Y SIGUIERON MANDANDO EN LA EDAD MODERNA

MUJERES EN EL PODER DURANTE LA EDAD MODERNA

Con el nacimiento de los Estados Modernos el papel de la mujer en el gobierno también sufrió un cambio. Si bien en algunos países la mujer seguía teniendo que ejercer su influencia desde las sombras, en otros se convirtieron en primeras figuras y gobernantes absolutas de sus naciones. Verdaderas estadistas surgieron desde el siglo XVI hasta la caída del Antiguo Régimen con la Revolución Francesa que en nada tenían que envidiar a los modelos masculinos, a quienes en ocasiones superaron tanto para bien como para mal. Otras desde posiciones más modestas fueron unas auténticas adelantadas a su época, y muchas de ellas vieron sus andanzas reflejadas en la pequeña o gran pantalla.

Lucrecia Borgia (1480-1519) Nacida en Italia aunque de la familia valenciana de los Borja, esta hija del Papa Alejandro VI, es injustamente conocida por una mala fama adquirida como supuesta envenenadora, depravada y asesina. Objeto de trueque en las ambiciones de su padre y hermano, se casó con varios príncipes de Italia: Juan Sforza, señor de Pesaro; Alfonso de Aragón, príncipe de Salerno, y Alfonso d´Este, príncipe de Ferrara. Su influencia en la política italiana  debió de ser considerable, y en su última morada, Ferrara era conocida como "la madre del pueblo".   El cuadro del Pinturichio  nos enseña a una Lucrecia joven y virginal caracterizada como Santa Catalina (1492-1494) en una imagen muy alejada de la que las novela nos tienen acostumbrados. La figura de Lucrecia Borgia ha atraído las miradas de numerosos cineastas que vieron en el personaje campo abonado para todo tipo de films, desde los semihistóricos hasta los pornográficos. Varias series de televisión han buscado retratar a Lucrecia como la desinhibida joven de los relatos, en "Los Borgia" Holliday Grainger es Lucrecia. (Esta chica tiene una obsesión con los dedos)
María Pacheco (1496-1531) Noble castellana esposa del capitán comunero Juan de Padilla. María que ni es reina ni amante de reyes se ha labrado su propio lugar en la Historia de España por su valentía y arrojo, pues nada menos que sucedió a su marido al frente de las tropas comuneras en rebeldía contra el mismísimo emperador Carlos I o V de Alemania. Llegó a apuntar los cañones de Toledo contra quienes querían rendir la ciudad, y consiguió escapar a las iras del rey, tras resistir nueve meses los ataques de los ejércitos realistas. Sus gestas le valieron múltiples sobrenombres entre el pueblo: la leona de Castilla, la Brava Hembra, o el último comunero. Un retrato imaginado de la comunera fue utilizado en un sello de correos de España como todo un símbolo. El cine adaptó en 1951 el drama de Villaespesa en el film titulado "La leona de Castilla" con Amparo Rivelles en el papel.
Juana I (1479-1555) Reina de Castilla, Aragón y Navarra, conocida como "la Loca", aunque su locura aún se discute. Hija de Los Reyes Católicos, y heredera superviviente de los mismos, se casó con Felipe "el Hermoso", y se convirtió en un peón en los juegos políticos entre su marido y su padre. Su poca religiosidad y escepticismo llegó a enfrentarla a su católica madre. A pesar de ser la reina legítima a la muerte de sus padres, será su hijo quien acabe gobernando, aún cuando durante la revuelta de los comuneros tuvo la opción de proclamarse reina. El retrato de Juan de Flandes pintado antes de 1500, nos enseña a una jovencísima Juana, y con un cierto parecido a su madre. En 1948 una joven Aurora Bautista encarna a la reina loca de amor en la película "Locura de Amor".
María I (r. 1553-1558) Reina de Inglaterra. La hija de Enrique VIII y Catalina, nieta de nuestros Reyes Católicos, se hizo famosa por su celo católico que no sentó muy bien a los ingleses, quienes la apodaron la "Sangrienta". Casada con Felipe II de España, no llegaron a tener un hijo que heredara ambas coronas.(Eso que ganó nuestra cocina patria). El retrato del holandés Antonis Mor, o Antonio Moro como lo conocimos por estas tierra, nos muestra a una reina ricamente ataviada. El cine y la televisión han mostrado casi siempre una imagen negativa de la reina, no así en la serie "Los Tudor"(2007) donde la actriz Sarah Bolger interpreta a una joven princesa María.
