EL JARDINERO Y EL REY

LAS 7 MARAVILLAS. LOS JARDINES DE BABILONIA


Título Original: Les Jardins de Babylone

Guionista: Lucca Blengino

Dibujante: Roberto Ali

Año de Publicación: 2014

País: Italia

Marco Temporal: 588 a.C.- 585 a.C.

Marco Espacial: Próximo Oriente





588 a.C. Jerusalén ha caído, sus habitantes reducidos a la esclavitud, y obligados a desmontar su sagrado templo, su rey, Sedecías, cegado y conducido atado como un perro, junto con los restos de su pueblo hacia Babilonia, a servir a su nuevo amo, Nabucodonosor II. Años más tarde, Hesediel, el jardinero milagroso, es sacado de entre sus hermanos esclavizados para ser llevado frente al rey, quien le encarga una tarea digna de sus méritos: salvar el enfermo Jardín Colgante de Babilonia.

El italiano Blengino con la ayuda en este caso de un nuevo dibujante, Roberto Ali, nos trate otra de las interesantes historias que desarrolla en su serie "Las 7 maravillas". En esta ocasión el monumento elegido para ambientar su narración son los Jardines Colgantes de Babilonia durante el reinado de Nabucodonosor II. Tomando como protagonista a un judío jardinero, el historietista puede contar a la vez la historia del pueblo judío en cautividad y las intrigas en torno al trono caldeo.

De nuevo estamos ante una creación interesante de este guionista que combina acción, amor, e intrigas en un cómic entretenido y didáctico, en una de las mejores colecciones de cómics históricos ambientados en la Antigüedad que existen. Con respecto al anterior trabajo suyo comentado, sólo cambia el dibujante, otro compatriota, que le da a los personajes con sus trazos firmes, unos rostros más duros, más fuertes, y muy bien diferenciados. En el apartado del color, a pesar de la temática, en las que deberían predominar los colores vivos, los dota de un aspecto terroso, desvaído, que le da a todo el conjunto un aura de tristeza y melancolía muy acorde con la historia.

Pero mejor que seguir comentando sobre el cómic es que vosotros mismos lo leais, y saboreéis otra pequeña joyita de la llamada Banda Diseñada.     

EL MAESTRO ERRANTE

CONFUCIO


Título Original: Kong Zi

Año: 2010

País: China

Duración: 115 min.

Dirección: Hu Mei

Reparto: Chow Yu Fat, Zhou Xun, Xu Huanshan, Yao Lu, Ma Jingwu, Bi Yanjun.

Marco Temporal: 501 a.C.-479 a.C. 

Marco Espacial: China


Un anciano Confucio reflexiona sobre su pasado y recuerda cuando vivía en el reino de Lu. El maestro había ejercido un cargo menor en una población pequeña y el éxito de sus medidas había llegado a oídos del gobernante de Lu. A Confucio se le ofrece un cargo más importante en el gobierno del reino, sin embargo su postura ante una cuestión aparentemente intrascendente le enfrentará directamente a los nobles de Lu: Los discípulos del maestro han acogido a un niño esclavo que iba a ser enterrado con su amo, los herederos del difunto reclaman al huido para que sea sacrificado y enterrado junto con los demás esclavos en la tumba del señor.

"Confucio" a pesar del título no es la típica biografía al uso que sigue al personaje desde su tierna infancia hasta su final, y mientras se desarrolla nos ensalza el personaje sin límites. El film, siendo quién es el objeto de su interés, se prestaba a grandilocuencias, enseñanzas moralizantes y pedantería, pero con mucho acierto se huye de esto. La narración se centra en unos años muy concretos de la vida de Confucio, o como dicen ellos Kong Zi, los tiempos en que el maestro convertido primero en Ministro de Lu es después arrojado de la corte para vagar por los reinos chinos hasta su regreso al hogar. Tampoco la filosofía o las enseñanzas del pensador chino son la idea central de la película, si no más bien su implicación en la política y hechos de la época.

Para algunos el film puede ser decepcionante, pues si te acercas a él con la idea de encontrarte con algo cargado de profundos pensamientos, de enseñanzas filosóficas, y de frases de manual, te llevas el gran chasco; si por el contrario buscas un film épico de chinos saltando por los aires con espadas mágicas y patadas voladoras, pues tampoco hay de esto. "Confucio" es una película tranquila, que discurre suave, sin excesos, que cuenta cosas, que se recrea en los ambientes y en los pequeños detalles como la escena del río helado, y que no llega más allá porque el director no se atrevió. Supongo que la intención era realizar una superproducción que se pudiera vender en Occidente, y se temió que cargar las tintas sobre el personaje iba a espantar a muchos espectadores. Las criticas que circulan de la película son absolutamente contrapuestas, quienes aman el orientalismo y su filosofía, la odian; quienes disfrutan del cine oriental con toques históricos, la aman. El film está justo en el centro, ni tan aburrida como dicen unos, ni tan maravillosa como afirman otros. Es una película para aficionados al cine histórico, no para amantes de la filosofía, ni para amantes de lo épico, y si se ve con la idea de aprender algo del período en el que se mueve el personaje, quedaremos satisfechos, aunque finalmente de las enseñanzas de Confucio sólo tengamos algunos esbozos.

Como siempre ocurre con el cine oriental, las puestas en escena son espectaculares, y algunas batallas y movimientos de ejércitos están muy bien recreadas. Los vagabundeos del maestro son lo que ralentiza la acción, y lo que baja el nivel de una película cuya primera parte es muy buena.

Ahí os va enterita desde Youtube en castellano, no en latino como dice el título, y con una calidad de sonido regularcilla pero que se deja ver, mejor dicho oír.

EL POETA DE CEOS

EL CANTANTE DE SALMOS


Título Original: The Praise Singer


Autor: Mary Renault


Año de Publicación: 1978


País: Reino Unido


Marco Temporal: 556 a.C.- 468 a.C.


