EL ANTIFAZ Y LA ASTUCIA

LOS JUSTICIEROS DEL SIGLO XIX

Si en la Edad Media los caballeros representaban el ideal de héroe masculino, en la Edad Moderna el papel evolucionó hacia el espadachín y duelista, al pasar al siglo XIX los cambios tecnológicos y de la sociedad imponían un nuevo tipo de héroe, un héroe en donde el valor y la fuerza, tenían que ir cediendo paso a la habilidad y la astucia. No es que el nuevo modelo de héroe no tenga valor ni fuerza, pero las armas y las circunstancias han cambiado. Algunos son luchadores por la libertad frente a tiranos y déspotas, otros son simples quebrantadores del orden establecido, pero casi todos recurren al antifaz y al disfraz para ocultar su identidad, o al empleo de la astucia para derrotar a sus enemigos en un contexto histórico casi siempre lleno de conflictos y amenazas. La mayoría tiene su origen en la literatura. Son los antecedentes de los modernos superheroes.

La Pimpinela Escarlata. Sir Percy Blakeney es un noble ingles más interesado en la moda que en la política, pero en realidad se trata de un audaz aventurero, maestro del disfraz que libera a aquellos que van a perecer en la guillotina en Francia durante la Revolución Francesa, de forma que sus aventuras aún transcurren a finales del siglo XVIII. El personaje apareció en 1905 en la novela "La Pimpinela Escarlata" de la Baronesa de Orczy, inglesa de origen húngaro. Fue el precursor de casi todos los héroes con doble identidad. Muy pronto se adaptó al teatro para lo cual se diseñaron los vestuarios para los actores como la ilustración del traje de sir Percy para la representación de 1928. Al teatro siguió el cine y por supuesto la televisión. Fue precisamente en la versión televisiva de 1982, "La Pimpinela Escarlata", donde Anthony Andrews encarnó al héroe ¿Se le reconoce?
Capitán Lightfoot. Michael Martin es un joven irlandés que en 1815 lucha en defensa de sus compatriotas contra los soldados ingleses. Miembro de una sociedad secreta adopta el nombre de Capitán Lightfoot, y frecuentemente recurre al disfraz para huir de los casacas rojas. El escritor americano W.R.Burnett novela la vida de un salteador de caminos y la publica en 1955. La ilustración corresponde al relato de la publicación de las confesiones del verdadero salteador después de su juicio en los Estados Unidos a donde había huido. Rock Hudson fue el heróico rebelde en "Orgullo de Raza"(1955).
Jean Valjean. Valjean no busca venganza, posiblemente tampoco justicia, sólo redención, una nueva oportunidad de empezar de cero. Así cambia su personalidad, y pasa a ayudar a otros. Pero la justicia no se ha olvidado de él. En la Francia post napoleónica entre 1815 y 1832, discurren las aventuras de este antiguo proscrito. Victor Hugo creó la figuira de su protagonista en "Los Miserables", novela publicada en 1862, y tomando como base la figura histórica de Vidocq. El dibujo escogido ilustra uno de los momentos más intensos de la novela. Teatro, películas, series y musicales han convertido a Jean Valjean en uno de los héroes más conocidos del Romanticismo. Hugh Jackman interpreta al ex convicto en la pelicula musical del 2012, "Los Miserables".
El conde de Montecristo. Edmundo Dantes se transformará acuciado por la venganza en el sibilino Conde de Montecristo, y administrará justicia y venganza a partes iguales. Entre 1814 y 1838 en la Francia de la Restauración transcurren las aventuras de este astuto vengador. Alejandro Dumas creó al personaje en 1844 basándose en unas memorias que contaban la historia de un tal Picaut, que tramó largos años la venganza contra unos amigos que lo habían traicionado. La novela presentada en entregas fue desde las primeras ediciones profusamente ilustrada con las escenas más impactantes como el encuentro con el abate Faria de la ilustración elegida. Las adaptaciones del Conde son numerosísimas, y los actores que lo han interpretado muy variados. "La venganza del conde de Montecristo" (2002) tiene a Jim Caviezel en el papel protagonista.
El Zorro. Don Diego de la Vega es un noble californiano que reside en Los Angeles entre 1821 y 1846. Es un petimetre cobarde y presumido, aunque luego se vista de negro, se ponga un antifaz y combata las injusticias y la tiranía a golpe de espada. Apareció por primera vez en el cuento "La maldición de Capistrano" publicado en una revista de historietas en 1919. Fue creación del americano Johnston McCulley, que se basó en distintos bandoleros locales, entre ellos Joaquín Murrieta. La ilustración del cuento para la revista ya muestra lo que será la indumentaria típica del personaje. En el cine y la televisión ha habido múltiples Zorros, uno de los más populares interpretado por el español Antonio Banderas en dos ocasiones."La máscara del Zorro"(1998) y "La leyenda del Zorro"(2005), aunque en realidad es el heredero del primer Zorro.
El Coyote. Don Cesar de Echagüe es un astuto hacendado californiano que regresa a su tierra desde España en 1851. Allí se encuentra un California recientemente incorporada a los Estados Unidos en la cual los nativos son tratados con crueldad por los conquistadores yankis. Un nuevo justiciero armado con pistolas y vistiendo traje de charro y antifaz hará justicia. Creado por José Mallorquí en 1943 siguiendo la estela de El Zorro, pronto se convirtió en un personaje muy popular. Numerosos ilustradores dibujaron las portadas de las distintas ediciones, Jano, Bernal, o Faba en las reediciones de Forum. El cine también hizo alguna que otra adaptación de las novelas, aunque la mayoría se estrenaron como si fueran películas de El Zorro, sin embargo en 1998 Mario Camus dirige "La vuelta del Coyote". ¿Quién se oculta esta vez tras la máscara? Sí, José Coronado.
Vidocq (1775-1857) El delincuente Vidocq acabó reformándose y poniendo sus conocimientos al servicio de la policía. Fundó una especie de agencia de detectives formada en su mayoría por ex convictos con los que se dedicó a combatir el crimen. Su biografía dio lugar a que muchos escritores se basaran en él para crear personajes ficticios como es el caso del ya comentado Jean Valjean. Un retrato del ladrón policía se conserva en el Museo Carnavalet de Paris, realizado por Coignet. Películas y series han dramatizado la vida del peculiar justiciero, Gerard Depardieu fue el personaje en "Vidocq" (2001).
Rocambole. El delincuente francés reconvertido en héroe que tiene a toda una legión de seguidores a su servicio. Es el antecedente de muchos héroes surgidos a su sombra, como Lupín, Raffles incluso Holmes. El vizconde Ponson du Terrail creó al personaje en 1857 desarrollando sus aventuras en los años centrales del siglo XIX en Francia. La palabra rocambolesco viene precisamente de sus extraordinarias aventuras. Pierre Vernier lo interpretó en una serie de televisión "Rocambole (1965)".
El Llanero Solitario. John Reid es un misterioso Ranger de Texas enmascarado que recorre el Oeste americano en compañía de su fiel amigo indio Tonto (es su nombre que le vamos a hacer) combatiendo el mal. Fue creado por un escritor y guionista americano Fran Striker para un programa de radio, medio en el que debutó en 1933, luego vinieron las películas, las series, los cómics. El escritor se basó en el personaje real John Hughes (1855-1947) que fue Ranger de Texas y publicó un libro con sus experiencias como agente de la ley desde 1887. En el cine "El Llanero Solitario" del 2013 fue la última película realizada sobre el héroe interpretado por Armie Hammer. 
Arsenio Lupín. El ladrón de guante blanco de extraordinaria inteligencia y astucia, que actúa como un moderno Robín Hood. Nació en 1874, y desarrolla sus actividades en la Francia de fin de siglo. Apareció por primera vez en 1905 en una serie de relatos publicados en una revista por Maurice Leblanc. La chistera el bastón y el monóculo han sustituido al antifaz y la espada convirtiéndose en los signos identificativos del héroe ladrón. En el 2004 Romain Duris encarna al personaje en "Arsenio Lupín".