Isabel I (r. 1558-1603) Reina de Inglaterra que sucedió a su hermanastra María I, y que a diferencia de ella sí goza de las simpatías de sus compatriotas, quienes la consideran la reina que alzó su nación de la nada poniendo a Inglaterra en el camino hacia el Imperio.  El retrato atribuido a George Gower nos presenta a una Isabel en sus años de madurez. Los directores y guionistas encontraron un filón en esta reina, y  posiblemente sea la más reflejada por el cine, ademas de la ya mencionada en otra galeria B.Davis, grandes actrices la han interpretado, la caracterización de Cate Blanchett en el film "Elizabeth"(1998) y "Elizabeth: La edad de oro"  (2007) mejora bastante el original.
María I de Escocia (1542-1567) Reina de los Escoceses, aunque primero de Francia por su matrimonio con Francisco II, que llegó a perder la cabeza por la anterior, vamos que murió decapitada por orden de Isabel I de Inglaterra. El retrato posiblemente de F. Clouet nos la muestra ya como reina de los escoceses. Su trágica vida ha inspirado novelas y films, pero nadie como K. Hepburn en "María, reina de Escocia" (1936) para encarnarla (y la de "Reign" que se vaya a un baile de graduación)
Catalina de Medicis (1419-1589) Fue reina consorte de Francia (1547-1559). Esposa de Francisco I, y madre de tres reyes Francisco I, Carlos IX, y Enrique III. Regente durante el reinado del segundo, y consejera de los otros dos, Catalina fue en muchas ocasiones el verdadero poder en Francia. Con fama de ser extremadamente cruel y despiadada, fue para muchos la mujer más poderosa del siglo XVI en Europa. El retrato de Corneille de Lyon no trasmite la mala fama que arrastró el personaje. En el cine y la televisión no suelen ser muy generosos con la reina, así en la serie "Reign" (2014) la intrigante reina es encarnada por Megan Follows.
Ana Mendoza de la Cerda (1549-1592) Más conocida como La Princesa de Eboli. De fuerte carácter en seguida destacó por encima de sus contemporáneas. Tuvo problemas con la misma Santa Teresa, y con el propio rey Felipe II, del cual se llegó a decir que había sido amante. Sus relaciones e intrigas con Antonio Pérez terminaron por llevarla a su encierro en el palacio de Pastrana hasta su muerte.El retrato de la princesa tuerta no muestra el atractivo que parece ser que ejerció sobre los hombres. En el cine hemos tenido varias interpretaciones interesantes de la princesa, pero nos quedamos con la más clásica, es decir Olivia de Havilland en "La Princesa de Eboli"(1955) (al menos lleva el parche en el ojo correcto, no como Belén Rueda)
Margarita de Valois (1553-1615) La Reina Margot será primero reina de Navarra, y luego de Francia a la muerte de todos sus hermanos. Más conocida por sus supuestos lios amatorios y los problemas con su marido, Margarita fue sin embargo una reina preocupada por la cultura y los libros que fomentó el teatro y las artes, rodeándose de literatos, poetas y artistas. El retrato de F. Glouet no hace justicia a la que se consideraba una de las mujeres más bellas de su tiempo. Sin embargo en el cine la bella Isabelle Adjani le da vida en una intereresante película, "La Reina Margot" (1994)
Catalina Erauso (1585-1650) más conocida como "la Monja Alférez. Esta mujer se atrevió a desafiar a la sociedad de su época, usurpó el papel del varón haciéndose pasar por uno, saltando del convento donde la habían recluido a militar como hombre en los ejércitos que España tiene en América. Lucha contra piratas e indios, se bate en duelo, y al final ya reconocida como mujer se le permite vestir como hombre y se le reconoce el grado de alférez. El retrato de Juan van der Hamen no deja lugar a dudas con tal rostro no le resultó difícil hacerse pasar por hombre. En 1987 se estrena "La Monja Alférez" con Esperanza Roy en el papel de la audaz guerrera.
Cristina I (1626-1689) Reina de Suecia que abdicó del trono, y se convirtió al catolicismo. Al revés que muchas de sus contemporáneas, Cristina no mostró ningún interés por aquellas cosas que se suponían eran propias de mujeres. Aficionada a la esgrima, la equitación y a la caza, no era muy agraciada, le importaba poco la moda y se solía vestir como un  hombre (se llegó a decir que era lesbiana). Era muy inteligente y dotada para los idiomas. Su lema como reina fue "La sabiduría es el pilar del reino" (lastima que hoy en día nuestros gobernantes lo hayan interpretado al revés). El retrato de Sébastien Bourdon la muestra vistiendo con la sencillez que la caracterizaba. En el cine varias grandes actrices le han dado vida, pero para el recuerdo queda la interpretación de Greta Garbo en "La reina Cristina de Suecia"(1933).