Marco Espacial: Grecia


El viejo poeta Simónides de Cos recuerda desde su retiro en Sicilia lo que fue su vida, las personas a las que conoció, y los acontecimientos que presenció. Sus primeros recuerdos le llevan a la isla de Ceos, donde nació. De niño Simónides sentado sobre una roca en las montañas de la isla mientras cuida las ovejas de su padre, contempla ensimismado el mar a sus pies, un mar recorrido por los veleros extranjeros que lo cortaban desde los cuatro puntos cardinales, y se pregunta de donde vienen. El solitario muchacho sueña con recorrer los mares como los antiguos héroes del "Argos" y así emular sus hazañas.

Simónides nos va a contar su vida desde su infancia en Ceos, hasta su retiro y muerte en Sicilia, pasando por Samos y Atenas. En cada lugar conoce y entra en contacto con personajes de la cultura como Anacreonte o a políticos como Pisístrato, asiste a los acontecimientos históricos como la caída de la tiranía, casi siempre como mero espectador, y crece como poeta.

Mary Renault, de la que ya habíamos hablado en el bloque de Mitología, comienza con "El cantante de Salmos" uno de sus ciclo históricos, el dedicado a repasar la historia de la Grecia clásica a través de sus intelectuales. Si los mitos clásicos fueron revisionados en su dilogía dedicada a Teseo, y Alejandro y su época tendrán su propia trilogía, con la novela dedicada a Simónides inicia y cierra una saga muy especial. Inicia, porque cronológicamente en la historia es la primera obra que va a entrar de lleno a narrarnos los grandes momentos de la civilización griega; y cierra porque fue el último de los tres libros que constituyen la trilogía en ser escritos: "El último vino" de 1956 con Sócrates como la figura en tono a la que gira la historia, "La máscara de Apolo" del año 1966 y con Platón como figura central, y finalmente el libro que nos ocupa de 1978. Escritos con años de diferencia y aparentemente sin tener nada que ver, excepto claro está el ser novelas históricas ambientadas en la antigua Grecia, las novelas de Mary Renault ofrecen una versión particular de esta parte de la Historia.

La escritora británica suele darle a sus novelas un enfoque muy personal en el cual priman los sentimientos, las reflexiones de los protagonistas casi siempre personajes de extremada sensibilidad, y la sexualidad. Sus protagonistas, como Simónides, son poetas, filósofos, autores teatrales, que contemplan los acontecimientos y los hechos históricos que les envuelven con una cierta frialdad intelectual, pero que derraman sensualidad en sus relaciones personales. Mary Renault escribe sobre un poeta una obra en prosa que parece poesía. Con escasos datos sobre la vida del personaje biografiado, la autora construye una novela sólida, aunque no para todos los públicos, llena de reflexiones y pequeños detalles sobre el mundo clásico.

"El cantante de Salmos" es para mi gusto la más floja de las novelas históricas de la escritora inglesa, también la más difícil de leer, aunque imprescindible para adentrarnos en el preciosista mosaico que la autora construyó poco a poco sobre la Antigua Grecia. De lectura independiente con respecto a las otras novelas que la seguirían en el tiempo, sí supone una especie de prólogo a sus otras novelas históricas.                       

ESTO ME SUENA

MÚSICOS CLÁSICOS EN FILMS NO SIEMPRE CLÁSICOS

La música clásica afortunadamente sigue teniendo sus adeptos, tal vez no tantos como debiera, pero siempre fieles. En una sociedad donde las Humanidades son casi un vestigio del pasado, los aficionados a la música anterior al siglo XX son casi tan extraños como un animal antediluviano, y ni siquiera tienen el honor de ser considerados frikkis. Sin embargo el cine y la televisión, quizás pensando en ellos han hecho alguna que otra interesante película que realizaba el merecido homenaje a estos grandes compositores. Hagamos un rápido repaso a la espera de que la mayoría de los retratados les suenen (lo siento, no he podido resistir el chiste malo).