Bandoleros como Curro Jiménez, guerrilleros como El Empecinado, ladrones como Raffles, seductores como el Marqués de Bradomín, y muchos otros, surgidos de la literatura, de la realidad, o aparecidos directamente en cine y televisión forman un extenso elenco de aventureros del siglo XIX que realizarán sus hazañas en marcos más o menos históricos, participando a veces de los acontecimientos que marcaron su época. Pero de ellos hablaremos en otra ocasión.  

LA BELLA Y LOS BESTIAS


HEDY LAMARR

Hedwing Eva María Kiesler nació en Viena el 9 de noviembre de 1914. Hija de un banquero y una pianista judíos, la niña pronto destacó en la escuela como una auténtica superdotada. Empezó a estudiar ingeniería con 16 años, pero se aburrió, y dejó los estudios por explorar los mundos de la farándula. Su precoz belleza le creó problemas desde el principio, y desde acosos de todo tipo, intentos de violación, e incluso una violación por el novio de una amiga con la ayuda de ésta, fueron las primeras experiencias sexuales de una joven, que luego se reconocería como hipersexual.

La escena del "orgasmo".
En 1933 actúa en una película titulada "Éxtasis", más que actuar lo que realmente hace es mostrar plenamente sus encantos, es decir que sale totalmente desnuda, conviertiéndose así en la primera mujer en salir en pelotas en una película, y en enseñar su rostro durante un orgasmo. La película checa se convirtió en un escándalo, fue condenada por las Ligas en pro de la Decencia y por el Papa. Mussolini quiso ver la película en privado para ver si era para tanto, o eso dijo el muy guarrillo. La realidad es que la cara de orgasmo se había conseguido a base de pinchar el culo de la actriz con un alfiler, y filmar luego su grito y el espasmo de dolor en el rostro.

