ZEUS OMNIPOTENTE


LOS AMORES DE ZEUS

Zeus. Ánfora ca. 480 a.C. Museo del Louvre.
Zeus es el padre de los dioses griegos, y el dios que preside el panteón olímpico. Divinidad del cielo, de los fenómenos atmosféricos, protector del orden social, de la casa,  director supremo del universo, y guardián de la armonía del mismo. El poder del dios griego sobre todas las cosas es indiscutible. Su preeminencia en el Olimpo era reconocida por todos. Pero hoy vamos a hablar de los amores del dios.

Como supremo gobernante divino y máximo exponente de la religión de los antiguos griegos, Zeus tenía una función que cumplir: todo dependía de él. Que aparecían nuevos territorios con nuevos dioses o diosas, pues se les hacia hijos de Zeus, o amantes. Que una ciudad quería alardear de su importancia y antigüedad, pues se decía fundada por el dios o  por uno de sus innumerables descendientes. El resultado era que Zeus acumulaba en su currículum una innumerable lista de amantes por grado o a la fuerza, y una no menor lista de hijos, que como le reclamaran la paternidad se iba a enterar.  Sería por eso que casi todos sus descendientes quedaron bien colocados, triste antecedente del "enchufismo" que infecta nuestro país.

Al ser Zeus prácticamente ominipotente - de seguro que con tanta amante la "potencia" la iba a necesitar - los subterfugios empleados para yacer o secuestrar a sus presas eran inagotables. Probó con diosas pero fue con las mortales con las que desarrolló un mayor ingenio.

Io y Júpiter. Corregio.1531
Io. Es una sacerdotisa de Hera que vivía en Argos. Entusiasmado Zeus con la joven doncella, tiene la ocurrencia de presentársele en sueños para convencerla de que se acueste con él. La muchacha en vez de ceder ante tamaño honor, va y se lo cuenta a papa. Éste después de consultar al consabido oráculo, decide en un alarde de comprensión paterna expulsarla de casa ante la amenaza de ser aniquilado por los rayos del enfurecido dios. Zeus insiste para que la joven ceda a sus pretensiones, pero ésta, cabezona, emprende una veloz huida, deja atrás campos y villas y se adentra en los bosques perseguida por la excitada divinidad. Harto el rey de los dioses de correr tras la díscola, se convierte en neblina con la que cubre toda la tierra, y de paso a la joven también, que pierde así la virginidad.  Pero por si no tuviera bastante, la celosa esposa de Zeus, Hera,  la toma con ella, y el de los rayos para ocultarla de su mujer la transforma en ¡vaca! Pues si que le hizo un favor a la joven: violada por una niebla asquerosa, luego transformada en vaca, y finalmente cuando es descubierta por Hera, ésta le envía un feroz tábano que se dedica a picarla y perseguirla por todo el planeta, hasta cruza mares para escapar del molesto insecto ( el Jónico o Ionico llamado así por ella).

Danae. Tiziano. 1553. Museo del Prado
Danae. Hija de Acrisio a quien le habían vaticinado que el hijo nacido de su hija sería la causa de su muerte. Como resultado la joven fue encerrada en un calabozo subterráneo tras recias puertas de bronce. Pero como al rey de los dioses cuanto más difícil se lo ponían más se motivaba. Se le ocurrió un sencillo plan, metamorfosearse en lluvia de oro, y de tal guisa fecundar a la aburrida princesa. Digo yo que mucho no disfrutarían. Aunque parece más bien una unión por interés. Vamos que el oro abre cualquier puerta por muy profunda y cerrada que ésta esté. De ellos nacería el héroe Perseo.

Los amantes. Giulio Romano. 1525. Hermitage. S. Petersburgo
Alcmena. Princesa de Micenas que rehusaba  unirse con su primo Anfrition hasta que no vengase la muerte de sus hermanos. Con ella Zeus fue más sutil. Que te niegas a acostarte con el mozo hasta que no traiga pruebas de su hazaña, pues nada tomo su forma, me presento con las pruebas de la venganza, y ala al catre. Y como no me llega la noche, pues la prolongo porque me lo estoy pasando muy bien y para eso soy Zeus. Resultado: un retoño llamado Heracles, y un marido bastante cabreado.

Jupiter y Calisto. F. Boucher. 1744
Calisto. Cuyo nombre significa "la más bella". Era una ninfa que servía en el cortejo de la diosa Artemisa, y que por tanto había hecho voto de castidad. Cosa que como es lógico no le importaba demasiado a Zeus. ¿Qué elegiría esta vez el potente dios para yacer con ella? Muy fácil. Se transmutó en su propia hija y señora de Calisto, Artemisa. De dicha guisa comenzó el jugueteo con la incauta ninfa, que si te sobra ropa, que si mira ella que mona, que si te toco un pecho como quien no quiere la cosa, y ¡zas! ya tenemos a Calisto embarazada, a la esposa de Zeus muy enfadada, y a Artemisa aún más. Total que la diosa cazadora la transforma en osa, y Hera ordena que la cazen. Menos mal que al final Zeus, generoso como siempre, recoge lo que queda de la pobre ninfa, osea su cadáver antes de que se hagan una alfombra con él, y la sube en forma de constelación a los cielos: la Osa Mayor.  