Mariana de Austria (1634-1696) Reina consorte de España, y Regente. Fue la esposa de Felipe IV, y a su muerte regente durante la minoría de Carlos II. Mientras vivió su marido, el rey, la influencia de la reina Mariana no fue demasiada, pero a la muerte de éste, y ante la más que evidente incapacidad de sus sucesor, ejerció primero como Regente, y luego como autentico poder tras el débil monarca, el llamado "El hechizado". Son más que conocidos los retratos de Diego de Velázquez, o el de Claudio Coello que la presenta ya en la ancianidad cubierta con la toca monjil que adoptó tras su viudedad. En el cine y la televisión la reina Mariana no es un personaje apreciado, y en contados ocasiones hemos podido verla, así en la serie "Aguila Roja", Eliana Sanchez interpreta a una Mariana bastante alejada de la real.
Françoise d´Auvigné (1635-1719) Conocida como Madame de Maintenon, fue primero la amante del rey frances Luis XIV, y luego su segunda esposa. Su influencia sobre el rey fue enorme, y a menudo fue acusada de haber causado la ruina financiera de Francia, y de los problemas religiosos surgidos con los protestantes. En el film "Saint-Cyr"(2000 es la actriz Isabelle Huppert quien encarna a la favorita.
Marie-Anne de La Tremoille (1641-1722) más conocida como "La Princesa de los Ursinos". Esta noble francesa que acompañó a Felipe V al trono de España, fue una auténtica intrigante, que actuó como agente del rey francés, pero que sobre todo actuó según su propio interés. Hábil negociadora fue la impulsora de la política del nuevo rey en sus primeros tiempos, hasta que la reina Isabel de Farnesio, cuyo matrimonio ella había impulsado, decidió expulsarla del país. En el film de 1947 "La Princesa de los Ursinos" Ana Mariscal interpreta a la Princesa.
Jeanne-Antoinette Poisson (1721-1764) Más conocida como Madame de Pompadeour, fue amante y favorita del rey francés Luis XV, fue la gran promotora de la cultura durante su reinado, y protectora de los más importantes ilustrados que integraron el proyecto de la Enciclopedia, que ella misma impulsó. Preparaba los informes oficiales del rey y de sus ministros a los que recibía en sus habitaciones. Para no perder su influencia sobre el monarca, cuando se fue haciendo mayor se convirtió en su alcahuete y suministradora de jovencitas. El retrato de F. Boucher data de 1756 en pleno apogeo del "reinado" de la favorita. En la miniserie "Madame de Pompadour" (2006), la marquesa fue interpretada por Helene de Fougerolles, actriz que la interpretara anteriormente.
Catalina II (1729-1796) Emperatriz de Rusia, primero como esposa de Pedro III, y luego de deponerlo con la ayuda de su último amante, como emperatriz reinante. La mala fama de Catalina en su vida privada, que fue tachada poco menos que de ninfómana, no afectó a la pública, ya que se le considera una de las mujeres más inteligentes de su época, y verdadera impulsora de la Ilustración en su país.  En la miniserie "Catalina la Grande"(1996), Catherine Zeta-Jones interpreta a la emperatriz, siguiendo la estela de grandes actrices que la interpretaron como Bette Davis, Jeanne Moreau, o la Dietrich.
María Antonieta (1755-1796) La reina consorte de Francia representa como nadie el fin de la monarquía moderna, y el paso a la Edad Contemporánea. Casada con el incompetente Luis XVI, María Antonieta (lo correcto sería María Antonia) hizo y deshizo a su antojo, pero fue ejemplo de frivolidad y poca cabeza, lo cual terminaría por costarle la misma. Con su decapitación se fue la última reina del Antiguo Régimen. Su famosa respuesta: "si no tienen pan que coman pasteles", aunque de dudosa atribución, sería firmada por muchos de nuestros prepotentes políticos. En el cine ha sido retratada en numerosas ocasiones con mayor o menos fortuna, la interesante "Adios a la reina" (2012) tiene a Diane Kruger como la interprete de la reina.