La boda de Hedy y Fritz.
Pero Herdwing no será la primera vez que rompa esquemas, su vida estará llena de peculiaridades. Un ricachón de origen judío empresario dedicado a la fabricación y venta de armas se encaprichó de ella, un tal Friederich Mandl, que además era amigo personal de Hitler y Mussolini. En 1937 la joven se casa por imposición paterna con el rico hombre de negocios, y comienza un auténtico calvario. Fritz resulta ser un marido celoso y extremadamente posesivo, intenta comprar todas las copias de la cinta "´Éxtasis" para destruirla, aunque sin un éxito total. La actriz no podía ni desnudarse ni bañarse si no era en presencia de su marido, él nunca la dejaba sola, y si lo hacía la dejaba atada a la pata de la cama encerrada bajo llave que entregaba a una criada. Si se tenía que ir de viaje o a cenas de negocios la llevaba con él. Fue así como Hedwing conoció a Hitler. Se llegó a rumorear que tuvieron un breve romance, aunque ella admitiera que "fue el único que me besó con delicadeza en la punta de los dedos", siempre afirmó que odiaba al dirigente alemán.

Escena de "Éxtasis"
Durante las reuniones de negocios de su marido con los lideres fascistas, pues había sido nombrado "ario de honor", ella escuchaba y memorizaba los detalles técnicos de los inventos armamentísticos del ingenuo Fritz. La belleza de Herdwing la protegía de sospechas, la mayoría de los hombres la subestimaban, pero la muchacha tenía una inteligencia superior y una memoria prodigiosa. "Cualquier chica puede ser glomourosa. Lo único que tienes que hacer es quedarte quieta y parecer estúpida." Con su encanto e ingenio sonsacaba a proveedores y técnicos los detalles de las armas secretas que su marido vendía. Luego en su reclusión revisaba sus notas mentales, y desarrollaba sus propias mejoras e invenciones, no olvidemos que tenía estudios de ingeniería.     

Hedy en reclusión.
Harta de su reclusión comenzó a preparar su plan de fuga. Primero sedujo a su carcelera, la criada que quedaba en posesión de las llaves de su jaula de oro, se acostó con ella, y la puso a su servicio. Luego aprovechando un viaje de su marido al cual no la llevó, convenció a su enamorada para que la ayudara a escapar. Con un solo vestido y una gabardina llena de joyas, Herdwing huyó perseguida por los guardaespaldas de su marido. Llegó a París donde se ocultó, una biografía no autorizada afirmó que lo hizo en un burdel donde tuvo que practicar sexo con un cliente para evitar ser descubierta por su marido; luego pasó a Londres, donde sedujo al productor Louis B. Mayer. Con Mayer se embarcó rumbo a Nueva York, del barco bajó con un contrato de 7 años con la Metro y un nuevo nombre, Hedy Lamarr.

Dalila
La carrera posterior en Hollywood de Hedi Lamarr, sus repetidos matrimonios, y escándalos sexuales, son ya parte de la historia amarilla del cine americano, pero su colaboración con el gobierno norteamericano es otra historia. Al comenzar la Segunda Guerra Mundial Hedi se sintió afectada por el numero de barcos de pasajeros hundidos por los torpedos de los submarinos alemanes. La actriz puso su mente y conocimientos al servicio de la Inteligencia americana. En 1942 con ayuda de un amigo pianista, Hedy Lamarr inventó un sistema por el cual se podía enviar misil teledirigidos sin que la señal pudiera ser interceptada por los alemanes, es el llamado sistema de espectro expandido y salto de frecuencia, hoy en día básico para el funcionamiento de ordenadores, móviles y aparatos inalámbricos de todo tipo, es lo que hoy consideraríamos el antecedente del wifi. Pasarían años antes de que los cerebritos americanos hicieran caso del invento de la actriz, que sí se emplearía en la Crisis de los misiles y en la guerra de Vietnam. Sus conocimientos e inventos, pues siguió inventando cosas, no sirvieron para detener a Hitler. Y la fama le vendría por películas como "Sansón y Dalila."(1949)

Patente.
Después llegaría el largo declive de la actriz. Matrimonios y parejas desastrosas: uno le disparaba borracho a los pendientes, otro se hizo fabricar una muñeca hinchable replica exacta de ella  para acostarse con ella cuando Hedy se negaba; y un tercero se acostaba con su criada en la misma cama donde dormía la actriz. Cleptomanía, robaba en grandes almacenes artículos ridículos, una mujer que llegó a ganar y gastar treinta millones de dolares, fue incapaz de pagar un sandwich, o un cepillo de dientes. Desafortunadas cirugías plásticas buscando recobrar la belleza perdida la llevaron a estropear su belleza en los años 50, y volver a intentar recobrarla posteriormente hasta ser una caricatura de sí misma. 

En 1997 se le entregó un prestigioso premio como reconocimiento a su invento. Cuando se le comunicó, la actriz impertérrita sólo comentó: "It´s about time" . Ya era hora. Si se le hubieran pagado por los derechos de la patente, que en su día presentó como H. K. Markey (apellido del esposo de turno), Hedy hubiera sido multimillonaria, y no habría muerto en la pobreza en el año 2000.  Eso sí, actualmente el día del inventor se celebra el 9 de noviembre, conmemorando el natalicio de una tal Hedwing Eva Maria Kiesler más conocida como Hedy Lamarr.       