Leda y el Cisne. Rubens 1599


Leda. Reina de Esparta de extraordinaria belleza, que debía de resistirse a los encantos del dios, pues este no dudo en utilizar uno de sus conocidos trucos para acostarse con ella. A decir verdad en esta ocasión fue original. Zeus se convirtió en un hermoso cisne blanco, y sorpresas de la vida, a Leda el cisne le debió parecer el colmo del erotismo, y se puso a retozar desnuda con el ave a lo orilla de un estanque, lago o similar. La consecuencia fue que acabó poniendo dos huevos, y nacieron Castor y Helena y Polux y Clitemestra.
Antíope y el satiro. Alexei Golovin. 2009


Antíope. Era hija de un dios-rio, según algunos, lo que la convertía a ella misma en semidiosa, una especie de ninfa, o algo así; y para otros hija del rey de Tebas. De belleza extraordinaria - Zeus no tenía mal gusto - no debían de faltarle pretendientes, pero ninguno parecía ser suficiente para ella. El padre de los dioses decidió que esta tampoco se le iba a escapar, y se transmutó en otro de sus originales disfraces. En esta ocasión la figura elegida fue la de un sátiro, que no es que sea muy atractivo, cuernos, rabo, patas y pezuñas de cabra, no parecen el prototipo de belleza viril, pero lo compensan con un desmedido apetito sexual en consonancia con el tamaño de su... Vale, pues que a Antíope la convenció, y acabó teniendo dos gemelos de la relación con Zeus: Zeto y Anfión.


Zeus y Europa. N. Coipel (1726-1727)
Europa. Esta princesa de Tiro paseaba alegremente por la orilla del mar jugando con las olas, cuando le echó el ojo el dios salido. Idea genial: convertirse en precioso toro blanco que juguetea manso por la orilla del mar. Y lo más normal, la doncellita en lugar de salir por piernas, se acerca al animalito, y como tiene los cuernos en forma de media luna, tiene una "inteligente" ocurrencia, cogerse a ellos, y sentarse en el lomo de la pacífica bestia, y por supuesto esto era lo que esperaba el dios, que emocionado arrancó a correr con ella encima, y después pues pasó lo que pasó. Y de Europa tuvo tres hijos: Minos Radamantis y Sarpedón. Y el rapto de Europa se convirtió en todo un símbolo.  Aunque tardarían al menos una generación en que a sus descendientes les salieran cuernos, y no eran los vikingos, sino el minotauro. Como recordatorio permanente de su hazaña, a Zeus se le ocurrió dibujar en el cielo con las estrellas un hermosa constelación en forma de toro: Tauro.

El rapto de Ganimedes. Eustache Le Sueur.1650
Ganimedes. Si os creiais que sólo le interesaban las chicas, pues os equivocasteis. Ganimedes  era un príncipe troyano considerado el más bello entre los mortales, apenas un adolescente. Iba eso a frenar al sinvergüenza mayor del Olimpo.¡Jamás! ¿En qué puede convertirse? Pues en su animal emblemático: el águila, algo que repitió con la ninfa Egina. Zeus se transforma en el ave, se cuela en el palacio del padre del muchacho, y ni corto ni perezoso se abalanza sobre el joven, lo coge con las garras, y desaparece en dirección al Olimpo. ¿Qué el padre protesta? No pasa nada. Se le regala una copa de oro, unos  caballos divinos, y se le promete que su hijo va a tener una posición privilegiada al lado del más grande. Y así fue. Zeus después de disfrutar del joven, lo mantuvo a su lado como copero, y más tarde lo convirtió en la constelación que todos conocemos como Acuario.


El listado de amantes del Supremo regidor del Olimpo es interminable y la recua de hijos en consonancia. Si entonces hubieran existido psiquiatras, y sus amantes se hubieran reunido en la consulta de uno, la conversación resultante hubiera sido antológica: "Yo es que vengo porque tuve relaciones con un toro". "Eso no es nada, yo con un cisne y además puse huevos", "Pues a mí me desvirgó una niebla pegajosa". Conclusión en la Grecia mítica más valía ser feo y malformado no fuera a ser que tuvieras el dudoso honor de recibir las atenciones de alguna divinidad sobreexcitada. 

LOS TRABAJOS DEL SEMIDIOS


HÉRCULES


Título Original:

Año: 2005

Número de Episodios: 2 (180 min.)

País: Estados Unidos

Director: Roger Young

Reparto: Paul Telfer, Elizabeth Perkins, Timothy Dalton, Sean Astin, Leelee Sobieski, Philip Grieve, Kim Coates, Leeanna Walsman, Kristian Schimd, Luke Ford, Jamie Croff.



"Regresad conmigo en el tiempo. No a un siglo o a un milenio, sino a una era fuera de la Historia. Una era de mitos y fantasíaa, una era de múltiples dioses y un gran héroe. La era de Hércules" Los dioses están enfrentados Hera y Zeus luchan por el poder. Alcmena, sacerdotisa de Hera, es violada por un desconocido en plena noche, pocas horas después yace con su esposo Anfitrión. Dos hijos nacerán, pero sólo uno será de  Anfitrión, el otro comenzará a ser conocido como el bastardo de Zeus: Hércules. El centauro Quirón será el encargado de educar en las artes bélicas a Hércules y a su hermanastro Ificles, y Linus se encarga del resto de su educación. Desterrado de la corte de Tebas, Hércules crece en años, fuerza y espíritu. Pronto tendrá que hacer frente a labores que un hombre normal no podría.