LOS BANQUEROS DEL EMPERADOR

LOS FUGGER

Jakob Fugger. A. Durero. 1518. Augsburgo

Que los banqueros y el poder vayan unidos parece cosa de hace dos días, que éstos se enriquezcan a base de realizar "favores" y otorgar prebendas a los poderosos nos suena a noticias harto conocidas de nuestros deprimentes periódicos. Los "pelotazos" parecen algo inventado en épocas recientes, pero desgraciadamente esto no es así, y antes de "preferentes", "tarjetas opacas", y otras lindezas semejantes que han dejado a los guardianes y administradores de nuestros capitales a la altura de los peores bandoleros de Sierra Morena (mejorando la vestimenta, éstos con traje de marca y corbata). Un precedente histórico nos lo encontramos en los banqueros del emperador Carlos V: Los Fugger.

Carlos V y los Fugger. ¿Durero? Berlín
¿Quiénes eran estos Fugger? Pues una familia de banqueros de Ausgsburgo en Alemania que se enriquecieron a costa de empobrecer a España con ayuda de nuestros gobernantes, por supuesto. La trayectoria económica de esta familia es digna de un manual de obligada presencia en todos los despachos de presidentes de entidades bancarias.

El primer Fugger, o Fúcar como se les llamaba en nuestras tierras, fue un tal Johannes (1348-1409) que comenzó como comerciante de telas, y subió hasta convertirse él mismo en tejedor y amasar una considerable riqueza. (¿de qué me suena esta historia?) 

Ulrich (1441-1510) uno de los sucesores se hizo cargo de la empresita familiar, y gracias a sus relaciones empezó a proporcionarle trajes al emperador Maximiliano I. A partir de esto las redes familiares se extienden por toda Europa, y los Fugger se establecen en Italia, donde obtienen beneficios varios del papado, en el Tirol, en Hungria, Silesia, controlando minas de cobre, expandiendo sus negocios a la venta de lana, comercio de especies, minería de metales preciosos, etc, y siempre creando una trama de clientelismo con los poderosos que haría la envidia de nuestros actuales empresarios (al menos de algunos) 

Pero será el hermano pequeño del anterior Jakob (1459-1525) conocido como "el rico" (¿más aún?) quien llevaría a la familia a la cima. Facilitar a Carlos I de España los fondos necesarios para sobornar a los electores alemanes que habían de convertirle en emperador fue uno de los grandes negocios del banquero, que se convirtió desde entonces en el banquero y prestamista personal del emperador, a quien ayudaría a financiar sus inacabables campañas militares. Eso sí, parte del dinero ganado fue invertido en su ciudad natal en casas de beneficencia para los más necesitados, aunque en otros lugares sus negocios habían llevado a la ruina a bastantes más de los que podían acoger sus casas ( ¡Ummmm! Hay algo familiar en esta historia)

He aquí un ejemplo epistolar que Jacob envió al emperador reclamándole humildemente el pago de sus deudas.  