MÁRTIR POR UNA BANDERA

PROCESO A MARIANA PINEDA


Título Original: Proceso a Mariana Pineda


Año: 1984


Nº de Episodios: 5 (300 min.)


País: España


Director: Rafael Moreno Alba


Reparto: Pepa Flores, Germán Cobos, Juanjo Puigcorbé, Carlos Larrañaga, Rafael Alonso, Tony Isbert, Manuel Galiana, Enrique San Francisco. 

Durante el reinado de Fernando VII en España en 1830, la viuda granadina Mariana de Pineda mantiene correspondencia y tratos con los políticos liberales en plena represión absolutista. Las amistades peligrosas de la bella viuda no pasan desapercibidos para el alcalde del crimen Pedrosa, quien además siente un interés personal por Marianeda. La viuda y sus hijos son sometidos a una estrecha vigilancia sin que ello altere en apariencia su rutina diaria.

Basada en los últimos días de la vida de Mariana Pineda entre 1830 y 1831, su implicación en la política  liberal opuesta al absolutismo de Fernando VII, su detención y juicio; los guionistas de la serie además de utilizar la obra teatral de García Lorca como base, completaron la narración con diversos documentos y las actas del juicio. La serie cuenta con excesivo detalle los pormenores del acoso y posterior detención por estar en posesión de una bandera liberal, de esta figura mártir político del liberalismo español.

La actriz elegida en el momento para protagonizar la serie encarnando a Mariana Pineda fue Pepa Flores, antes conocida como Marisol. En la época se consideró todo un acierto la elección,  pues la anterior niña prodigio del franquismo se había reconvertido en una adulta musa de la nueva izquierda. Hoy con los años y la distancia la actuación de la protagonista es justamente lo que más rechina, y Pepa Flores está encorsetada y poco natural, tal vez intentando separarse definitivamente de la imagen de niña risueña, espontánea y cantarina de sus años infantiles. Afortunadamente son como siempre los secundarios quien ponen el magnífico contrapunto a la digamos rígida interpretación de la protagonista, Germán Cobos, Manuel Galiana, llenan la pantalla con sus intervenciones. 

Aunque se vendió la serie como una serie de aventuras con malos y buenos, la realidad es que le pesa el origen teatral, y el excesivo uso del discurso político. De hecho las principales críticas se centran en su excesiva duración, y eso cuando estamos acostumbrados a tragarnos series con muchas temporadas y con más de 20 episodios por temporada; pero es que en "Proceso a Mariana Pineda" no supieron estructurar bien los tiempos, se centraron demasiado en una actriz que no lo dio todo, y olvidaron contextualizar más el guión, repartir el protagonismo, y acortar los discursos y tiempos muertos en favor de algo más de acción. Cargaron las tintas en un supuesto didactismo y olvidaron en ocasiones el entretenimiento. Pero al final está Germán Cobos para hacer de malo y rescatar la función.

"Mariana Pineda" es una buena serie, pero lo es para los amantes de la Historia, sobre todo en sus aspectos políticos, o por los que adoren los dramas judiciales, e incluso para algún fan despistado de Marisol, perdón Pepa Flores; pero es de difícil visionado para las nuevas generaciones poco acostumbradas a la morosidad de su ritmo narrativo.

Os dejo un video que se colgó en la red como ejemplo de definición de lo que es un liberal, y en donde se puede apreciar todo lo bueno y malo de la producción; lo cuidado de la ambientación y el vestuario, el interesante guión, las notables actuaciones de los secundarios, y el enorme contraste entre la actuación de Germán Cobos y Pepa Flores.
  

A LA GUERRA POR AMOR

MATTÉO



Título Original: Mattéo

Guionista: Jean-Pierre Gibrat

Dibujante: Jean-Pierre Gibrat

Año de Publicación: 2008

País: Francia

Marco Temporal: 1914-1936

Marco Espacial: Francia, Europa




Matteo es hijo de un anarquista español, pero vive con su madre en un pueblecito francés a la orilla del mar cerca de la frontera con España. Es el 31 de julio de 1914, el político socialista Jaurés ha sido asesinado. Francia se ha embarcado en la Primera Guerra Mundial. A Matteo la muerte del político o la guerra no le interesan lo más mínimo, a él sólo le importa la joven Juliette.  Sin embargo la locura de la guerra también le afectará a él cuando el estigma de cobarde le acompañe. 