Vivaldi. Antonio Vivaldi (1648-1741). El veneciano Vivaldi compuso más de 400 obras, y 46 operas, pero siempre será conocido por sus conciertos para violín y orquesta, llamados "las cuatro estaciones". Ya de muy joven demostró grandes cualidades como violinista. Ordenado sacerdote fue apodado "el cura rojo", por el color de su pelo, aunque realmente ejerció poco de sacerdote. Compuso la música para la boda del rey Luis XV de Francia. Un retrato anónimo pintado en torno a 1723, supuestamente del compositor, se exhibe en el Museo de la Música de Bolonia. Stefano Dionisi fue el compositor en "Vivaldi, un príncipe en Venecia" (2006).
Bach. Johann Sebastian Bach (1685-1750) provenía de una gran familia de músicos, y su talento para componer y tocar el clavecín se convirtieron en legendarios. Se decía que cuando se iba a presentar a un concurso de este instrumento, su rival le oyó ensayar, y ya no acudió a la competición. En el orden personal tenía un hermano gemelo que era tan igual a él que ni sus esposas los distinguían, y la de Johann tenía un truco para diferenciarlos, su hija pequeña sólo le llamaba "papa" a él. "Los conciertos de Brandemburgo" se encuentran entre sus obras más famosas. Seguramente el retrato más conocido del compositor es el realizado por Haussmann. En "Mi nombre es Bach"(2003) Vadim Glowna es el músico alemán.
Händel. Georg Frieddrich Händel (1685-1759) es considerado uno de los músicos más influyentes de la Historia, sobre todo porque fue el primero en adaptarse a los gustos del público y no sólo a los de la nobleza y mecenas. Händel compuso de todo y fue capaz de sintetizar todos los estilos conocidos. Aunque nacido en Alemania se estableció posteriormente en Inglaterra donde siguió componiendo. Una de sus obras más conocidas es el oratorio "El Mesías" y su conocidísimo "Aleluya". Se decía que de visita en casa de una dama arrojó fuera de la habitación al perro porque según él en su ladrido desafinaba. El retrato realizado en 1728 por Denner del pintor se encuentra hoy en la Galería Nacional de retratos de Londres. Händel tuvo su película "El Gran Mister Händel" (1942) interpretada por Wilfred Lawson.
Mozart. Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) supone un salto cualitativo en la música clásica pues el maestro austriaco es posiblemente el músico más valorado e influyente de la Historia, y desde luego uno de los más conocidos, sino el que más. Pocos quedan que no hayan escuchado alguna de sus obras, aunque sólo sea la "Sinfonía nº 40"; menos conocida es su obra "Besame el culo". Mozart dio su primer concierto de piano con cinco años, y con piezas difíciles de tocar hasta para pianistas profesionales. El músico que odiaba la flauta a pesar de haber compuesta alguna obra para ese instrumento, siempre por encargo, solía afirmar que lo único peor que una flauta eran dos flautas. Barbara Karft pintó en 1819 un retrato póstumo del pintor basándose en retratos anteriores. La muy conocida película "Amadeus"(1984) tuvo a un acertado Tom Hulce en el papel protagonista.
Beethoven. Ludwig van Beethoven (1770-1827) fue el compositor qeu supuso el transito del clasicismo al romanticismo musical. A pesar de la creencia de que la partícula "van" lo asociaba a la nobleza alemana, eso no es cierto, y Beethoven era de origen humilde. Un padre obsesionado y alcoholico forzaba al niño Ludwing a estudiar piano y música para ser un genio como Mozart. Con 11 años Beethoven realizó su primera composición, y desde entonces el crecimiento musical del compositor ya no paró. Sus "Sinfonias" han sonado en todo el mundo, y son internacionalmente conocidas. A pesar de su fama de tener un carácter difícil, era muy querido, y una de sus frases retrata su carácter: "El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad". La famosa carta de 1812 a su "amada inmortal" dió lugar a todo tipo de especulaciones e incluso a una película. También su muerte por envenenamiento por plomo ha llevado a varias teorías. De Beethoven es conocido hasta su retrato realizado Stieler en 1820, y actualmente en su casa museo de Boon (Alemania). En "Cooping Beethoven"(2006) Ed Harris hace un excelente interpretación del músico en sus últimos años.
Paganini. Niccolo Paganini (17872-1840) el compositor y violinista italiano era conocido como el violinista diabólico por su aspecto cadavérico siempre vestido de negro, sus escándalos juveniles, y su extraordinaria habilidad para tocar el violín improvisando, incluso tocando con una sola cuerda y haciéndolo sonar como varios violines. Se llegó a decir que una de sus cuerdas era hecho de un intestino de una de sus amantes asesinadas y que tocaba así gracias a un pacto con el diablo. Posiblemente tuviera una enfermedad que le daba una extraordinaria flexibilidad en la manos además de tenerlas más largas. El retrato de Kersting de 1830 muestra a un violinista con ese aspecto satánico que a él mismo le gustaba presentar. Y quién mejor para encarnar a un compositor extremo que uno de los actores con peor fama de todos los tiempos y aspecto más inquietante, Klaus Kinski en "Paganini" (1989).
Chopin. Frederic Chopin (1810-1849) el virtuoso pianista y compositor polaco se crió en una familia con gusto por la cultura y la música, de forma que su primera profesora de música fue su propia hermana. Acostumbraba a tocar su "concierto en fa menor" en veladas musicales lo que le fue dando mucha fama y consideración. La revolución de 1830 en Varsovia, duramente reprimida, le llevó a componer una obra "la Sonata para piano nº 2" en la que incluiría una de las obras más tocadas en el mundo, "La marcha fúnebre". El cuadro de H. Siemiradzki de 1887 retrata uno de los conciertos privados de Chopin en 1829 a la familia Radziwills. Cornel Wilde fue Chopin en "Canción inolvidable (1945).
Schumann. Robert Schumann (1810-1856) fue considerado uno de los máximos representantes del romanticismo musical. Fue compositor y crítico de música, y en su revista fue el responsable de ensalzar a compositores que en su época se consideraban menores como Mozart y Beethoven. Problemas con un dedo le llevaron a abandonar su etapa de concertista, a pesar de aplicarse todo tipo de remedios como los "baños animales", es decir sumergir el dedo en las entrañas de los cadáveres de animales. La locura en sus últimos años le llevó incluso a intentar suicidarse. Una de sus obras más logradas es la "Op. 9 Carnaval". Paul Henreid es Schumann en "Pasión inmortal" (1940) compartiendo protagonismo con K. Hepburn como su esposa Clara. 