Condensar el mito de Hércules en una miniserie de algo más de dos horas y media es lo que pretende esta producción americana, bastante criticada por propios y ajenos. La labor era casi tan complicada como  los famosos 12 trabajos, y evidentemente el resultado no es lo que muchos esperaban. Los dichosos trabajos son sometidos a una rebajita: la Hidra, el León de Nemea, las aves de Estinfalo, el Toro de Creta, las yeguas antrófogas, el cinturón de las amazonas, la cierva de Cerinea, el can Cerbero; son las labores a las que se enfrenta el semidios, aunque el Toro no es un toro y es el mismo que el Can, el león es una tía buena que se transforma en esfinge, las aves son unas repelentes arpías, las yeguas y las amazonas son la misma cosa, y...Bueno un batiburrillo de ideas, algunas realmente más peregrinas que el mito en sí.

Se intentó rehuir de la intervención de dioses, y dejar el elemento mágico reducido a la mitad  y claro...pues no convencen a nadie. Si se pretendía despojar al mito de los elementos fantásticos, pues adelante, con presentar un Hércules más bárbaro combatiendo enemigos reales ( al estilo el cómic ya comentado de "Las guerras Tracias") ya estaba resuelto; pero si por el contrario queremos mantener el elemento mágico sobrenatural, pues vale; pero el director o productores o quien fuera, toman por el camino de en medio, y no consiguen sacar punta al telefilm. Los efectos son más propios de una producción televisiva de sobremesa que de una superproducción, y todo el conjunto que prometía ser interesante, resulta finalmente un producto de consumo doméstico para adolescentes y poco más. Una auténtica pena.

En general la miniserie se presta a consumir acompañado por preadolescentes y un bol de palomitas, y con grandes dosis de condescendencia, mientras intentamos explicarles a nuestros sufridos vástagos las referencias a mitos clásicos, los trabajos reales, y los personajes que desfilan en forma de invitados sorpresa por la película. Si después de media hora no se han dormido habremos conseguido nuestro objetivo: que se interesen por la cultura clásica y su rica mitología; aunque claro, para eso ya están los videojuegos.  

Tras múltiples intentos de plasmar la gran figura de la mitología grecorromana tanto por el cine como por la televisión, aún esperamos la llegada de algún film que aborde el mito con el respeto que se merece, y al final tendremos que echar la vista atrás añorando las producciones italianas de los años 60 del pasado siglo.    

MATADOR DE DRAGONES


LA LEYENDA DE SIEGFRIED


Título Original: Siegfried


Guionista: Alex Alice


Dibujante: Alex Alice


Año de publicación:  2007-2011


País: Francia




Odín persigue a dos fugitivos, una diosa y un mortal. El dios acaba con la vida del humano, y le retira la fruta dorada de la inmortalidad a la diosa. Pero ésta se encuentra embarazada, y antes de morir entrega a su bebe recién nacido al cuidado de Mime el nibelungo. El pequeño Sigfrido crece en el bosque entre lobos, y con la única compañía del herrero Mime. El niño se convierte en joven, y pronto su origen le alcanza.

Con un estilo cercano a los dibujos animados de Disney, Alex Alice reescribe la historia del héroe mitológico escandinavo por excelencia, Sigfrido. Con colores vivos, y personajes muy clásicos en parajes aún más clásicos, no sabemos si estamos ante una nueva adaptación del Señor de los anillos o de Tarón y el caldero mágico. El personaje de Mime podría firmarlo cualquier animador de películas clásicas de dibujos, y Odín recuerda en ocasiones al Gandalf de la versión animada. El propio personaje central, Sigfrido, está muy alejado de la visión más dura del personaje, y se parece a más a Mogli o Tarzán que al duro vikingo de algunos otros cómics. Pero es que la intención del guionista-dibujante era clara, crear una trilogía que se convertiría luego en una película de animación.

Compuesto de tres volúmenes: "Siegfried", "La Valkiria", y "El crepúsculo de los dioses", la trilogía se adentra en la infancia del héroe, en el conocimiento de quién es, y sobre todo en lo que será el enfrentamiento que lo convertirá en leyenda, la lucha con el dragón Fafnir. Paginas dobles con paisajes fantásticos llenos de vivos colores,  cascadas mágicas, grutas espectaculares, bosques sombríos, personajes subhumanos y sobre humanos; todo esto y algo más nos ofrece este cómic francés bastante alejado de la visión nórdica del personaje, y mucho más cercano a la estética artúrica.  

Cuando el primer tomo "Siegfried" se presenta en Francia viene acompañado de numerosos extras y un dvd con un trailer de lo que tendría que ser la película.





LA MIRADA DE LA MEDUSA


FURIA DE TITANES


Título Original: Clash of Titans

Año: 1981

País: Reino Unido

Duración: 118 minutos.

Dirección: Desmond Davis

Reparto: Harry Hamlin, Laurence Olivier, Judi Bowker, Claire Bloom, Maggie Smith, Burguess Meredith, Ursula Andress, Flora Robson. 





El rey Acrisio invoca a los dioses antes de entregar a su hija Danae y a su bebe a las furias del océano. Madre e hijo son encerrados en un arcón y arrojados al mar para que mueran. Pero los dioses desde el Olimpo tienen decretado otro destino para los condenados. Zeus ordena a Poseidón que suelte al Kraken y destruya Argos, la ciudad de Acrisio como castigo por intentar matar a Danae y su hijo, que es también hijo del propio Zeus. Argos es arrasada por las aguas. La antgua amante de Zeus, Danae y el bebe Perseo viven a salvo en Sérifos bajo la atenta mirada de Zeus. Pero los años pasan y la venganza de la diosa Thetis acecha al joven. Perseo tendrá que demostrar su valor con alguna ayuda de los dioses.