Jean Pierre Gibrat desarrolla la historia de su protagonista en dos épocas: Primera época (1914-1915), y la Segunda época (1917-1918), aunque en Francia ha sacado un tercer volumen o Tercera época ambientada en 1936. En la primera parte Matteo acaba en el frente, en plena guerra de trincheras, donde asiste a todo el horror que significa la guerra, mientras en la segunda se ve involucrado en la Revolución Rusa. Matteo es un héroe romántico, pacifista y fundamentalmente idealista. Su manera de entender la vida chocará con la realidad que le rodea, y serán las circunstancias y las mujeres que se cruzan en su camino quienes le abrirán los ojos. La Primera Guerra Mundial y La Revolución Rusa son vistas a través de los ojos del joven protagonista para quien los que detentan el poder son los culpables reales de las guerras y conflictos, sean ricos terratenientes, oficiales en las trincheras, o políticos revolucionarios. Sólo el amor parece curar las heridas del alma, así las mujeres que se cruzan en la vida de Matteo son un catalizador fundamental que permiten al joven superar los obstáculos de la vida.

El dibujo de Gibrat es suave, delicado, casi sutil. Las mujeres que dibuja son etéreas, aniñadas perfectas para hacer de maniquís en un desfile, de hecho recuerdan a los dibujos de un diseñador de modas. Con los hombres el dibujante individualiza, los hace más cercanos, reconocibles. El contexto está trabajado, y aunque su estilo no es el más adecuado para escenas bélicas, Gibrat sale triunfante del reto y nos regala paginas intensas. Pero al igual que en sus otras obras, "El vuelo del cuervo" o "La Prorroga", es en las historias de amor donde el historietista brilla con más fuerza. Para el francés amor y guerra van de la mano como dos caras contrapuestas de una misma moneda, y es ahí donde guión y dibujo alcanzan más intensidad.

Las historias de Gibrat nos regalan personajes psicológicamente complejos, con interesantes matices, alejados de simplificaciones bobaliconas, y ello hace que sea fácil identificarse con ellos. El dibujo con esa técnica de aguada crea esa sensación de difuminado que le da a las escenas un aspecto casi cinematográfico. "Matteo" es una obra que hay que leer y disfrutar, como casi todas las de este genial artista francés, y no sería de extrañar que en un futuro veamos sus obras llevadas a la pequeña pantalla.  



EL CRECIMIENTO DE UNA NACIÓN

LA CONQUISTA DEL OESTE

Título Original: How the West was Won

Año: 1962

País: Estados Unidos

Duración: 162 min.

Dirección: J. Ford, H. Hathaway, G. Marshall, R. Thorpe

Reparto: Carol Baker, Lee J. Cobb, Henry Fonda, Carolyn Jones, Karl Malden, Gregory Peck, George Peppard, Robert Preston, Debbie Reynolds, James Stewart, Elli Wallach, John Wayne, Richard Widmark.
Marco Temporal: 1839-1889

Marco Espacial: Estados Unidos

En 1839 grandes extensiones de territorio de América del Norte se encuentran sin ocupar por el hombre blanco. Sólo unos pocos hombres se atreven a ir más allá, hombres como Linus Rawlings, un trampero acostumbrado a tratar con los indios, a comerciar con pieles, y a vivir libre sin dar cuentas a nadie. Pero Linus no podía contar con que en su camino se iba a cruzar alguien más peligroso para su libertad que los indios, Eva, la bella hija de Zebulón Prescott, un colono gruñón y cabezota en busca de nuevas tierras.   

El grandioso film fue estructurado en cinco episodios diferentes que desde 1839 hasta 1889 fuera recorriendo el proceso que llevó a los Estados Unidos a la conquista de los territorios que la convertirían en una nación unificada de Este a Oeste. Cada episodio estaría dirigido por un director diferente, con estrellas diferentes, y tratando aspectos distintos de la colonización, conquista, y asimilación de los nuevos territorios. Tipos y arquetipos del viejo Oeste van a desfilar por la pantalla en un quién es quién del Far West: el trampero, el tahúr, el forajido, el sheriff.

Linus el Trampero. J. Stewart. 
"El Río" (1839) es el primer cuadro de este enorme mosaico sobre la historia norteamericana del siglo XIX. Dirigido por Hathaway tiene a James Stewart como la estrella de la función en el papel del hombre de la frontera libre y salvaje.

"Las Llanuras" (1851) es el segundo episodio. y continua dirigida por Henry Hathaway. En esta ocasión cambia de paisaje y de protagonista. Siguiendo a la segunda de las hermanas Prescott se nos presenta a otro estereotipo americano, el jugador profesional, encarnado por la estrella Gregory Peck.

Cleve el jugador. G. Peck
"La Guerra Civil" (1861-1865) episodio dirigido por John Ford se centra en los años del conflicto entre los estados del Norte y del Sur de los Estados Unidos. El conflicto sirve al director para presentar un breve cameo de dos personajes históricos, los generales Grant y Sherman, interpretados respectivamente por Harry Morgan y John Wayne.

"El Ferrocarril" (1868) es dirigido por George Marshall, quien aprovecha la construcción del ferrocarril, y la lucha entre las dos compañías rivales,  para poner en pantalla las clásicas luchas con los indios, y la aparición de los no menos clásicos personajes asociados a ellas, el noble hombre de la frontera que ve terminar sus días de gloria, y el feroz y despiadado nuevo hombre, el empresario, con Henry Fonda y Richard Widmark interpretándolos.