Wagner. Richard Wagner (1813-1883) destacó como compositor de operas dramáticas en la corriente musical romántica. Sin duda "El anillo de los nibelungos" es su obra más conocida, aunque junto con "Tannhauser" ha sido largo tiempo dejada de lado por las connotaciones a las que se le asociaba, ya que solía ser la música que se ponía en los campos de concentración y la favorita de los jerarcas nazis. Su polémica personalidad y sus ideas a veces extremas han llevado a muchos a despreciar una música, que sin embargo es excelente. Se dice que en 1839 llegó a París con una carta de recomendación cerrada, dentro ponía: "Querido amigo; desembarázate como puedas de este imbécil". En 1882 un genio de la pintura francesa Renoir retrató a un genio de la música alemana, Wagner, cuadro que se encuentra en el Museo de Orsay de Paris. Richard Burton interpretó al compositor en la serie  "Wagner"(1983).
Liszt. Franz Liszt (1811-1886) fue un compositor austro-hungaro, pianista,  director de orquesta, y desde 1865 franciscano. Sus conciertos despertaban tales pasiones que se acuñó el termino de Lisztmania para explicar la histeria que acompañaba a sus actuaciones, donde sus seguidores se peleaban por obtener recuerdos del compositor. Este fenómeno precursor del actual de los fans comenzó en su concierto de Berlín de 1841, y los médicos llegaron a preocuparse por si se podía tratar de algo contagioso. Su canción "Rheinweinlied" fue uno de sus grandes éxitos entre los jóvenes. H. Lehmann retrató al compositor en 1839. "Sueño de amor" (1960) cuenta un episodio romántico de la vida de Liszt que es interpretado por Dirk Bogarde.
Tchaikovski. Piotr Ilich Chaikovski (1840-1893) es sin duda alguna el compositor ruso que mayores obras ha realizado para ballet, su "Lago de los cisnes" y "El cascanueces" han sido bailadas por jóvenes de todo el mundo. Quien es hoy mundialmente reconocido fue despreciado en su época, y tenido por compositor vulgar. Sus depresiones y falta de confianza en sí mismo, según algunos por un homoxesualismo reprimido, le llevaron a una muerte que aún hoy no ha quedado esclarecida del todo. El músico fue retratado en 1893 por Kuznetsov, cuadro que se encuentra en la Galería Tretyakov de Moscu. Richard Chamberlain fue el compositor ruso en "La pasión de vivir" (1970).
Brahms. Johannes Brahms (1833-1897) era hijo de un músico alemán que vivía modestamente en Hamburgo. Cuando Johannes comenzó a tocar, lo hacia en bares e incluso prostíbulos para llevar dinero a casa. Se hizo intimo de los Schumann, sobre todo con la joven esposa Clara, quien le ayudó en su carrera, aunque se contaba que la primera vez que envió sus composiciones a Schumann, esté se las devolvió sin abrir y sin anotaciones. De entre sus obras más conocidas destacan las "Danzas hungaras". Robert Walker fue Brahms en el trío protagonista de "Pasión inmortal"(1947) junto con Katherine Hepburn y Paul Henreid.
Strauss. Johann Strauss II (1825-1899) pertenecía a toda una dinastía musical, su padre y sus dos hermanos eran conocidos compositores y músicos vieneses, pero Johann hijo se convertiría en el rey del vals. Composiciones como "El Danubio azul" o "El vals del emperador" han sido interpretados hasta la saciedad, además de ser el castigo de novios poco hábiles en la danza. Su padre no quería que se convirtiera en músico, y como suele ser habitual en los adolescentes hizo todo lo contrario, esto debió de ser fundamental para lanzarle de cabeza hacia la música, y comenzar sus estudios a los 17 años. Una estatua de Johann Strauss hijo realizada por E. Hellmer se encuentra en su monumento en Viena. Stuart Wilson fue el joven Strauss en la serie "La familia Strauss" (1972).
Verdi. Giuseppe Verdi (1813-1901) el compositor de opera italiano más popular de todos aunque solo sea por "Aida" o "La Traviata" fue rechazado por el Conservatorio de Música de Milán, que actualmente lleva su nombre, aunque el mismo compositor se negó en su día a que lo rebautizaran en su honor. Sus composiciones se convirtieron en el símbolo del nacionalismo italiano. Durante su entierro en Milán al paso del cortejo fúnebre el abundante público entonó espontáneamente su conocido coro "va pensiero". El expresivo retrato realizado por Boldini en 1886 se encuentra en la Galería de Arte moderno de Roma. En la serie de televisión "Verdi" (1982) Ronald Pickup es el compositor.
Rimsky-Korsakov. Nikolai Rimsky-Kórsakov (1844-1908), el compositor ruso que hizo famosa la obra "Capricho español", sirvió primero en la Armada Imperial Rusa, y luego como inspector de bandas musicales navales. Su gusto por los viajes y lo exótico le llevó a unas composiciones cargadas de fantasía y orientalismo que le dieron a su música un estilo muy particular. Valentín Serov lo retrató en 1888. Y el cine le dedicó más de un film como el interpretado por Grigori Belov, "Rimsky Korsakov"(1953).
Albeniz. Isaac Albeniz (1860-1909) el compositor español comenzó como director y compositor de zarzuelas, y del genero chico pasó a las óperas como "Merlín" e "Iberia" y temas orquestales y de cámara. Fue un niño prodigio de carácter impetuoso y alegre. Durante toda su vida, el propio Albeniz contaba historias inventadas y exageradas sobre sus andanzas y aventuras. Sí es cierto que de niño tras muchas pruebas superadas con éxito, no entró en el conservatorio porque arrojó una pelota contra un cristal delante del Tribunal, que finalmente decidió esperar dos años más para admitirlo. El Museo Nacional de Arte de Cataluña tiene un dibujo realizado por el pintor Ramón Casas del compositor. En la película "Holmes&Watson.Madrid days" (2012) no es un actor quien encarna al músico en un breve cameo, sino su propio bisnieto el político Alberto Ruíz-Gallardón, alcalde de Madrid en el momento del rodaje.
Mahler. Gustav Mahler (1860-1911) el compositor checo intentó escapar a la maldición de la sinfonía numero 9, según la cual todos los que componían tal numero de sinfonias morían tras ella, asi que la que hacia el numero 9, no la numeró, simplemente la llamó "Canción de la Tierra" , no le valió de nada, murió sin completar la décima. Emil Orlik dibujó al director y compositor en 1902. "Bride of the Wind" (2001) tuvo a Jonathan Pryce como el músico. 
Puccini. Giacomo Puccini (1858-1924) el compositor de operas italianos es considerado uno de los más grandes dentro de este genero, y capaz de combinar en sus obras el estilo alemán e italiano. Algunas de sus melodías como el "nessun dorma" de "Turandot" se han convertido en enormemente populares. Una de las arias de "Tosca" se suele cantar con la protagonista tumbada en el suelo, pero inicialmente no era así, y viene de que una interprete fue arrojada accidentalmente  fuera de su sofá y tuvo que seguir cantando, a Puccini le pareció magnífico e hizo que se siguiera interpretando de esta forma. En "Puccini" (2009) es Alessio Boni quien interpreta al compositor.

