "Hay que casar al heredero". 

Aquí es donde entra la auténtica protagonista de este post. La mala de esta historia, la reina Isabel. La madrastra decide casar al muchacho, tiene 15 años, con una princesa de segunda, Bárbara de Braganza. Bárbara es dos años mayor que él, e hija del rey de Portugal que había apoyado al enemigo de Felipe en sus pretensiones al trono durante la Guerra de Sucesión. El matrimonio conviene a Portugal, y poco o nada a España.

Se envía al marqués de los Balbases, hombre de confianza de los reyes, como embajador extraordinario a Portugal con el fin de arreglar las nupcias. Mientras tanto se les ha ido pidiendo a los portugueses que envían retratos de la princesa, a lo que éstos dan largas, y ponen excusas. Imaginad algo como "Es que la niña no ha salido favorecida", "es que los pintores están de huelga" "¿ah, pero es qué no os ha llegado aún? ¡Como está el correo!". Cuando al marqués le entregan el retrato y luego ve el original se queda de una pieza. Digamos que los portugueses han hecho "photoshop", para entendernos que le han dado unos "retoquitos". La niña es un auténtico adefesio, nada que ver con el retrato que veis arriba. 
La Madrastra

El embajador se asusta. Desde Madrid le reclaman el retrato, y teme que cuando se encuentren cara a cara con el original la tomen con él. Al fin envía, faltando poco para celebrarse las bodas,  la pintura, pero adjunta una nota: "No está nada semejante: porque en el retrato además de encubrir las señales de viruela se han favorecido considerablemente los ojos, la nariz y la boca, facciones harto defectuosas." Si es que la aclaratoria tiene narices: Con cicatrices de viruela,  los ojos ni se sabe (¿sería bizca?), advierte sobre la nariz (¿sería de boxeador? o de ¿borrachín con venitas?), y no salva ni la boca (¿le faltarían dientes?); el remate es demoledor "facciones harto defectuosas". ¿Cómo no huyó Fernando a refugiarse a Francia? 

Conclusión: Al pobre Fernando le encasquetan la princesa más fea de Europa. Cuando acuden a la frontera a recoger a la "agraciada", según el embajador inglés: "el príncipe pese a sus prevenciones la miraba no dando credito a lo que veía" (¿Tan horrorosa era?). Sin embargo el triste príncipe encuentra en ella un alma gemela. Educada por Scarlatti es una auténtica melómana, es culta, habla 6 idiomas, y tiene un carácter dulce y agradable. Y sucede lo inesperado, Fernando se enamora totalmente de la fea. Bárbara apoyará siempre a su marido frente a los desplantes y malas jugadas de su madrastra,(prácticamente los mantuvo recluidos hasta la muerte de Felipe V). Compartirán la afición por la música, y le enseñará a amar la literatura. El príncipe había encontrado al fin a alguien que le quiso y a quien querer.

Y aunque nunca tuvieron hijos, no fue porque no le pusieron empeño, pues como dijo el médico de la corte: " En el príncipe había muchos resplandores pero sin llamas para la generación" Bonito eufemismo para decir que tenía erecciones pero no eyaculaba. En cualquier caso, fueron felices tan pronto accedieron al reinado y se deshicieron de la madrastra mala alejándola de la corte, y comieron perdices. Si comparamos a Barbara dedicada a pasear en barca con su marido, mientras escuchaban a Farinelli, con el destino de reinas bellas como Sissi, se hace bueno ese refrán que dice: La suerte de la reina fea, la reina guapa la desea" o algo así.        

EL BANDOLERO CATALÁN

SERRALLONGA

Título Original: Serrallonga

Año: 2008

Nº de Episodios: 2 (180 min)

País: España

Director: Esteve Rovira

Reparto: Isak Ferriz,David Selvas, Olalla Escribano, Nuria Gago, Bea Segura, Raón Pujol, Joan Muntal, Mark Ullod, Jordi Puig, Marcel Borras, Pep Anton Muñoz, Mercedes Sampietro, Manel Barceló, Sergi Mateu.