"Los Forajidos" (1889) es el último episodio en donde además Hathaway retoma la dirección y el control de la película. Con este episodio rematan las andanzas del hijo de Linus, Zeb, interpretado por George Peppard, quien después de muchos bandazos termina por adoptar el mismo uno de los roles más famosos en el oeste americano, el de sheriff.

La superproducción es un recorrido al estilo Hollywood por la formación de la nación americana. El film está plagado de estrellas de la pantalla a quienes se les convenció para participar en el mega proyecto cobrando menos con la excusa de que parte de los beneficios irían para una obra benéfica (algo que luego no fue exactamente así). El resultado fue un éxito a pesar de los problemas que algunos directores tuvieron con el formato de cinemascope, y del accidente que le costó una pierna a un doble en las escenas finales del tren. Hoy la película es un clásico e imprescindible para acercarse a la Historia estadounidense a través del cine. Aunque sus productores se parecían más a la figura del empresario del ferrocarril encarnado por Richard Widmark, que a los héroes que pretendían ensalzar. Por lo pronto fueron demandados por el Hospital que no recibió los prometidos beneficios, y por el doble de acción a quien se negaron a pagarle un centavo por el accidente.

Con una banda sonora espectacular, una galería de actores y directores en la cima del estrellato, y un guión muy trabajado, la película ganó 3 oscars y fue seleccionada en 1997 para ser preservada en la Biblioteca del Congreso en el Registro Nacional de Cine por considerarse "cultural, histórica, y estéticamente significativa."

FAMILIAS EN GUERRA

EL INVIERNO DEL MUNDO


Título original: Winter of The World


Autor: Ken Follet


Año de Publicación: 2012


País: Reino Unido


Marco Temporal: 1933-1949


Marco Espacial: Europa, Estados Unidos


Es el año 1933 en Berlín, Carla von Ulrich asiste a la discusión entre sus padres, Lady Maud y Walter von Ulrich, por la publicación de un artículo en contra del partido nazi. Cuando luego acompaña a su madre a la redacción de la revista donde trabaja asiste horrorizada al brutal asalto de un grupo de camisas pardas de Hitler. Una vez expulsadas de la revista, ya en la calle, madre e hija se encuentran con una antigua conocida, Ethel  Leckwith y su hijo, Lloyd Williams, quien es en realidad primo de Carla. 

El segundo libro de la trilogía titulada "El siglo" continua las vivencias de las distintas familias europeas y americanas que entrecruzan sus vidas a lo largo del azaroso siglo XX. Desde 1933 hasta 1949 Ken Follet utiliza a su variada gama de personajes para relatarnos como viven las personas comunes los acontecimientos que convulsionaron al mundo en estos terribles años. Rusia, Inglaterra, Alemania, España y Estados Unidos son los escenarios en los que mueve a los protagonistas como títeres de un dramático guiñol. El alzamiento del partido nazi, la Guerra Civil española, la Segunda Guerra Mundial, el nacimiento de las Naciones Unidas, conforman las piezas del mosaico histórico en el que se desenvuelven los personajes. Personajes históricos se entremezclan con las familias ficticias creadas por la imaginación del escritor inglés.

La segunda generación toma ahora el relevo en la narración. Los hijos de los protagonistas de la primera novela, "La caída de los gigantes", son quienes protagonizan las nuevas andanzas familiares. Los Dewar en Norteamérica servirán para seguir los avatares políticos en este país, y su camino hacia el liderazgo mundial. Los von Ulrich permiten al autor seguir el auge y caída de la Alemania nazi. Los Fitzherbert y los Williams muestran dos estratos diferentes de la sociedad británica, dos puntos de vista, dos clases sociales. Finalmente las dos ramas de los Peshkov repartidas entre los Estados Unidos y Rusia asistirán, y en cierta medida participarán, en el ascenso de los dos gigantes que durante los siguientes años se disputaran el dominio del mundo, y que vendrán a sustituir a los gigantes caídos de la primera novela .

Ken Follet consigue un nuevo éxito, y otra vez una de sus novelas se sitúa entre las más vendidas a nivel mundial. En este caso usa el viejo recurso de las continuaciones, sí la primera funcionó, continuemos la historia. Sin embargo la nueva novela no tiene tanto interés como la precedente, que ya de por sí no era de los mejores trabajos de Follet, a pesar de lo cual es de fácil lectura y con ser una novela larga, como por otra parte suele ser la norma en el escritor, no se hace pesada de leer. El problema es como con la anterior, intenta abarcar demasiado, y algunos personajes se desinflan y pierden interés, y de otros esperas más, y terminas con la sensación de que faltan y sobran cosas. Pero al final es Ken Follet, y casi siempre merece la pena leer lo que escribe. ¡Nos vemos en la tercera parte!  

¡EN GUARDIA!