Señor Serenísimo, Todopoderoso Emperador.
Romano y Graciosísimo Señor:
"Vuestra Real Majestad se da sin duda plena cuenta de hasta qué punto yo y mis sobrinos nos hemos inclinado siempre a servir a la Casa de Austria y a promover con toda sumisión su bienestar y su prosperidad. Por esa razón cooperamos con el anterior emperador Maximiliano, el antepasado de Vuestra Majestad Imperial, y en leal sometimiento a Su Majestad, con objeto de asegurar la Corona Imperial a Vuestra Majestad Imperial, dimos garantías a varios príncipes que pusieron su confianza y su fe en mí como quizá en ningún otro. Nosotros también, cuando los delegados designados por Vuestra Majestad Imperial trataban de terminar la empresa antes mencionada, proporcionamos una considerable suma de dinero que fue conseguida, no por mí y mis sobrinos solamente sino también por algunos de mis buenos amigos, a gran costo, de modo que los excelentes nobles alcanzaron el éxito para gran honor y bienandanza de Vuestra Majestad Imperial.

Es también muy sabido que Vuestra Majestad no habría podido adquirir sin mí la Corona Imperial, como puedo comprobar con las declaraciones escritas de todos los delegados de Vuestra Majestad Imperial. Y en todo esto yo no he buscado mi propio provecho. Pues si hubiera retirado mi apoyo a la Casa de Austria y lo hubiera transferido a Francia, habría obtenido mayor beneficio y mucho dinero que me ofrecieron en aquella época. Pero la desventaja que se habría derivado de ello para la Casa de Austria es algo que Vuestra Majestad Imperial, con su profunda comprensión puede concebir bien.

Tomando todo esto en consideración, ruego respetuosamente a Vuestra Majestad Imperial que reconozca graciosamente mi fiel y humilde servicio consagrado al mayor bienestar de Vuestra Majestad Imperial y que ordene que el dinero que he desembolsado, junto con el interés que devenga, sea reconocido y pagado sin mayor demora. Con objeto de merecer eso de Vuestra Majestad Imperial, me comprometo a seros fiel con toda humildad, y por la presente me encomiendo como fiel en todo tiempo a Vuestra Majestad Imperial.

El más humilde servidor de Vuestra Majestad Imperial".

Sin hijos que heredaran sus negocios, Jakob es sucedido por sus sobrinos Raymund (1489-1535) y Anton (1493-1460) que continúan su provechosa relación con España y el Emperador. Pero ¿cómo va a ser beneficiosos proveer de fondos casi ilimitados a un derrochador político? ¿qué beneficios obtienen unos sacrificados y pobres banqueros que ponen su capitales tan laboriosamente ahorrados en manos de un consumidor desaforado?

Anton Fugger. H. Maler.1550-1529. Louvre
En verdad los Fugger o Fúcares casi nada obtienen de nuestros gobernantes: Se hicieron con un porcentaje bastante suculento sobre todos los metales preciosos que llegaran a nuestro país procedentes de América, hasta el punto que remesas enteras de metal precioso iban directamente a sus manos sin pasar por España. Se les entregó importantes y variados negocios en la Península sin a penas restricciones, por ejemplo obtuvieron el arrendamiento de los maestrazgos de las ordenes militares, es decir que controlaban casi todo lo que éstas recaudaban, incluyendo el control de las minas de mercurio de Almadén. El comercio con países de América como Chile o Perú quedó prácticamente en sus manos, así como el comercio de esclavos entre África y América del que se llevaban una parte, o las minas de plata de Guadalcanal.

¿Era suficiente? Pues no. Antón y Raymond se hicieron en 1530 con la propiedad de los bienes hipotecados, y cuatro años después obtuvieron el derecho a acuñar moneda. En 1541 tenían el poder de un príncipe sobre sus tierras. Antón llegó a ser denominado "el príncipe de los comerciantes".  