Marco temporal: 1606-1634

Marco Espacial: España 

En 1606 el joven Joan Sala intenta conseguir un médico para su madre que está de parto, pero por el camino unos bandoleros le roban el pobre pago destinado al físico, como consecuencia madre y niño mueren. Diez años después el chico se ha convertido en un hombre, y sigue los pasos de su padre como masero de unos nobles. Él y sus hermanos trabajan el campo y apenas les llega para vivir, mientras soportan los abusos de sus señores.  A pesar de la miseria Joan se niega a convertirse en aquello que acabó con la vida de los suyos. Sus hermanos no opinan igual y se convierten en bandoleros. Las circunstancias convierten a Joan en fugitivo y le ponen a las ordenes del mismo que indirectamente provocó la muerte de su madre. Joan Sala "El honrado" se convierte en un famoso bandolero "Serrallonga".

La miniserie de dos episodios se dedica a contarnos las andanzas de un famoso bandolero catalán mitificado por el folklore local convirtiéndolo en una suerte de Robin Hood autonómico. Con una adecuada ambientación y una correcta interpretación, la serie entretiene y es fácil de digerir, eso sí sin abandonar un cierto maniqueismo propio, en cualquier caso, de este tipo de producciones.

Con ciertos anacronismos que presentan al bandolero casi como un revolucionario adelantado a su tiempo, y frases más propias del Che que de un salteador de caminos, Serrallonga acaba transformándose en una especie de William Wallace catalán traicionado por aquellos a quienes sirvió, los nobles.

Al margen de las llamadas licencias dramáticas, o concesiones al gran público, la serie tiene por supuesto sus aciertos. Lo primero y ante todo es que está bien realizada, y lo segundo mostrar bastante adecuadamente el contexto histórico: Los descontentos o desencuentros entre la monarquía de los Austrias (en este caso Felipe IV) y los nobles de los antiguos reinos y territorios previos a la unificación, a veces por cuestiones de privilegios, otras por los impuestos excesivos para pagar las costosas guerras de un Imperio ya en decadencia. Las verdaderas causas del bandolerismo y el porqué de su apoyo entre el pueblo, la represión ejercida sobre éstos por quienes quieren acabar con los bandoleros,etc., son parte también de este contexto.

"Serrallonga" es una producción donde se aúnan el entretenimiento con un guión que sin ser riguroso con la Historia al menos es respetuoso con la ambientación, el contexto, y la leyenda asociada al personaje. Todo ello demuestra que cuando se quiere hacer un producto entretenido en un contexto histórico no hace falta rebozarse en la inmundicia y  crear engendros como los que de cuando en vez pueblan nuestras pantallas. 

CRIMEN EN LOS CANALES

GIACOMO C.


Título Original: Giacomo C.

Guionista: Jean Dufaux

Dibujante: Griffo (Werner Goelen)

Año de publicación: 1987-2005

País: Bélgica

Marco Temporal: Mediados s. XVIII

Marco Espacial: Italia





La Venecia de mediados del siglo XVIII es el campo de actuación del ingenioso y descarado Señor de C. o Giacomo C. Ayudado por su fiel criado Parmeno, Giacomo se dedica a la seducción de bellas jóvenes generalmente casadas, y a estafar a sus enriquecidos maridos. Pero un asesino en serie que deforma a sus víctimas femeninas va a cambiar el destino del seductor. El jefe de la policía, Marques de San Vere, decide presionarlo para que le ayude en la investigación, y el joven embaucador se ve embarcado en una aventura que le hace recorrer todos los estratos de la sociedad veneciana. 

Giacomo se las verá con bandas de rufianes de los bajos fondos (¿o en Venecia sería más apropiado húmedos fondos?), y con la nobleza más rancia de la ciudad italiana. La habilidad del señor de C. de moverse en tan variados ambientes, y lo casi ilimitado de su ingenio le valdrá el ser utilizado, generalmente mediante el chantaje, por la policía para resolver los problemas que la República no puede solucionar de forma oficial.