MUERTE EN EL PÁRAMO

Reconstrucción facial del hombre de Tollund
LOS CUERPOS DE LAS CIÉNAGAS

Al terminar el Pleistoceno Europa del Norte se llenó de ciénagas y pantanos, lugares peligrosos para la vida pero fabulosos para conservar a los muertos. Efectivamente en estas zonas pantanosas aunque parezca contradictorio se han conservado miles de cuerpos humanos, y de éstos  varios cientos han podido ser datados por su buen estado de conservación. Entre estos cuerpos, muchos de ellos datados en la Edad del Hierro, destacan los de unos cuantos individuos cuya muerte no fue precisamente natural.   

Alguien podría pensar que un  pantano es el lugar menos indicado para que se conserve un cuerpo humano, pero es que en los del norte de Europa las condiciones ambientales favorecieron que se formaran turberas, y que en éstas los ácidos desprendidos, muy similares al vinagre, conservaran los cuerpos como si fueran escabeche, a parte claro está de otras condiciones. Si los cuerpos se depositaban en invierno o principios de la primavera, los cadáveres se conservaban bien. Como resultado los arqueólogos han descubierto momias que se pueden datar desde el 2000 a.C. hasta el siglo I a.C.

El hombre de Tollund.  Museo de. Silkeborg. Dinamarca
Para las sociedades que vivían en la Edad del Hierro los pantanos tenían algún tipo de significado simbólico, pues en ellos además de arrojar a los muertes, se lanzaban ofrendas votivas de todo tipo: collares, pulseras, tobilleras. Pero lo más curioso no era esto, sino que los individuos encontrados habían sido asesinados, o como prefieren algunos investigadores, sacrificados, y no con un único método. Las momias habían muerto apuñaladas, ahorcadas, estranguladas, golpeadas, envenenadas, por una combinación de varios de estos sistemas, e incluso una había sido decapitada, y puesta su cabeza sin el correspondiente cuerpo (cabeza de Oosterby).

Momias descubiertas en turberas de Dinamarca, Irlanda, Holanda, Alemania, etc, se encontraban en un estado muy bueno de conservación que ha permitido estudiar sus vestimentas, sus últimas comidas y hasta su forma de morir. Muchos de los hallazgos se corresponden con personas de estatus social alto, e incluso algunos presentaban algún tipo de malformación. Las especulaciones de porqué estos individuos habían sido asesinados llevó a los investigadores a todo tipo de hipótesis: castigos a todo clase de crímenes, asesinatos rituales, reyes sacrificados para recuperar el beneplácito de los dioses, personas "especiales" entregadas a los dioses. La realidad es que durante siglos y en lugares diversos las ciénagas fueron recibiendo los cuerpos de personas sacrificadas, a las que luego se intentaron sepultar bajo las fangosas tierras empujando los cuerpos para que se sumergieran, pues algunos tienen hasta las marcas de haber sido empujados hacia abajo con una especie de horquilla.

Pulsera de cuero trenzado de la momia de  Old Croghan.
El más antiguo de estos cadáveres es el llamado hombre de Cashel encontrado en Irlanda. Una cosechadora de turba ocasionó daños a los restos, sin embargo el buen estado de conservación del cadáver dio mucha información sobre él mismo. La datación sitúa su muerte en una fecha en torno al año 2000 a.C., lo que le convierte en la momia de los pantanos más antigua. El cuerpo presentaba graves heridas realizadas con una espada o un hacha, algunas postmortem como la rotura del brazo o la espalda, y otras en vida como un corte en un brazo. Para los expertos nuestro hombre era un rey local al que le tocó pagar con su vida por las malas cosechas; se le llevó a un pantano cercano a la colina de su coronación, y se procedió con él a un sacrificio ritual; primero se le mutilaría, normalmente cortándondole los pezones, pues la ley impedía que hombres incompletos reinasen, y luego se le daría un rápido pasaporte para la otra vía, o no tan rápido. Casos similares aunque más tardíos al del hombre de Cashel fueron las momias de Old Croghan, un hombretón de 1,98, o el hombre de Clonycavan; ambos en Irlanda, y los dos sometidos a un sacrificio ritual.

Hombre de Tollund.
Si los antiguos irlandeses se deshacían de los inútiles de sus reyes de forma expeditiva, los daneses tampoco es que se anduvieran con muchos remilgos. Dinamarca posee posiblemente las momias de pantano mejor conservadas de todas, algo que ha permitido estudios pormenorizados de las mismas. Las momias de Borremose (700-400 a.C.), el hombre de Grauvelle (290 a.C.), la mujer de Haraldskaer (490 a.C.), o el conocido hombre de Tollund (400 a.C.) son claro ejemplo de esto. El  hombre de Tollund además de encontrarse en posición fetal, con los ojos cerrados, y cubierto con un gorrito de piel, tenía un detalle macabro pero revelador, llevaba al cuello una soga de cuero trenzado. El hombre de unos 40 años y 1,60 de altura había sido ahorcado. Habían pasado unas 20 horas desde su última comida que había sido unas papillas de cereales (las típicas gachas), y el día de su ejecución no se había afeitado, pero después de muerto tal vez sus familiares le habían cerrado los ojos y depositado con un cierto mimo en el pantano que preservaría sus restos para la eternidad. La mayoría de los hallazgos en Dinamarca al igual que el hombre de Tollund mostraban signos de haber sido estrangulados o ahorcados, otros como el hombre de Grauvelle habían sido degollados.