Con un desarrollo similar a las historias de Simbad de los años 70 "Furia de Titanes" supuso el intento de rescate de las películas mitológicas para un cine que había visto llegar las grandes odiseas espaciales. Con "La Guerra de las Galaxias" abriendo un nuevo horizonte al cine de aventuras y efectos especiales, el denostado genero que en los 60 había puesto de moda las túnicas, había pasado a mejor vida. Los que serían los últimos efectos especiales para el cine de Ray Harryhausen buscaban reabrir nuevos filones. Y la película parecía tenerlo todo; una historia interesante, un plantel de actores que quitaban el hipo, un mago de los efectos especiales... y sin embargo no fue así. La mitología greco-romana no desapareció de las pantallas, pero tampoco es que sufriera el empujón que - por ejemplo - estamos viviendo hoy en día. Quizás el auge de la ciencia ficción y los nuevos efectos tuvieran mucho que ver.

El film es un entretenimiento aún hoy más que válido para jóvenes y maduros nostálgicos. El Olimpo y sus manipuladores habitantes es una de las visiones cinematográficas más interesantes que se han realizado sobre los dioses griegos en el cine. Laurence Olivier como Zeus, Maggie Smith como Thetis, o incluso Ursula Andress como Afrodita quedan para el recuerdo. Las escenas de monstruos tal vez estén algo desfasadas ante la invasión de efectos digitales, pero aún hoy la terrorífica medusa sigue impresionando ( mi hijo tuvo pesadillas con ella). Si algo sobra en la película es esa concesión al público de "Star Wars" con la introducción de un R2D2 mitológico, el dichoso búho mecánico, sobre el cual hasta se permiten una broma en el "remake" del 2010. Con todo "Furia de Titanes" se conviritó en una película de culto que unos pocos (hoy llamados "frikis") atesorábamos en nuestras videotecas. En una mezcla de nostalgia ("cualquier película pasada fue mejor") y unas pizcas de ilusión por mostrarlas a nuestros escépticos descendientes ( los mismos que prefieren un móvil a un libro, y un video juego a una película) este tipo de films merecen un visionado familiar con palomitas incluidas, pero no esperéis a que vuestros vástagos se hagan mayores.

ANTES DE LA GUERRA DE TROYA


EL ARCO DE PLATA


Título Original: Troy. The Lord of the Silver Bow

Autor: David Gemmell

Año de Publicación: 2005

País: Inglaterra












Helicaón, también conocido como Eneas, es el guerrero que comanda la Janto, buque de guerra dedicado a la caza de piratas en los mares del mundo mítico griego. En uno de sus viajes conoce a Andrómeca, la prometida del príncipe troyano Hector. Agamenón rey de Micenas quiere acabar con el navegante, y para ello pone en marcha todos sus recursos para terminar con  la vida del héroe. Odiseo, el astuto rey de Itaca, cruza sus caminos con Helicaón, y a través de él conocemos su pasado común. Argorio, el guerrero micénico se une como pasajero y compañero forzoso en la Janto. El destino final de la nave es la ciudad de Troya, y allí confluirán las historias de todos los personajes 

Con "El arco de plata" se abre un ciclo de tres novelas destinadas a contar los años previos a la guerra de Troya hasta desembocar en ésta. La novela es independiente de las otras aunque forma un mosáico con las otras dos. Con el subtítulo "Guerreros de Troya" se publicó en España como una trilogía.

La verdad es que la publicidad y el marketing del libro genera confusión, y creo que negativa para el mismo. Para empezar no estamos ante una nueva reinterpretación de la Guerra de Troya, si no una historia nueva y diferente. No hay dioses, no hay fantasía, y los personajes del mito se mezclan perfectamente con otros inventados por el autor. Las situaciones descritas son nuevas e interesantes. Las historias se entremezclan y fusionan perfectamente, y los protagonistas se comportan con coherencia en una trama novelesca perfectamente urdida. Las pasiones y los odios, el engaño y el honor,  la sensibilidad y la brutalidad, como antagónicos permanentes se alternan en una historia viva, emocionante, entretenida, y muy, pero que muy recomendable.

Gemmell nos regala con "El arco de plata" un libro memorable, que tal vez no pretenda grandes cosas, ni enseñarnos nada, ni moralizar o pontificar sobre algo, pero que al final te deja un gusto agradable en el paladar literario.  Los personajes de la novela son de esos difíciles de olvidar. El gran acierto del autor es la plena individualización de cada cual, Helicaón no es Argorio y cada uno de ellos se comporta como corresponde a su perfectamente trazada caracterización. La novela es algo más que una novela de aventuras o de batallitas, es también una novela de personajes. Disfrutadla, merece la pena.

LA EXTINCIÓN NO LLEGÓ A LAS PANTALLAS I

ANIMALES PREHISTÓRICOS EN EL CINE I 

Desde siempre los dinosaurios y los otros animales de la Prehistoria extinguidos han despertado nuestra imaginación. El afán por conocer estos monstruos desaparecidos ha sido más que explotado por la industria cinematográfica que vio en los bichos antediluvianos (que no antidiluvianos) un filón irresistible.

Coelophysis. Triásico hace unos 200 años. De 3 metros de largo por uno de altura, y sólo 28 kilos, este peso pluma de los dinosaurios, es uno de los primeros en recorrer el planeta, y seguramente de forma veloz. Es carnívoro, y a pesar de alimentarse de pequeños animales, mejor es que no tengamos que encontrárnoslo delante. Tiene la peculiaridad de ser un dinosaurionauta, pues un fósil suyo fue enviado al espacio en la "Endeavour". Podemos admirar un fósil de él en el Museo de Ciencias Naturales de Londres. En la serie "Caminando entre Dinosaurios" es uno de los protagonistas de su primer episodio.