Al final de sus días Carlos V vivía endeudado a unos niveles que sólo él conocía, pues no se atrevía ni a ponerlo en conocimiento de sus consejeros y ministros. Según un historiador de la época "cuanto peor era la situación más se trataba de esconder la verdad ante los prestamistas" (¡Nada nuevo bajo el sol!) 

A lo largo del siglo XVI los Fugger siguieron siendo los banqueros de los reyes de España. Mientras el país se sumía en la decadencia y la pobreza la familia financiera progresaba y se enriquecía. La cuestión entonces como hoy es ¿a quién beneficia el mal gobierno?

LAS FALSAS BRUJAS

LAS BRUJAS DE SALEM

Título Original: Salem witch  trials

Año: 2002

Nº de Episodios: 2 (240 min.)

País: Canada, USA

Director: Joseph Sargent

Reparto: Kirstie Alley, Alan Bates, Henry Czerny, Rebecca de Mornay, Shirley MacLaine, Gloria Reuben, Jay O. Sanders, Peter Ustinov.

Marco Temporal: 1691-1693

Marco Espacial: América del Norte


En una aldea de Massachusets un grupo de niñas grita y se convulsiona durante los servicios religiosos. El párroco intenta tranquilizarlas, pero una de ellas, presa de la histeria, se levanta y acusa a una mujer de practicar la brujería. El pánico se apodera de la congregación, mientras las niñas se sumen más y más en el histerismo. Cuando una segunda parroquiana intenta defender a la acusada se encuentra ella misma señalada como bruja. Una tercera, esta vez una criada negra, es también acusada, mientras las niñas enloquecidas por visiones aterradoras las acusan de servir al demonio. Las mujeres son detenidas y conducidas fuera de la iglesia. ¿Qué ha conducido a esa pequeña comunidad a tal locura? La historia retrocede hasta diez meses antes, el invierno de 1691 para explicar la génesis del problema. 

La muerte del bebe de los Putman, y otras desgracias que azotan a la pequeña comunidad de Salem harán florecer los odios y rivalidades soterradas en la puritana sociedad. Los enfrentamientos entre familias y sus distintas posturas: los Putman y los Porter; la diferente manera de entender la religión con un Puritanismo extremo liderado por el reverendo Parrish, frente a formas más liberales, formaran el caldo de cultivo de un proceso que degenerará en acusaciones, alucinaciones, e histeria colectiva que llevará a los famosos juicios de Salem.

Entre febrero de 1692 y mayo de 1693 Salem será la sede de una serie de juicios a diversas personas acusadas de brujería y culto al demonio; algunas de las cuales morirán en prisión, y otras ajusticiadas, 19 ahorcados y uno lapidado.

La serie sigue con bastante fidelidad el desarrollo de los acontecimientos, y retrata con precisión las costumbres de la época y de la sociedad puritana. Casi podríamos decir que la miniserie funciona más como un docudrama que como una ficción dramática. Tal vez por ello los personajes, aunque correctos, no calan como en otras ficciones similares con la misma temática, "El Crisol" por ejemplo; pero es que "Las Brujas de Salem" no es ni una miniserie de terror ni una obra teatral llevada al cine, es el relato de unos hechos que condujeron a un proceso judicial histórico.

"Las brujas de Salem" es una interesante miniserie que en España fue reducida en su metraje, y que sin embargo decepcionó bastante y pasó muy desapercibida en su emisión televisiva. Posiblemente el tema y su título generó unas expectativas que la serie no cumplió porque nada tenía que ver con brujas demoníacas volando desbocadas en sus escobas, ni aquelarres orgiásticos con señoritas nada vestidas, mientras un baño de sangre inundaba las pantallas. La historia iba por los fríos terrenos del análisis histórico, y eso lastró la producción para el gran público, aunque a algunos nos pareció interesante ver tratado el tema con un cierto rigor.