Chica de Windeby. M. de Schleswig. Alemania
Un caso curioso fue el de la mal llamada "chica de Windeby" encontrada en Alemania. La momia se creía que pertenecía a una joven de 14 años que había sido ejecutada en el siglo I a.C. Había sido estrangulada, se le había rapado el lado izquierdo de la cabeza, y se le habían vendado los ojos con una tira de colores. Como el rapado solía ser un castigo típico de adulteras, se pensó que había sido ejecutada por adulterio, y cuando a más profundidad se descubrió el cuerpo de un varón, se pensó haber hallado al supuesto amante. Al analizar con más cuidado los restos, la historia de la adultera se desmoronó, no tenía 14, sino 16 años, era un chico no una chica, el rapado posiblemente no fuera tal sino una perdida de cabello de la momia por mayor exposición al oxigeno, y finalmente la venda en los ojos, posiblemente se colocara para sujetar el largo cabello del chaval, y con el tiempo se deslizara sobre sus ojos. Eso sí, había sido ejecutado (en algo tenían que acertar)

El Hombre de Lindow. Museo Británico. Londres. 
Y podíamos seguir y seguir hablando de los cuerpos encontrados en los pantanos europeos, pero para no hacerlo demasiado extenso, vamos a terminar con un último caso, más reciente que los anteriores, y cuya muerte fue atribuida a rituales druídicos por la violencia de la misma. Es el hombre de Lindow, o como los británicos le bautizaron, en uno de esos alardes de macabro humor, Pete Marsh (Pedrito Pantano diríamos en castellano, y quedaría mucho mejor). El pobre de Pete tenía unos 20 años cuando murió, su cuerpo fue depositado en una ciénaga del noroeste de Inglaterra entre el siglo I a.C. y el siglo II d.C. El hombre nunca había realizado trabajos pesados, por lo que se le supone de una clase social alta, aunque su última comida no fue precisamente la de un privilegiado, un trozo de pan quemado, y polen de muérdago, muy empleado por los druidas, y que entre otras cosas le debió de provocar unos retortijones y dolores de estómago atroces, además de decirnos que murió en marzo o abril. Imagino que algún druida poco experto debió intentar drogarlo para el duro final que le esperaba, como ya se ha detectado en otras momias, pero no le debió de salir muy bien. El hombre de Lindow sufrió un golpe en la cabeza con un hacha que le fracturó el cráneo, pero que desgraciadamente no le mató, tuvieron que atarlo luego de estar inconsciente un buen rato. Presentaba marcas en el cuello, o bien de una cuerda o bien de un collar, en cualquier caso, ni el veneno ni el golpe acabaron con el resistente Pete. Nuestra momia presentaba una costilla rota, un corte en el cuello realizado con un cuchillo, el cuello roto, y otro corte en el pecho derecho. Algunos reconstruyeron su muerte de una forma bastante cruda: primero recibiría un rodillazo en la espalda que le quebraría la costilla, suponemos que después del intento de envenenamiento y el golpe en la cabeza no estaba muy colaborador y posiblemente se negaba a arrodillarse; después le enrollaron un cordón en el cuello con el que lo estrangularon y rompieron el cuello, y finalmente ya muerto, le cortaron el cuello. Para otros investigadores la mayoría de las lesiones fueron postmortem y se ocasionaron en su descubrimiento o por la propia presión de la turba sobre el cadáver. Demasiado excesivo para un asesinato vulgar o una ejecución, la experta en religiones de la Edad del Hierro, Anne Ross, aventura una curiosa hipótesis: la "triple muerte", un asesinato ritual dedicado a tres divinidades diferentes con tres muertes en honor a cada una: golpe, estrangulación y degollación.

En cualquier caso las momias de los pantanos generan tantas preguntas como respuestas nos dan, ¿eran ejecuciones ejemplificantes o sacrificios rituales?¿quiénes realizaban tan macabras ejecuciones? ¿qué significado tenía arrojarlos a aguas lacustres o pantanosas? y sobre todo ¿quiénes eran las víctimas? ¿qué criterios se utilizaban para seleccionarlas? Creo que ya no volveré a mirar a un pantano de la misma forma, sabiendo que en muchos lugares las condiciones ambientales no permitieron conservar los cuerpos, y que algunas zonas de ciénagas continúan casi sin tocar, lo que me lleva a plantearme ¿cuántos cuerpos más yacen sepultados en nuestros cercanos páramos? 

ANTES DE LOS DINOSAURIOS

CAMINANDO CON MONSTRUOS


Título Original: Walking with Monsters


Año: 2005


Nº de Episodios: 3 (90 min.)


País: Reino Unido


Director: Tin Haines





Hace 530 millones de años. Período Cámbrico. Chengjiang en China. Nada habita la tierra firme, pero en el océano las cosas son diferentes. La vida ha evolucionado lentamente pero de forma segura, y los mares están plagados de criaturas simples de cuerpos esponjosos que se dejan arrastrar por las corrientes. En las zonas poco profundas de la costa la evolución ha comenzado a ser más rápida, y los predadores marinos han hecho su aparición como el Anomalocaris. 

Aquí tenemos la tercer de las series de la BBC dedicada a recrear la vida de animales prehistóricos ya desaparecidos. Si  la dedicada a los dinosaurios era de 1999, y la siguiente  que se centraba en los primeros mamíferos era del 2001, está, siendo la más moderna del año 2005, se remonta más atrás en el tiempo, y pasa a contarnos la vida de los primeros animales que poblaron la Tierra, antes incluso de que aparecieran los archifamosos dinosaurios.

Quienes han visto las otras dos series ya saben lo que pueden esperar de ésta, para quien no, pues una serie con muy buenos efectos que crea unos documentales de ficción sobre animales de eras remotas de una forma extremadamente realista. Esto último fue algo que se le criticó a la ficción como si realmente fuera un defecto, cuando a mi entender no lo es,  ¿o es qué no hemos visto leones destripando a sus víctimas en otros documentales? Otra crítica algo más justificada es acusar a los creadores de la serie de usar hipótesis como realidades incuestionables, e incluso dar por hechos científicos simples especulaciones. La realidad es que la serie pretende mostrarnos unos animales ya desaparecidos como lo más cercanos posible, familiarizarnos con ellos y su medio, y para ello efectivamente los creadores fantasean, rellenan huecos donde hay escasez de datos, o dan como válidas simples teorías, pero el resultado es espectacular, así que por mi parte no hay queja.