Allosaurus. Jurásico hace unos 150 millones de años. Un carnívoro muy común en Norteamérica donde han aparecido bastantes fósiles, algunos prácticamente completos. El de la fotografía es del Museo de Ciencias Naturales de Valencia (España). En el cine en la curiosa "El valle de Gwangi"(1969) en algo así como Dinos vs cowboys, y gracias a la magia del genial Harryhausen nuestro amiguito se despistaba un poco y acababa paseándose por...¡La Ciudad Encantada de Cuenca! (los españoles lo habéis adivinado seguro)
Brachiosaurus, Jurásico hace unos 150 millones de años. Con casi 13 metros de alto por 25 de largo y entre 30 y 50 toneladas era uno de los gigantes de su época. Era un tranquilo herbívoro con grandes ventanales nasales y una pequeña cresta que le da en las reconstrucciones un aspecto afable y divertido, ello le ha convertido en uno de los más populares, hasta el punto de que se bautizó un asteroide con su nombre. En el Museo de Ciencias Naturales de Berlín alardean de exponer el más grande del mundo. Lo vimos casi al principio de "Parque Jurásico"(1993).
Diplodocus. Jurásico hace unos 150 millones de años. Un gigantesco herbívoro muy bien conocido. Posiblemente el dinosaurio más largo conocido, unos 37 metros ¡casi nada!, y unos 6,5 metros de alto. A pesar de mostrarlos elevando el cuello para comer las hojas de los árboles, es muy posible que esto sea falso, y tuvieran dificultades para levantar semejante cuello. En 1911 un millonario norteamericano regaló una replica de Diplodocus a Alfonso XIII convirtiéndose en el primero en montarse en un museo español, el de Ciencias Naturales de Madrid, dónde aún se puede contemplar. En "Parque Jurásico II" (1997) hace su aparición el gigante o uno de sus primos: un mamenchisaurus
Stegosaurus. Jurásico hace unos 150 millones de años. Otro herbívoro bien conocido, el llamado lagarto con tejado tiene esas magníficas placas que le hacen inconfundible, aunque aún no se ponen de acuerdo para que servían(algo que tiene en común con nuestros políticos). Con 4 metros de altura por más de 15 de largo, y 3 toneladas de peso, le convertían en un tranquilo peso pesado. En el museo de Ciencias de Frankfurt podemos admirar un esqueleto bien ensamblado. Presente en numerosas películas, ya en la temprana película checha "Viaje a la Prehistoria" (1954) se dejaba ver uno; en una escena calcada luego por Parque Jurásico, pero con un triceratops.
Rhamphorhynchus. Jurásico hace unos 150 millones de años. Este reptil volador tenía 1,26 metros de largo por 1,81 de envergadura. Con una dentadura que se entrelazaba al cerrarse la mandíbula posiblemente se alimentara de peces; a pesar de ello suele ser presentado en el cine como un malvado carnicero aéreo. Un ejemplar fósil se puede contemplar en  el Museo Carnegie de Historia Natural de Pittsburgh (USA). En el film de 1971 "Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra" perseguía a los protagonistas con aviesas intenciones, y si no me creéis... miradle la cara.¡Si es que como pille a la rubia, se va a enterar! 
Iguanodon. Cretácico hace unos 120 millones de años. Llamado así por que sus dientes parecían los de una iguana, era un herbívoro que podía alternar entre marcha bípeda o cuadrúpeda. Hay numerosos restos por todo el mundo, e incluso una variedad de Teruel (España), el Delapparentia turolensis (Para los dinosaurios Teruel existe). En la isla de Wight (Reino Unido) hay un curioso museo en la Isla de los dinosaurios con interesantes animatronics, fósiles y reproducciones. En la película "Hace un millón de años" de 1958 el casi siempre genial Harryhausen no se tomó demasiadas molestias con los efectos, limitándose a agrandar una iguana azul, supongo que imaginaba que ya bastante teníamos con contemplar a la escultural Raquel Welch   
Spinosaurus. Cretácico hace unos 100 millones de años. Este lagarto de la espina es fácilmente reconocible por su vela. A pesar de su aspecto de carnicero, su dieta posiblemente fuera piscívora, y además fuera capaz de moverse por el agua al estilo de un cocodrilo. En  Chiba (Japón) se puede contemplar un esqueleto montado de Spinosaurus. En la serie "Primeval"(2007-2011) aparece uno a través de unas anomalías.   
Elasmosaurus. Cretácico hace unos 80 millones de años. Es un réptil marino de cuello extremadamente largo. A pesar de sus 14 metros de largo o sus 2000 kilos este animal tenía una forma aerodinámica, aunque no fuera un veloz nadador. Comería peces y piedras para ayudarse en la digestión y viviría en océános abiertos. A pesar de las numerosas imposibilidades científicas muchos "investigadores" de lo oculto siguen pensando que el llamado monstruo del lago Ness es uno de ellos. Un ejemplar de Elasmosaurus se puede contemplar en el Museo de Ciencia y Naturaleza de Denver (USA). Nombrar todas las películas donde aparece un Elasmosarus ocuparía casi todo el artículo, quedémonos con "Viaje  al Centro de la Tierra" (2008) en la cual los protagonistas se ven sorprendidos por toda una manada.
Pteranodon. Cretácico hace unos 80 años. Un lagarto , que no dinosaurio, volador, más que conocido es el Pteranodon. Con una envergadura de alas de más de 6 metros y su curiosa cresta sería todo un espectáculo verlo volar. Al revés que sus parientes primitivos su pico no tiene dientes asemejándolo más a las aves. Como pasa con el Elasmosaurus, los llamados "criptozoologos" afirman la existencia en distintos lugares de Pteranodontes vivos, incluso se aportan fotos de su captura en distintos momentos de la Historia (Hay quien se aburre mucho). Podemos ver una interesante muestra en el Museo de Historia Natural de Nueva York. En el cine hay pocas películas de la prehistoria en las que no asome un pteranodon, hasta tuvo su propia pelicula "Pterodáctilo" (2005).
Carnotaurus. Cretácico hace unos 70 millones de años. Este "toro carnívoro" era un dinosaurio capaz de cazar presas bastante grandes, y bastante rápido para su tamaño, es decir un verdadero "matador". Un esqueleto de este lagarto cornudo se puede contemplar en el Museo  de Historia Natural de Norkwalk (USA). En la serie "Terranova"(2011) producida por el propio Spielberg se podía ver a uno en acción.
Ankylosaurus. Cretácico hace unos 65 millones de años. El lagarto acorazado estaba entre 8 y 9 metros de largo y unas 6 toneladas de peso, ya lo quisieran en cualquier división acorazada. A pesar de ser herbívoro su cola le debía de servir como armamento contra los depredadores carnívoros. De nuevo en el Museo de Frankfurt vemos un esqueleto de una variante de Ankylosarus. En la tercera película de la saga jurásica "Parque Jurásico III" (2001) hacía una breve aparición. 
Pachycephalosaurus. Cretácico hace unos 65 millones de años. Un herbívoro u omnívoro de 5 metros de longitud y 2000 kilos es el gran cabezón de entre todos los dinosaurios. En el Museo de Ciencias de Ontario (Canada) se conserva un interesante ejemplar (Y en mi casa una variedad: el adolestencisaurus).  En la serie canadiense derivada de la británica "Primeval: Un Nuevo Mundo "(2012) se da una vuelta por las calles.
Triceratops. Cretácico hace 65 millones de años. Entre 8 metros de largo y 3 de altura con casi 12 toneladas de peso, el triceratops con sus tres vistosos cuernos, es uno de los pesos pesados entre los dinosaurios, quizás de los más conocidos. Su sistema de defensa está hoy en discusión, si corneando o embistiendo  y clavando al estilo rinoceronte. Un cráneo se puede contemplar en el Museo CosmoCaixa de Madrid. Los combates de Triceratops contra Tirannosaurus son ya un clásico en el cine, en la película "La Tierra olvidadda por el tiempo"(1970), podemos ver hasta una familia.
Tyrannosaurus Rex. Cretácico hace 65 millones de años. Este terrible depredador gigante sea posiblemente el más conocido de todos los dinosaurios carnívoros. Con más de 12 metros de largo, 4 de altura hasta las caderas y 6 toneladas de peso, el Tyrannosaurus representa al rey de los dinosaurios de su época. Uno de los fósiles más completos se encuentra en el Field Museum de Chicago y la denominan Sue. En el cine es uno de los más representados, en la serie documental-ficción "Parque Prehistórico"(2006) el cazadinosaurios Nigel Marven es perseguido por una pareja Therence y Matilda.