La ambientación, siendo una producción americana sobre un tema de su Historia, es más que correcta. El análisis de las causas que desembocan en la loca persecución son mostradas de forma clara, aunque retarden el desarrollo de la trama principal.

En la segunda parte de la serie se desatan las acusaciones y la histeria prende extendiéndose desde unas niñas a prácticamente toda la población de Salem, aprovechando para saldarse viejas y nuevas rencillas, odios y rivalidades.

Escenas como el examen de una supuesta bruja (interpretada por Shirley McLayne) en busca de la marca del diablo enmarcan la historia en el contexto en el que deviene la narración: "Eso no es una marca de bruja, más bien es un lunar" "Te digo que es un pezón"; discuten las examinadoras de la desnuda bruja. "Tome nota de la divergencia de opiniones, y anote también que la acusada no ha llorado, lo cual es compatible con la incapacidad de derramar lagrimas de las brujas",  añade el "diligente juez inquisidor" (Peter Ustinov)

"Las Brujas de Salem" es una serie histórica, y como tal hay que visionarla, sin esperar ni truculencias, ni historias de terror gótico, y sí un relato de los hechos acaecidos en aquella pequeña población en el siglo XVII.  Partiendo de esa premisa la serie se puede disfrutar sin que desmerezca de otras producciones con más carga dramática. 

EL CAMINO DEL SAMURAI





KOGARATSU


Título Original: Kogaratsu

Guionista: Serge Bosmans "Bosse"

Dibujante: Marc Degroide "Michetz"

Año de Publicación: 1983-2008

País: Bélgica

Marco Temporal: 1610

Marco Espacial: Japón





En una provincia del Japón de 1610 dos ramas de una familia y sus seguidores se enfrentan por el control de la misma.  Kamakura Kogaratsu es un samurai que sirve a su señor, pero también tiene sus propios propósitos. Como ronin o como samurai al servicio de un señor, Kogaratsu no olvida nunca su código del honor, aún cuando la bella princesa Itsi se cruce en su camino.

En pleno alzamiento de los Tokugawa al Shogunato de Japón las andanzas del samurai Kogaratsu ejemplifican  muy bien el llamado Período Endo. A través de las aventuras del guerrero asistimos a traiciones y venganzas, odios y amores, luchas por el poder e intrigas en un Japón que parece negarse a entrar en la Modernidad prefiriendo anclarse en las costumbres feudales.

Serge Bosse después de un comienzo algo flojo va cogiendo fuerza en la narración a medida que transcurren los tomos y con ellos las aventuras del japonés. Editados en España sólo 5 volúmenes de los 12 que se han publicado hasta la fecha; las historias de Kogaratsu ofrecen una interesante mirada a la vida y costumbres de los samurais del siglo XVII en Japón.  Así el seppuku contado en el tomo tercero de la saga es un perfecto ejemplo de la cuidada presentación de esta interesante visión del mundo oriental por los ojos occidentales de los autores del cómic.  

Las armas de fuego y su impacto sobre una cultura casi medieval basada en el culto a la espada; la presencia de los occidentales y sus costumbres frente a los estrictos códigos que rigen la sociedad japonesa, son algunos de los aspectos que Bosse y el dibujante Michetz desgranan a lo largo de las aventuras del samurai Kogaratsu.   

Con un tratamiento de la imagen y del color alejado del manga japonés y totalmente imbuido dentro de la estética occidental, este cómic brilla sobre todo en los retratos de batallas y combates multitudinarios; aunque en ocasiones el dibujante parece haberse inspirado en los paisajistas japoneses. Por ello el tomo 3 "La primavera descuartizada" es posiblemente uno de los más impactantes de los hasta ahora publicados en nuestro país. 

También se publicó un tomo numerado como cero, en donde se recopilan pequeñas historias del personaje, que a mi entender aportan poco o nada al entendimiento de éste o de su entorno, y cuya lectura es totalmente prescindible, e incluso para aquellos que comienzan la lectura puede desalentarles a continuar con la historia. De manera que lo mejor es sumergirse desde el tomo uno en la historia de este samurai, y luego quien quiera que lea el tomo 0.