La nueva serie además de mejorar los efectos, mostrar más interacciones de los animales con la cámara, tiene el valor añadido de presentarnos a animales, que al revés que sus sucesores, son casi desconocidos. Cronológicamente iría antes que las otras, de ahí su acertado subtítulo "La vida antes de los dinosaurios", y nos enseña la evolución de la fauna desde los primeros océanos hasta la llegada de los grandes reptiles. Que un dimetrodón salpique de excrementos la cámara, o que otro se la coma (no la caca, la cámara ) contribuye a hacer divertido el documental, y a que nos sintamos cercanos a la fauna que se nos enseña. Confesad que os llegaron a caer simpáticos los pequeños diictodones del último episodio.

Por la magia de internet, con el beneplácito de youtube,  y mientras dure, ahí tenéis los tres episodios fusionados en un film de menos de hora y medio. Si lo veis, no os olvidéis de darle un me gusta o unas gracias al buen samaritano que lo colgó.

EL CAZADOR SOLITARIO

TUNGA


Título original: Tounga


Guionista: Edouard Aidans


Dibujante: Edouard Aidans


Año de Publicación: 1964-2004


País: Bélgica





Europa Central. Hace 100.000 años o más. Un grupo de cazadores espían la marcha de los animales en las riberas de un río. Una manada de bisontes atraen la atención de los hombres. Actuando de forma coordinada aúnan esfuerzos para cazar una pieza. Un poco más alejado un cazador solitario decide cazar su propio bisonte él solo, es Tunga, uno de los dos hijos del jefe de la horda. Tunga quiere demostrar ante los suyos que puede ser tan buen cazador como su hermano mayor Kaum.

Tunga es una serie centrada en las aventuras de un guerrero prehistórico perteneciente a la horda de los Ghmour, que vive todo tipo de peligros en un tiempo indeterminado de la prehistoria europea. Animales feroces y tribus rivales se cruzan en el camino del protagonista que se vale de su fuerza, tesón y algo de estrategia para salir airoso de las más variopintas situaciones.

En los años 60 el belga Aidans comenzó a colaborar con la revista francesa Tintin donde publicó las aventuras de este héroe prehistórico que le vino inspirado por las novelas de Ainé y su "guerra del fuego". Con los años las primeras 8 aventuras fueron creciendo, y finalmente quedaron en 17 relatos. Como era de esperar las historias evolucionaron junto con su dibujo, y las diferencias entre las primeras aventuras de Tunga y los últimas en aparecer son bastantes, aunque se mantiene el espíritu de la serie.

Con un dibujo clásico en el que en ocasiones tuvo colaboradores, Aidans desarrolla una narrativa sencilla, al estilo de los cómics de los 60, con tipos musculosos y guapos en mil y una aventuras, y con una visión de la Prehistoria poco científica pero entretenida para unos jóvenes lectores. Con los años la serie se vuelve más seria, los dibujos presentan un mayor acabado, pero la idea principal persiste: la aventura prehistórica protagonizada por un bravo guerrero. Las fuerzas de la Naturaleza: terremotos, maremotos, volcanes en erupción se entremezclan con tribus hostiles, aliados inesperados, y fauna prehistórica variada, a veces anacrónica como la consabida aparición de dinosaurios  como estrellas invitadas.

Os remito a la magnífica página de los cómics de machete donde podréis leer "on line" algunas de las historias del intrépido cazador prehistórico.

SAUTUOLA CONTRA TODOS

ALTAMIRA

Título Original: Altamira

Año: 2016

Duración: 97 min.

País: España

Director: Hugh Hudson

Reparto: Antonio Banderas, Rupert Everett, Golshifteh Farahani, Pierre Niney, Nicholas Farrell, Henry Goodman

Marco Temporal: 1878-1902

Marco Espacial: España



Marcelino Sanz de Sautuola acude a la exposición universal de París de 1878, en ella queda hondamente impresionado por la interesante conferencia del arqueólogo Cartailhac. A su regreso a  su casa de Santillana del Mar, Sautuola explora en compañía de su hija de nueve años la comarca, estudiando las cuevas de la zona con un renovado interés. La adopción de Don Marcelino de las nuevas teorías sobre el origen de la humanidad en seguida lo enfrentan con el erudito local.

"Altamira" se centra en el descubrimiento de las cuevas y su difusión por Marcelino Sanz de Sautuola y los consiguientes problemas que tuvo el investigador para que creyeran la veracidad de sus afirmaciones, así como la autenticidad de las pinturas rupestres que había en el interior de la caverna.

El tema "a priori" no parecía suficiente para justificar una película que abarcara al menos hora y media. Documentales especializados algo más cortos, sí, pero una película sonaba excesivo. La historia en principio no daba para tanto, pero la magia del cine ha hecho films de cosas más intrascendentes y han funcionado. Pero España no es Hollywood y eso se nota, a pesar del director británico o alguna estrella internacional como nuestro Banderas o los actores británicos como Nicholas Farrel y Rupert Everett. Si bien la lucha de Sautuola en defensa de su descubrimiento es interesante, y recuerda a otros films como los dedicados a Darwin, la película flojea cuando se crea un enemigo ficticio recién salido de una mala novela de terror, y se rellena el metraje con escenas oníricas que no vienen al caso.