En 15 volúmenes el tandem de artistas belgas formado por Dufuax y Griffo nos llevan por tramas y subtramas que nos permiten conocer un poco más a este personaje (trasunto del famosísimo Casanova) en su deambular por la Venecia más misteriosa. Crímenes, lujuria, aventura, y diversión acompañan las entretenidísimas aventuras del veneciano. Más que de un cómic propiamente histórico, pues los hechos y los personajes suelen ser ficticios (salvo contadas ocasiones, como la presencia del Dux o del consejo), es un cómic de ambientación histórica ¡Pero qué ambientación! Y aunque jamás se mencione al protagonista como Casanova, es fácil identificarlo como tal.    

Con un guión fresco y ágil al estilo de las mejores novelas o películas de aventuras y misterio "Giacomo C." no se lee, se disfruta (algo a lo que Dufuax ya nos tiene acostumbrados). Griffo, por su parte, realiza un dibujo que crece a medida que avanzamos en la lectura de los distintos tomos que conforman la obra. Con una inspiración en Canaletto Griffo nos regala páginas espectaculares cuando se trata de retratar los edificios de la ciudad de los canales. Y si no fijaos en el cuadro del pintor y en la pagina del dibujante ¿le falta algún detalle? Ya sabeis a releer Giacomo C., pero ahora intentando localizar el mayor número de cuadros de Canaletto.

Y cuando Griffo no encuentra el cuadro adecuado para dibujar el marco para el relato de las aventuras de Giacomo, pues no tiene problemas recurre al original y arreando. Así visitamos de su mano todos los rincones de Venecia. Y si no mirad el Arsenal. Ahora para visitar Venecia además de releer las memorias de Casanova, va a ser obligado disfrutar de "Giacomo C."

LA REINA Y EL MÉDICO

UN ASUNTO REAL

Título Original: En Kongelig Affaere

Año: 2012

Duración: 137 min.

País: Dinamarca

Dirección: Nikolaj Arcel

Reparto: Mads Mikkelsen, Alicia Vikander, Mikkel Boe Folsgaard, Trine Dyrholm, David Dencik, Thomas W. Gabrielsson, Cyron Bjorn Melville, Bent Mejding, Harriet Walter, Laura Bro, Soren Malling.

Marco Temporal: 1766-1775

Marco Espacial: Dinamarca


Una mujer escribe a sus hijos quienes no la conocen para explicar los hechos que la han conducido a la situación en que se encuentra. Es Carolina Matilde la antigua reina de Dinamarca. Corre el año de 1775, y la joven se encuentra deportada y alejada para siempre de sus niños. ¿Cómo ha llegado hasta allí? ¿Por qué una joven reina de 23 años ha sido alejada del trono y de sus hijos? Sus recuerdos la hacen retroceder a la Inglaterra de 1766 momento en el que conocerá a los enviados de su marido, Cristian VII rey de Dinamarca, que vienen a buscarla para llevarla al país donde comenzará su reinado. Pero ya en Dinamarca la joven se encuentra con lo inesperado: Un rey con ramalazos de esquizofrenia y un comportamiento infantiloide y maleducado; una corte llena de intrigas y anquilosada en el pasado, donde se le censuran los libros que lee y sus costumbres. La llegada a la corte de un hombre culto y educado el médico Struensee traerá a su vida un soplo de aire fresco.   

A través del relato de la reina Carolina asistimos al desarrollo de algo más importante que un simple historia de amor, por muy importante o trascendente que ésta sea, es el enfrentamiento entre el viejo mundo y las nuevas ideas. Struensee representa  el avance la la Ilustración en Europa, el viento de ideas que unos años más tarde barrerá con el Antiguo Régimen. Pero aún es demasiado pronto. El médico es un adelantado a su época, y Dinamarca y su corte se encuentra todavía firmemente ancladas en el pasado.

La película discurre como una suave historia de amor de las llamadas de época. Previsible en su desarrollo e incluso en su final, puede recordar a otros films parecidos, pero lo que realmente queda en nuestras retinas es ese combate entre la modernidad y el anquilosamiento de una sociedad próxima a desaparecer. Realizada al estilo de producciones similares, con especial cuidado en la ambientación y el vestuario, la interpretación del trío protagonista (Y no solo de Mikkelsen como se ha dicho)  la hace destacar por encima de otras películas de igual temática. Que además nos traiga una historia ambientada en la corte real de la Dinamarca del siglo XVIII es un valor añadido, pues nos permite conocer más de la Historia de este país, y contemplar un cine que no suele ser habitual en nuestras pantallas. Si a todo esto le sumamos que el período previo a la Revolución Francesa en Europa, es uno de esos momentos cruciales para entender todo lo que sucedió después, nos encontramos ante una película muy muy recomendable.    