CABALGANDO SOBRE DINOSAURIOS


     LAS PIEDRAS DE ICA


Esta piedra encontrada en Ica (Perú) nos muestra lo que es claramente un indígena americano cabalgando un triceratops. Si contamos con que los triceratops y animales parecidos vivieron a finales del Cretácico, es decir hace 68 millones de años, millón arriba millón abajo, y los primeros restos del hombre se datan de hace 50.000 años en el Próximo Oriente, mil años arriba o abajo, y que el hombre no cruzaría el estrecho de Berin hacia América hasta hace 25.000 años aproximadamente. ¿Cómo narices llegaron a encontrarse estos dos?

"Fácil - contestareis vosotros - ¡En una producción de Spielberg!". ¡No! Ni tampoco en una película de serie B de ciencia ficción. Es real, existen, y muchas más. Son de andeasita, una roca volcánica, y en ellas se graban escenas diversas como mapas antiguos de un mundo hoy desaparecido, interesantes operaciones quirúrgicas, indígenas con aparatos modernos como catalejos, etc. 

Es impresionante, ¿verdad? En 1960 un doctor peruano, Javier Cabrera, recibió la visita de un conocido que le enseñó la primera de una larga serie de piedras grabadas, aunque sólo mostraba un pez. Gracias al interés del médico se le fueron añadiendo otras más. Ante la insistencia de éste por temas más variados e interesantes empezaron a aparecer piedras como la de la imagen: Un dinosaurio tipo diplodocus, brontosaurio o algo así se está comiendo a un hombrecillo calvo vestido con taparrabos o dodotis (no queda muy claro). ¡Francamente espectacular! Desde luego los arqueólogos de todo el mundo, los paleontólogos, y científicos con años de experiencia en este tipo de temas, han demostrado ser unos auténticos tarugos. ¿Qué nos han enseñado en las escuelas todos estos años? ¿Dónde han estado excavando que no han encontrado los restos que confirmen lo que muestran las piedras? ¡Panda de inútiles! En otra piedra se nos enseña como los amables indígenas ayudan a sus amiguitos antediluvianos a parir practicándoles una cesárea. En dos palabras: ¡ Im-pre-zionante!    Lastima que animales como los diplodocus fueran herbívoros y no se jalaran a nadie, o que los dinosaurios fueran ovíparos, o sea que ponían huevos y no parían; o que la mayoría de los bichos grabados ni siquiera habían convivido entre ellos. ¡Bah! ¡Pecata Minuta! 