La película es interesantísima, el descubrimiento de la cueva, la lucha de Marcelino, el escepticismo de los científicos con Cartailhac a la cabeza, están muy bien reflejados. La película, sin desarrollarse en los tiempos prehistóricos, nos informa sobre como avanzaron los descubrimientos en torno a la vida de nuestros antepasados más lejanos, como fueron los primeros pasos titubeantes de estos pioneros de la investigación prehistórica. Pero en lugar de explorar estos caminos, incluso atreverse a realizar algún "flashback" prehistórico, nos colocan un cura malvado híbrido de Darth Vader y Drácula, en la más exagerada y peor interpretación de Everett, que se enfrenta armado de espada láser, perdón de púlpito, a un buenísimo y cándido pero ateo Sautuola, y ahí es donde la película rechina y se ha llevado los palos de la crítica: "que sí Sautuola no era ateo", "que sí la iglesia no pinta nada en esta historia", etc. Y digo yo, ¿qué les hubiera costado hacer las cosas bien? Que los franceses eran los malos, si es que desde Francisco I nos llevamos fatal, o al menos los prehistoriadores franceses que fueron quienes se encargaron de crucificar al pobre de don Marcelino. Se entiende que para hacer un film comercial se recurriera al socorrido malvado que se mueve entre las sombras fastidiando al protagonista hasta límites indecibles, pero es que el "cuervo" por exagerado no es creíble. Y ¡por Dios!, que la niña deje de ver bisontes recorriendo la casa, que luego van a venir Freud y se lo va a interpretar y vaya usted a saber que clase de connotaciones cochinerosas tienen.

Si conseguimos ignorar y abstraernos de personajes superfluos y escenas de relleno, lo que queda es una buena película, con un argumento sólido, una interpretación correcta por parte de Banderas, y unas imágenes que son de lo mejor de la película. Además aprendemos sobre la Prehistoria, sobre los primeros investigadores y sus luchas por conseguir que crean sus teorías, y le cogemos más manía a quienes, como Cartailhac, se creen poseedores de la verdad absoluta y se niegan a examinar las pruebas que se salgan de sus estrechos criterios.

Me hubiera gustado ver un enfoque diferente, más apegado a la realidad, incluso a la actual, con esas mafias científicas que se apegan a sus descubrimientos como si fueran de su exclusiva propiedad, y boicotean a todos aquellos que los ponen en duda o simplemente avanzan un paso más allá, porque creen que les roban un poquito de su gloria personal. Altamira fue y es un descubrimiento para la Humanidad, y el hombre que quiso enseñárselo al mundo fue injustamente tratado, y en el papel de reivindicar su figura es donde está el acierto de la película, que la haya financiado o no uno de sus descendientes, el señor Botín, es lo de menos.
Y para quien quiera saber más:


       

VUELVE AYLA

LOS CAZADORES DE MAMUTS



Título Original: The Mammoth Hunters



Autor: Jean M. Auel



Año de Publicación: 1985



País: Estados Unidos




Ayla y su compañero Jondalar se encuentran con un grupo de hombres capitaneados por un gigantón pelirrojo. La desconfianza inicial pronto desaparece al reconocerse emparentados con el hermano de Jondalar. El grupo pertenece al clan de los Mamutoi y les invita a visitar su asentamiento, el campamento del León. Cuando Ayla llama a su yegua y su potrillo, los hombres del nuevo grupo quedan asombrados, y prometen no hacer daño a los animales si la joven y su amigo les acompañan a su campamento.

La tercera parte de la extensa saga de Auel, "Los hijos de la tierra", sigue las andanzas de sus protagonistas Ayla y Jondalar, que abandonando la seguridad del valle de los caballos, se instalan en un campamento de cazadores de mamuts donde van a aprender una nueva forma de vivir, y descubrir las complejidades de las relaciones humanas.

Excavación cabaña de huesos de mamut. Ucrania
La heroína prehistórica de Auel, la simpar Ayla vuelve al ataque, después de dejar su retiro espiritual en el valle de los caballos, se incorpora al mundo de los vivos, y entra en contacto con más gente de su especie. Después de que la autora nos contara la vida de los neandertales en el primer libro, nos hiciera avanzar con su protagonista en los caminos del descubrimiento interior, ahora vamos a asistir a la vida cotidiana de un clan de cromañones dedicados a la caza del mamut. La protagonista experimenta nuevas sensaciones, conoce otro tipo de personas diferentes a su último compañero, y entra en el difícil mundo de las relaciones sociales, con sus mentiras, sus deseos ocultos, etc.

El tercer libro gana en interés con respecto al segundo, en primer lugar por el detallado trabajo que la escritora realiza a la hora de reflejar los aspectos de la vida diaria de un clan de cazadores. Como siempre Auel se documenta bien, y basándose en los descubrimientos arqueológicos realizados en Ucrania, reconstruye lo que se sabe sobre estos hombres, y nos lo ofrece de forma didáctica y entretenida como había hecho ya en el primero de sus libros. Además la presencia de nuevos personajes con sus diferentes formas de pensar y entender la vida enriquecen la narración haciéndola más ligera que el anterior volumen.  

En su contra la novela tiene el hecho de que se centra demasiado en intrascendencias, da demasiadas vueltas a los triángulos o cuadriláteros amorosos, y eso la verdad se vuelve un poco agotador. En algunos pasajes de la larga novela parece un argumento más propio de una telenovela que de una narración sobre la prehistoria, pero imagino que a esas alturas la escritora ya debía de estar pensando en la posibilidad de que se adaptaran sus novelas a la televisión o al cine (del mismo año de publicación de la tercera novela es la adaptación al cine de su primer libro).

Sin embargo esta tercera novela sí es una digna continuación del exitoso primer libro, y el aficionado podrá encontrar en ella entretenimiento y algunos datos de interés. A quien no le gustó el primero evidentemente este no le ofrecerá nada nuevo, pero para aquellos que abandonaron la saga en el segundo pueden encontrar en esta nueva obra razones para continuar su lectura, aunque me temo que la escritora americana ya no volvería a encontrar su camino, y la saga se iría desinflando en las siguientes entregas.