HÉROES DE CAPA Y ESPADA

El cine tiene géneros y subgéneros en los que se clasifican las películas. El cine en su modalidad histórica no se iba a sustraer de esas divisiones, subdivisiones, y clasificaciones. Si bien podemos optar por dividir el cine histórico según la época en la que se enmarca, es también cierto que podemos recurrir a clasificaciones más descriptivas: cine bélico, cine de romanos, cine de piratas, y un subgénero que, junto con el de piratas compartiendo espacio, fue muy típico de algunas épocas, y sobre todo utilizó la Edad Moderna como contexto histórico, el cine de capa y espada, o como en mis tiempos se decía, el cine de espadachines. Eran héroes casi todos con base literaria que blandían su espada con la más mínima excusa, aunque se solían amparar en la defensa del honor, el propio o el de alguna dama en apuros; otros eran forajidos elevados a la categoría de héroes por la literatura popular; y los más, simples pícaros y sinvergüenzas que se batían para proteger su vida. La contextualización histórica de estos aventureros con la espada pronta y el genio vivo, variaba según el escritor, o el animo del director a la hora de adaptar la novela, aunque generalmente lo importante solía ser la duración y espectacularidad de los duelos.

D´Artagnan. Salido de la fértil pluma de Alejandro Dumas en 1844 fue presentado en "Los tres mosqueteros", continuando sus aventuras en "Veinte años después", y "El vizconde de Bragelonne". Posiblemente es el espadachín más popular de todos los tiempos. De profesión mosquetero del rey, sirvió al menos a dos monarcas, Luis XIII y Luis XIV de Francia. Sus hazañas transcurrieron entre 1625 y 1673. Pocos saben que tras el personaje literario se ocultaba un personaje real, Charles de Batz. Hay estatuas dedicadas al personaje en distintos sitios, sobre todo en Francia, pero además de la que hay en París asociada a su creador, es interesante la que se encuentra en donde acaece su última aventura, la estatua ubicada en Maastricht. Películas sobre los tres mosqueteros hay para elegir, pero los duelos del bailarín Gene Kelly marcaron toda una época en "Los tres mosqueteros"(1948).
Don Juan. El seductor y temerario Don Juan es un arquetipo creado por la prosa de Tirso de Molina en su obra teatral "El burlador de Sevilla y el convidado de piedra" de 1630. El sevillano seductor que no respeta leyes humanas ni divinas en la España del siglo XVII, tiene sus antecedentes en un personaje real del Madrid del siglo XVI, reflejado por la literatura posterior, y que sirvió de base a la obra teatral de Tirso, y luego a las posteriores, entre las que destaca el "Don Juan Tenorio" de Zorrilla de 1844. El arte tampoco fue indiferente a los encantos del seductor, así Don Juan aparece retratado en pinturas y obras de todo tipo. "Don Juan y la estatua del comendador" de Fragonard entre 1830 y 1835, recoge uno de los momentos más conocidos de la leyenda. El cine y por supuesto el teatro han tenido infinidad de actores interpretando a Don Juan. Una versión de 1997 interpretada por José Coronado, rompía esquemas, y pasaba sin pena ni gloria por televisión.   
Cyrano de Berguerac. (1619-1655) El poeta enamorado fue un personaje real, escritor, dramaturgo, e intelectual irreverente que de todo se burlaba y no respetaba las instituciones establecidas. Vivió en la Francia del siglo XVII. Es conocido por sus escritos como el padre de la ciencia ficción, con sus relatos de su viaje y aventuras en la Luna. Fue la obra de teatro "Cyrano de Berguerac" escrita por Edmond Rostand en 1897 lo que lo convirtió en el romántico narizotas eternamente enamorado de quien no le corresponde. Si el grabado que se conserva de 1650 se acerca a la realidad, efectivamente el bueno de Cyarano lucía un considerable apéndice nasal. Otro conocido narizotas, aunque se la aumentaron para la película, Gerard Depardieu, interpretó al dramaturgo y espadachín en "Cyrano de Berguerac"(1990). Su duelo a golpe de rima es todo un clásico..."y al finalizar ...te hiero"
Capitán Alatriste. El soldado español de los tiempos de Felipe IV, que vende su espada al mejor postor, es una de las más recientes adquisiciones del genero de capa y espada. Surgido de la imaginación de Arturo Pérez Reverte, quién lo presentó por primera vez en su novela "Las aventuras del Capitán Alatriste" (1986), ha alcanzado una gran popularidad en relativamente poco tiempo. Joan Mundet ha realizado magníficas ilustraciones para las novelas. La serie "Las aventuras del capitán Alatriste" (2015) tiene Aitor Luna como protagonista. 
Lagardere. El caballero de Lagardere oculta su personalidad e intenciones bajo un elaborado disfraz de jorobado, detrás del cual planea su venganza. Las aventuras de este espadachín transcurren entre 1699 y 1717 en su mayor parte en París. La novela "El jorobado" fue escrita por Paul Féval en 1858. La ilustración de 1895 representa al caballero de Lagardere en el castillo de Caylus. En la película "¡En Guardia!" (1997) el papel de Lagardere lo hace Daniel Auteuil.