Y por si os quedáis con la intriga, aquí os dejo retratos de los auténticos protagonistas de la Historia, aunque me temo que comparados con los actores os van a decepcionar.



                 El rey Cristian VII                         Carolina Matilde                   Doctor Struensee

       

LA DAMA DE VENECIA

BIANCA


Título Original: Bianca


Autor: Robert Elegant


Año de Publicación: 1992


País: Estados Unidos


Marco Temporal: 1564-1587


Marco Espacial: Italia


Una galera surca el mar de Liguria, dentro dos misteriosas barricas van a ser conducidas a Venecia, en ellas descansan escondidos dos niños. Es el mes de diciembre de 1587, y para saber la historia de esta fuga tendremos que retroceder en el tiempo hasta 1564 en Venecia. Desde este momento seguiremos la vida de Bianca, una joven de la noble familia veneciana de los Capello. Ansiosa de escapar a un matrimonio de conveniencia, Bianca se fugará para casarse con un buscavidas florentino Pietro Bonaventuri. Bianca se convertirá en una exiliada, pero Francisco de Medici, hijo del Gran duque pondrá sus ojos en ella.

El personaje histórico de Bianca Capello sirve al autor para recorrer con la narración de su vida la convulsa historia del siglo XVI italiano, la intrigas políticas, las rivalidades entre las ciudades estado, el poder de las grandes familias, las luchas entre las grandes potencias por el dominio del Mediterraneo, etc.  Al tiempo se hace un fresco relato de la vida cotidiana de estos italianos de la Edad Moderna, de su forma de vida, sus amores, pasiones, y odios.

Los misterios en torno a los asesinatos y muertes que rodean a los protagonistas son resueltos por el escritor con precisión, sin dudas y de forma contundente. Mientras los hechos históricos no señalan claramente a los culpables, o incluso el destino final de algunos de los protagonistas, Elegant cierra todas las tramas en beneficio del lector, y no deja flecos pendientes. Quizás sólo reprocharle al escritor que en su afán de mostrarnos escenarios donde la protagonista no interviene, se líe un poco con personajes secundarios o situaciones cuya narración no aporta gran cosa a la historia.

Os dejo una imagen del exterior del auténtico palacio de Bianca Capello en Florencia, y un enlace para que podáis visitar de forma virtual claro, "La Terrazza de Medici" desde donde Francisco contemplaba a su amada Bianca. Asi los afortunados que podáis visitar Florencia y pagaros la estancia en el lujoso apartamento, sólo teneis que llevaros dos cosas: el libro, y por supuesto a vuestra pareja. http://www.adtuscany.com/LESP/Z2/C6644-6_1/hhcm-Terrazza_de'_Medici.html

     

PRESIDENTES AMERICANOS II

LOS PRESIDENTES AMERICANOS VISTOS POR EL CINE II

Continuamos con la segunda parte de esta relación de presidentes de los Estados Unidos y sus retratos cinematográficos.  

Andrew Johnson (1865-1869) Décimo séptimo presidente. Fue el vicepresidente de Lincoln, y tras el atentado que acabó con él, su sucesor. En el film "Tennessee Johnson"(1942) es el actor Van Heflin quien lo interpreta, y la verdad es que la cara de "mala leche" la pone de forma convincente.


Ulysses S. Grant  (1869-1877) Décimo octavo presidente. Muy conocido por ser el general que le dio la victoria al Norte en la guerra civil antes de ser presidente.Como es lógico al considerarlo los americanos un héroe nacional, el cine se ha hartado de representarlo antes de la presidencia y durante ella. Kevin Kline interpretó al presidente en "Wild Wild West" (1999).