¡Ah! Pero ¿Os lo habías creído?¿Sí? No os asustéis. No seríais los primeros. La pregunta no es si las piedras son auténticas. ¿Creerías a la cotilla del primero si os dijera que ha visto pasar volando un burro con un hombrecillo verde montado encima? No, verdad. Simplemente por que contradice las leyes de la física, de la lógica,  de la zoología, la biología, y del sentido común. ¿Entonces por qué estamos dispuestos a creer imbecilidades del calibre de las anteriores? Miles de excavaciones con restos de animales antediluvianos jamás acompañados por restos humanos, restos de huevos de dinosaurios, yacimientos paleontológicos bien estudiados por todo el mundo y a lo largo de los años que jamás han dado NI UNA SOLA EVIDENCIA de la convivencia de humanos y dinosaurios. Miles y miles de científicos, arqueólogos, y paleontólogos, que se basan en estudios de toda una vida, la de ellos, y las de sus antecesores, no valen para nada ante las piedras que presenta un conocido saqueador de yacimientos y sus amiguetes.

No importa que el falsificador y sus amigos confesaran las fechorías. No importa que la propia experta en falsificarlas dijera como era el proceso de envejecimiento (que incluía algo tan técnico como era frotarlas con mierda). No importa que análisis de las piedras demostraran que habían sido tratadas con papel de lija, embetunadas, y con restos de lápices de colores actuales. Programas e investigadores "serios" como J.J. Carótez, Iker Trolérez, y demás siguen dedicándoles horas y libros a las dichosas piedras; mientras investigadores de verdad se rompen la espalda y la meninge trabajando sin subvenciones en yacimientos reales que a casi nadie le interesan. Yacimientos reales abandonados, expoliados, destrozados por el paso de carreteras y autopistas, desmantelados por industrias mineras, canteras, étc.  Siempre olvidados. Algunos cerca de nuestras casas. Son la memoria de nuestro pasado, pero preferimos creer a iluminados, falsos investigadores, y embaucadores y estafadores de medio pelo.

Si queréis saber más sobre las fraudulentas piedras de Ica: http://losdivulgadores.com/2012/03/piedras-de-ica-iii-un-fraude-revelado/  

¡¡¡Última hora!!! Me retracto de todo lo dicho. He conseguido un documento fotográfico que confirma la autenticidad de las piedras de Ica. Observad el extraordinario parecido entre la piedra que ha servido de encabezamiento a este artículo y el indiscutiblemente auténtico fotograma que adjunto. Si parece que hayan posado para la piedra. ¿Cómo? ¿Qué? ¿Qué en esa época no había cámaras? ¡Es que os fijáis en detalles sin importancia! ¡Es criticar por criticar! Además, ¿Estáis seguros?


LOS DINOSAURIOS HAN VUELTO


CAMINANDO ENTRE DINOSAURIOS


Título Originial: Walking with Dinosaurs

Año: 1999

Nº de Episodios: 6 (30 min. cada uno)

País: Inglaterra

Creador: Andrew Wilks








Hemos retrocedido en el tiempo, nos encontramos en Arizona hace 220 millones de años, aunque en realidad sólo existe un continente, Pangea. Los dinosaurios son los recientes inquilinos de esta nueva tierra, y la era es el llamado Triásico. El veloz Coelophysis ha convertido la zona en su territorio de caza y los pacíficos Placerias son presa fácil para él. No muy lejos una pareja de Cinodontes tienen su madriguera, y con los años de ellos evolucionaran los pequeños mamíferos. Sin embargo no tardará en aparecer en escena el depredador más grande del momento, el Postosuchus, que como era de esperar se ceba en los tranquilos Placerias. En el aire las libélulas son la comida habitual de los Peteinosaurios los reptiles alados del período. Todos ellos conviven en el mismo hábitat.

"Caminando entre dinosaurios" es una serie al estilo de los documentales de zoología. En ella con magníficos efectos se recrea la vida de los animales extintos de la Prehistoria.  A lo largo de seis episodios recorremos los distintos ambientes y modos de vida de los dinosaurios: "Sangre Nueva" centrado en el Triásico, y con los protagonistas ya mencionados, es el primer episodio. Varios animales protagonizan cada capítulo, y se convierten en presas o depredadores. "La era de los titanes" y "Mar cruel" se trasladan al Jurásico, y mientras el primero se centra en los grandes reptiles gigantes, el segundo visita los habitantes de los mares jurásicos. En los tres últimos episodios saltamos al Cretácico: "Gigante del cielo", "Espíritus del bosque helado", y "Muerte de una dinastía", cierran el viaje en el tiempo y nos llevan desde los cielos cretácicos al evento de la extinción.

Una serie realizada por la BBC y con la calidad inherente a la misma. Filmada  en exteriores donde se recrean los medioambientes originales, para luego añadir animales generados por ordenador, e incluso animatronics. Fue una de las series documentales más caras de la historia, y la inversión se nota en el resultado. Convertida en un gran éxito televisivo provocó la aparición de numerosas series siguiendo sus pasos, y con el añadido delante de "Caminando entre..."

El listado de animales presentes en los capítulos es impresionante, así a los mencionados podemos añadir: Diplodocus, Stegosauro, Torosaurus, Tyrannosaurus, Allosaurus, Brachiosaurus, Cryptoclidus, Pteosourus, y muchos más. Una delicia visual para recorrer el mundo perdido de los dinosaurios como si realmente estuviéramos allí. Pero ¿queda alguien interesado en los dinosaurios que no la haya visto?