Rob Roy.(1671-1734) El héroe escocés representa como pocos la resistencia ante la opresión de los poderosos. El Duque de Montrose se hizo con la tierras de Robert tras una serie de artimañas, y por la oposición de éste, lo acabó declarando proscrito. Su historia cautivó a escritores que lo convirtieron en un héroe legendario, y tanto Defoe como Water Scott lo convirtieron en protagonista de sus novelas, aunque sin duda de las dos, la más conocida es el "Rob Roy" publicado en 1817 por W. Scott. Se conserva un retrato del Rob Roy histórico imaginado en 1820 por W.H. Worthington.  Liam Neeson es el héroe escocés en la película "Rob Roy" (1995). 
Dick Turpin (1706-1739) El bandido inglés que se reconvirtió en héroe gracias a una novela aparecida en 1834, "Rookwood" de W.H. Ainsworth. De ladrón y asesino que terminó sus días en la horca pasó a ser considerado un forajido de leyenda, ladrón de ricos, y protector de desvalidos. La escena más repetida por ilustradores, como la de la edición del libro de 1848, son las prodigiosas fugas del bandido a lomos de su caballo Black Bess. El cine y la televisión han recreado en algunas ocasiones las hazañas del bandolero, tal como en la serie británica "Dick Turpin" (1979-1982) en la cual Richard O´Sullivan es el audaz salteador. 
El Señor de Ballantre. Jamie Durie el escocés idealista que apoya las aspiraciones jacobitas al trono inglés en 1745, y que tras el fracaso de éstas se ve obligado a convertirse en un proscrito, mientras su hermano se queda con todo lo que a él le correspondía. Es un personaje de ficción creado por  Robert Louis Stevenson en su novela "El Señor de Ballantrae" de 1888. W.B. Hole realizó en 1889 unas magníficas ilustraciones para el libro de Stevenson.  El actor que mejor ha encarnado a todo tipo de espadachines, Errol Flynn, es Jamie Durie en "El señor de Ballantrae"´(1953).
Casanova.(1725-1798) El italiano es el contrapunto al seductor Don Juan. Aventurero, embaucador, espadachín, experto en fugas, pero sobre todo fue famoso por sus conquistas amorosas. Giacomo Casanova no se enamora, simplemente colecciona mujeres, usa de ellas, y luego las abandona. Sus aventuras quedaron reflejadas en las Memorias que el propio interesado hizo publicar, aunque posteriormente se convirtió en todo un personaje de la literatura y el cine. El retrato que realizó de él su hermano en torno a 1750 se conserva en el Museo estatal de Rusia en Moscú. El tristemente fallecido Heath Ledger interpreta al aventurero italiano en "Casanova" (2005). 
Tom Jones. El pícaro personaje que crea Henry Fielding en su novela "La historia de Tom Jones, expósito" en 1749 empieza su pronta trayectoria en la cárcel tras un duelo. La novela que relata las andanzas de este buscavidas fue un rotundo éxito en su época. Hasta las ilustraciones de las ediciones de la novela muestran las peleas poco ortodoxas en que se mete el personaje, como la de la edición francesa de 1757. El film "Tom Jones"(1963) tiene a Albert Finney metido en un duelo blandiendo un palo contra una espada.
Barry Lyndon. El aventurero irlandés desarrolla sus andanzas en el siglo XVIII, y es precisamente un duelo lo que fuerza la huida del protagonista y el comienzo de sus aventuras por toda Europa. Fue creado por W. M. Thackeray en la novela de 1844 "Barry Lyndon". En el Museo de Birmingham se pueden admirar algunos grabados del prerrafaelista J.E. Millais que sirvieron para ilustrar en 1878 una de las ediciones de la novela. Stanley Kubrick hizo una personalísima adaptación de la novela en su película "Barry Lyndon"(1975) con Ryan O´Neal en el papel del aventurero irlandés. Este Barry Lyndon es un héroe más crepuscular, las espadas han dejado paso a las pistolas, y el tiempo de los nobles espadachines va cediendo su lugar a unos nuevos héroes más acordes con la Edad Contemporánea.  
Scaramouche. El personaje de la Comedia del Arte italiana que deriva del Capitano es el protagonista de una de las novelas más populares del creador de numerosas obras de "capa y espada", Rafael Sabatini. Su novela ambientada en los tiempos de la Revolución francesa tenía como protagonista a un caballero en busca de su origen y de venganza, André-Lous Moreau, quien termina en una compañía teatral en el papel del misterio Scaramouche. Los grabados del siglo XIX muestran la evolución del personaje de la comedia del arte al que finalmente adopta Sabatini. El film "Scaramouche"(1952) con Stewart Granger como protagonista es la despedida de los espadachines modernos para dar paso a los nuevos héroes enmascarados tipo Zorro, Coyote, etc, preludio de los superheroes actuales. Aunque en el film la acción aún es en 1788, la Revolución francesa se vislumbra en el horizonte. El film de 1952 tiene una de los más famosos duelos de espada de todos los tiempos.