Grover Cleveland (1885-1889) y (1893-1897) Vigésimo segundo y vigésimo cuarto presidente, y el único en tener dos mandatos no consecutivos. El cine le retrato en algunas ocasiones como personaje secundario sobre todo en películas del Oeste. Pat McCormick lo interpretó en la conocida "Bufallo Bill y los indios" (1976). Al menos el bigote está logrado


William McKinley (1897-1901). Vigésimo quinto presidente. Murió tiroteado por un anarquista convirtiéndose en el tercer presidente en ser asesinado junto a Lincoln y Garfield. En "La contraseña"(1937) Frank conroy representa al presidente con un parecido más que notable, y es que menos el color de la pajarita...

Theodore Roosevelt (1901-1909) Vigésimo sexto presidente. Altamente conocido por su exagerada personalidad, sus maneras de cowboy, y por su participación en la guerra de Cuba. Muy querido por los americanos, tanto que a los ositos de peluche le dan su nombre por uno de verdad que cazó, y además fue el primer presidente americano en ganar...¡el premio Nobel de la paz! El cine se ha hartado de representarlo, y la cantidad de actores conocidos que lo han interpretado incluye nombres como Robin Williams, Richard Dreyfuss, Tom Berenguer, y posiblemente una de las mejores interpretaciones de Brian Keith "El viento y el León"(1975). ¿Alguien duda del parecido?

Woodrow Wilson (1913-1921) Vigésimo octavo presidente. Conocido sobre todo por sus famosos 14 puntos, es decir las condiciones de la rendición de Alemania tras la Primera Guerra Mundial. En la TV movie "Angeles de Hierro" (2004) es Bob Gunton quien le da vida.

Warren G. Harding (1921-1923) Vigésimo noveno presidente. Más conocido por sus "amistades peligrosas" que por sus logros, pasó a la historia por los casos de corrupción que plagaron sus últimos años. Como era de esperar en la serie sobre la mafia "Boardwalk Empire"(2010) tenía que aparecer e interpretado por  Malachy Cleary.

Calvin Coolidge (1923-1929) Trigésimo presidente. Su famosa frase: "En definitiva, el asunto esencial del pueblo estadounidense son los negocios" fue famosa, sobre todo porque después de retirarse de la presidencia estallo el famoso "crack" del 29. ¡Oportuno el muchacho! En el cine se olvidaron bastante de él, aún así en alguna película aparece como en "El proceso de Billy Mitchell" (1955) interpretado por Ian Wolfe.

Franklin D. Rooselvelt (1933-1945). Trigesimo segundo presidente. Uno de los presidentes más valorados por los americanos. Reelegido hasta tres veces, por él se puso la norma del límite en las reelecciones (¡Por Dios que la pongan ya en España!) En el 2001 la superproducción "Pearl Harbor" triunfa en el cine, y el presidente es interpretado por Jon Voight, antes conocido actor, ahora conocido padre de la Jollie.

Harry S. Truman (1945-1953) Trigésimo tercer presidente. Muy conocido por poner fin a la Segunda Guerra Mundial con el empleo de dos bombas atómicas. En "Truman" (1997) es Gary Sinise el encargado de encarnar al presidente, aunque luciendo unos cuantos kilos de maquillaje y algo sudoroso.

Dwight D. Eisenhower (1953-1961) Trigésimo cuarto presidente. Artífice de la Guerra Fría, y primer presidente americano en visitar España. Tom Selleck lo caracteriza antes de ser presidente en "Ike: desembarco en Normandia" (2004). Creo que Eisenhower nunca lució tan bien.


John F. Kennedy (1961-1962) Trigésimo quinto presidente. Posiblemente el más conocido entre todos los presidentes americanos, aunque sólo sea por su trágico final. El cine y la televisión americana nos han hecho desayunar, comer, merendar y cenar con Kennedy, y dudo que quede alguien en el mundo civilizado que no haya visto alguna película o serie con Kennedy como tema. De lo último visto fue "Matar a Kennedy" (2013) con el guaperas en horas bajas Rob Lowe en el papel presidencial.