EL SUFRIDO CAVERNÍCOLA


LA EDAD DE LA RAZÓN


Título Original: L´Age de Raison

Guionista: Matthieu Bonhomme

Dibujante: Matthieu Bonhomme

Año de Publicación: 2002

País: Francia









Hace 30.000 años en un lugar indeterminado un grupo de homínidos, quizás neandertales, compiten con las bestias por la carroña. Uno de ellos, el protagonista, se enfrenta por la comida con el líder del grupo. Como resultado recibe una paliza y es abandonado a las mismas bestias a las que habían disputado el alimento. Pero el troglodita se enfrenta a los buitres y mata a uno. Con su presa se reincorporará al grupo donde no sólo no es bien recibido sino que además de quitarle la pieza recibe una nueva paliza. Las andanzas del sufrido cavernícola acaban de empezar.

Con este hombre de la prehistoria seguimos la evolución de toda la Humanidad, sus pasos hacia lo que hoy somos.  Nuestro troglodita es diferente, por eso es rechazado, pero el rechazo lo hace cambiar, buscando la supervivencia y la integración, es decir evoluciona. De un primer estadio de carroñero, sin demasiado éxito, pasará a cazador solitario, roba presas, se enfrentará a animales más poderosos como los mamuts, y siempre seguirá adelante a pesar de los fracasos y batacazos. La supervivencia es fundamental, pero también lo es la aceptación, la integración en un grupo, encontrar el propio lugar, comunicarse.

Nuestro amigo es un rechazado. Casi podríamos decir que Bonhomme nos relata el primer caso de acoso por matones (lo que ahora se ha dado en llamar "bulling" si es en el cole, y "moving" si es en el trabajo, y que en mi época hacían los cabroncetes de toda la vida). El protagonista, diferenciado de los demás poco más que por una tonalidad diferente de color, es lo que hoy llamaríamos un "pringado", vamos que le dan hasta en el carnet de identidad si lo tuviera, hasta que como es lógico se le hinchan las narices (Impagable la escena final).

Con trazos simples y firmes, con el empleo de pocos colores por viñeta, con un diálogo limitado a escasos sonidos guturales, el historietista nos conduce a través de una búsqueda, de un viaje, y de muchas cosas más que el lector atento puede ir descubriendo. No hay que dejarse engañar por la falta de diálogos, ni por la ausencia casi de color, ni siquiera por la nula individualización de los personajes (prácticamente son todos iguales), la historieta cuenta muchas cosas, pero hay que sumergirse en los detalles, y disfrutar de una lectura que en un primer momento suele ser rápida, así que después de pasar raudo y veloz sobre las viñetas, releer el cómic, seguro que descubriréis nuevos detalles.

CAVERNÍCOLAS VS. EGIPCIOS


10.000 A.C.


Título Original: 10.000 B.C.

Año: 2008

País: Estados Unidos

Dirección: Roland Emmerich

Reparto: Teven Strait, Camilla Belle, Cliff Curtis, Omar Sharif, Tim Barlow, Marco Khan, Reece Ritchie, Mo Zinal







D´Leh es un niño que crece en las montañas con su tribu. Marginado por los suyos, sólo Evolet, una huerfana recogida de otra tribu, le presta atención. Pasan los años, y los niños se han convertido en jóvenes. D´Leh participa en una cacería de mamuts, y al regreso de la misma unos hombres a caballo atacan el poblado. Evolet es capturada, y el joven acompañado por otros tres decide perseguir a los asaltantes para rescatarla. Comienza el periplo del joven cazador, donde se cruzará con animales peligrosos, aliados y enemigos hasta llegar a su destino final.

Roland Emmerich es un director denostado, criticado y maldecido. Sus películas no suelen despertar casi nunca buenas críticas, pero hace caja. Dicho lo cual, ya os podéis imaginar por donde va la película. Exacto, cine palomitero estilo Hollywood, y nada más.
     
La película fue criticada por propios y ajenos. Y yo el primero que juré y perjuré, no en arameo ya que desconozco dicho idioma. Pues con el títulito de marras esperas ver una película ambientada en la prehistoria aunque ya los adelantos dejaban ver escenas con pirámides, que te ponían la mosca detrás de la oreja, pues esperabas algo hollywodiense pero con un cierto contexto. Y claro, "10.000 a.C." de cine histórico, solo tiene el título. De forma que desengañaos si buscáis un cine de trogloditas, neandertales y demás con rigor histórico, pues éste no es vuestro film.

Los efectos especiales muy logrados con mamuts, dientes de sable y demás bichería. Pirámides, protoegipcios-moros, africanos, etc.(en alguna crítica dijeron que faltaron los chinos). La interpretación normalita, y el guión pues lleno de topicazos e incongruencias, cuando no patadas a la Historia directamente. Por supuesto cuando vas con ojos de historiador o cultureta, pues la película te produce espasmos intestinales. ¿Todo eso la convierte en mala? No necesariamente. Pero no en una película ni histórica ni didáctica, y posiblemente dirigida a un público juvenil cuando no infantil.

"10.000 a.C." no es ni será una obra maestra del séptimo arte, no es un film con pretensiones didácticas o documentales, aunque nunca se sabe a lo mejor y todo en el futuro se convierte en una de esas películas de culto. Pero superado el cabreo inicial cuando uno la ve con niños descubre que éstos se lo pasan bien, y disfrutan con las aventuritas del prehistórico rastafari ese, y que tampoco está tan lejos de aquellas que veíamos nosotros y nuestros padres con rubias macizas escapando de libidinosos Tiranosaurus que más que comerselas parecían que fueran a quitarles la ropa, y bien que nos lo pasábamos viéndolas.