Lyndon B. Johnson (1963-1969) Trigésimo sexto presidente. A pesar de muchos de sus programas sociales es uno de los presidentes peor valorados, quizás por ser el sucesor de Kennedy, por la Guerra de Vietnam, o por su afición al alcohol. En la interesante serie televisiva sobre los Kennedy del 2011 "Los Kennedy" es Don Allison el encargado de interpretar a Johnson.

Richard Nixon (1969-1974) Trigésimo séptimo presidente. Practicamente no cabe duda de que eéste es el presidente más odiado por los estadounidenses, por su implicación en el caso Watergate, el de las escuchas telefónicas ( ¡No se porqué se ponen así! En España pasó lo mismo, y casi les damos una medalla). En el cine además de una biografia a cargo del inefable Hopkins, más recientemente lo hemos visto en "El Desafío. Frost contra Nixon"(2008) con Frank Langella en el papel del odiado presidente.
Gerald Ford (1974-1979) Trigésimo octavo presidente. Más conocida su mujer, Betty, e incluso su secretario de Estado, Kissinger, el presidente Ford pasa casi desapercibido para el cine. En "La historia de Betty Ford"(1987) será Josef Sommer quien lo interprete. ¡Es que ni película propia le dan al pobre! ¡Y del parecido ni hablemos!

Jimmy Carter (1979-1981) Trigésimo noveno presidente. El hombre de los cacahuetes no es un presidente especialmente recordado a pesar de haber recibido el premio Nobel de la paz en el 2002. El cine no le ha hecho mucho caso, y más que actores son casi dobles los que lo han interpretado en apariciones estelares como Ed Beheler al menos en dos ocasiones en "Hot Shots 2", y "El último Boy Scout"(1991). Si le recortamos  un poco las orejas el parecido es más que notable.


Ronald Reagan (1981-1989) Cuadragésimo presidente. El actor metido a presidente o un vaquero en la Casa Blanca, marcó todo una época en su paso por la presidencia, Odiado por unos, admirado por otros, Reagan no dejaba indiferente. Quien en el cine nunca interpretó a un Presidente en la realidad se convirtió en uno. Por supuesto ¿cómo no iba a homenajear el cine a uno de los suyos? La última película donde Alan Rickman interpreta al presidente es "El mayordomo" (2014) con una caracterización bastante lograda. ¡Vaya se han equivocado con el color de la corbata!

George H. W. Bush  (1989-1993) Cuadragésimo primer presidente. Bush padre a parte de la Guerra del Golfo y de colaborar en traer al mundo a uno de los presidentes más cortos de la Historia americana, poco más se puede decir. El cine lo suele usar en parodias como "El silencio de los Borregos" o "Agarralo como puedas 2 1/2"(1991) ambas interpretadas por John Roarke cuyo principal merito como actor es parecerse al presidente.

Bill Clinton (1993-2001). Cuadragésimo segundo presidente. El escandalo sexual marcó el final de su mandato, y  Clinton no pasará a la Historia por sus errores o aciertos políticos sino más bien por darle un nuevo sentido a la palabra "becaria"(¿Quién se atreve ahora a sugerirle un examen oral a una becaria?). El cine ha encontrado en Bill Clinton un filón para la parodia. El actor Tim Watters se ha especializado en hacer de sosias del presidente en series y películas como "Siete días y una vida" (2002). ¿Quién es quien?

George W. Bush (2001-2009). Cuadragésimo tercer presidente. Bush hijo tiene una de las peores famas como presidente, y además de bebedor, hijo de papa, no solía pasar por ser muy listo. Algunos de los más conocidos directores y actores de Hollywood desarrollaron una campaña anti-Bush ridiculizandolo. En "W" (2008) un film sobre el controvertido presidente es Josh Brolin quien lo parodia.


Barack Obama (2009- ). Cuadragésimo cuarto presidente. Obama ha hecho realidad lo que muchos no creyeron posible, que un negro llegara a la presidencia en un país como los Estados Unidos. A pesar de ser el último en llegar a la Casa Blanca, Obama ya ha aparecido en diversos films, y tiene su propio sosias en el actor  Ron Butler que lo ha interpretado en varias ocasiones, en "Los juegos del resacón" (2014) como Presidente Snowbama. ¡Pero si se ríen igual!