UNA MALAGUEÑA EN LA INDIA

Ana Delgado.
ANITA DELGADO, PRINCESA DE KAPURTHALA

Ana María Briones Delgado nació en Málaga en 1890, pero la familia se traslada a Madrid en busca de mejores oportunidades que sin embargo no llegan, al menos no para el padre que no encuentra empleo. Las hermanas Briones entretienen su tiempo en clases de baile que les da una vecina gratis. Como ya tenían estudios de declamación, las hermanas deciden probar suerte en el mundo artístico, y debutan como teloneras en un café concierto, el Central Kursaal, con el nombre artístico de "Las Hermanas Camelias", que más que de cupletistas parece nombre de orden monástica.

Anita Delgado. A. Miguel Nieto
En el Kursaal se reune la intelectualidad de la época para disfrutar de las evoluciones de las cupletistas de moda, Anita y su hermana son simple relleno de actuaciones, ni siquiera bailan especialmente bien, sin embargo Ana atrae las miradas por su belleza y juventud. Algunos de los pintores que asisten a los espectáculos quieren pintar a la joven. En un principio es su hermana la que acepta, aunque finalmente la muchacha cede, y en 1905 posa para Anselmo Miguel Nieto.

En mayo de 1906 se celebra la boda de Alfonso XIII con Victoria Eugenia. Personalidades de todo el mundo han acudido para el festejo, y entre los ilustres invitados uno, el Maharajá de Kapurthala en la India, que va a cambiar la vida de Anita Delgado. Como ya debe ser tradicional en festejos reales, los representantes de las realezas extranjeras deben aprovechar los días antes para correrse la juerga por la noche madrileña, sino que se lo pregunten a Ernesto de Hannover, y el maharajá no iba a ser una excepción. Jagatjit Singh, que así se llamaba el dicho maharajá, recaló con sus huesos en el café donde daba brincos la malagueña salerosa. Dieciseis añitos tenía la criatura, y al indio o hindú no le debieron parecer suficientes las otras esposas que le esperaban en casa porque de inmediato intentó hacerse con la joven andaluza. Primero ofreciendo dinero por obtener favores, y luego insistiendo hasta proponerle matrimonio.

Jagatjit Singh
El caso es que el café concierto estaba lleno de escritores y pintores muy dados a la juerga y lo que hoy llamaríamos el cachondeo. La noticia de que todo un maharajá indio, algo muy exótico, se interesara por una cupletista española, les pareció el no va más, y desde luego todo un pretexto para bromas, chanzas, y pitorreos varios. Valle-Inclán, famoso por su mala leche, se tomó como un reto personal conseguir el matrimonio de la bailarina y el príncipe: "¡Señores, lograr que Anita llegue a casarse con ese Rajá es cuestión de patriotismo!"

Pero la bomba que el anarquista Mateo Morral arrojó sobre la comitiva real terminó bruscamente con las expectativas de literatos y pintores. El rajá puso pies en polvorosa no fuera a ser que le tocara algo a él, y se marchó a París, dejando a la bailarina sin novio y a los bromistas sin objeto de chanza. Cuando todo semejaba haber alcanzado su final empezaron a llegar las cartas del insistente príncipe. Y Valle Inclán, Romero de Torres y otros pusieron todo su ingenio al servicio de conseguir el matrimonio, corrigieron las cartas de la iletrada niña, y finalmente consiguieron que uno y la otra llegaran al compromiso matrimonial.

Anita viaja a París para encontrarse con el novio donde se casa con el maharaja por lo civil. El maharajá le pone a la nueva esposa profesores de todo para que sepa lo imprescindible para cualquier princesa que se precie de tal: baile, tenis, patinar, montar a caballo, piano, dibujo, billar, algunas nociones de geografía para que sepa encontrar en el mapa su nuevo país, y algo de idiomas para que se pueda entender con los sirvientes, vamos un programa que tenía a la muchacha agotadita.

Esmeralda de la media luna.
En 1907 Anita llega a la India, y allí en el reino de su marido le espera un nuevo y flamante palacio, y cuatro esposas de su marido recluidas en el harén, además de cuatro hijastros y una hijastra, es decir lo que hoy llamaríamos el "pack completo". En enero del año siguiente se celebrará una nueva boda, pero ahora al estilo indio, la novia vestida de rojo, y montada en una enjoyado elefante. La ya raní se fija en la enorme esmeralda en forma de media luna que luce el paquidermo, y por supuesto no tarda en pedírsela a su marido. El maharajá se la promete a cambio de que aprenda a hablar el urdu, y la joven se espabila tanto que para su decimonoveno cumpleaños se hace con la esmeralda elefantina.

En abril de 1908 nace el hijo de Anita y Jagatjit, Ajit, al que se educaran en la religión del padre, la sij, para que pudiera ser el sucesor al trono. Durante 18 años la malagueña vive como la favorita del gobernante de Kapurthala. Lujo, viajes a Europa y América, y más lujo mientras vive en un palacio a imitación del de Versalles. Ahora Anita tiene nuevo nombre, Prem Kaur Sahiba, al menos hasta que llega la separación en 1925. Antes del divorcio la casi analfabeta princesa escribió un libro, "Impresiones de mis viajes a las Indias", bueno más bien se lo escribirían (consuelate Ana Rosa, no fuiste la primera) y financiaría su rico marido, pero que hoy ha servido para reconstruir parte de la vida de la ex bailarina.

Anita y su esmeraldita.
Después del divorcio, se le obliga a abandonar la India con la prohibición expresa de no volver jamás, y la desterrada princesa se instala primero en París, y luego en Madrid y Málaga. En su primera residencia de París sigue recibiendo el dinero de su ex marido, y viviendo una vida de lujos, fiestas, y amantes, codeándose con lo más granado de la sociedad del momento. Los Rostchild, los Singer, príncipes y pachás, eran sus acompañantes habituales, mientras se paseaba por Niza, Mónaco, Biarritz, se dejaba caer por la Feria de Sevilla, o acudía a tertulias literarias y artísticas, que quedaba muy bien. En una de estas tertulias parisinas conoció a Blasco Ibañez que le propuso escribir su vida, proyecto que no culminó por la muerte del escritor.

Tras la Guerra Civil Española Anita Delgado volvería a Madrid donde se instalaría definitivamente hasta su muerte en 1962. El que fuera su marido y maharajá de Kapurthala había muerto mucho antes, en el año de 1949.

La vida de Anita Delgado ha despertado el interés de investigadores, novelistas, etc, generando biografías, documentales, al menos una polémica novela "Pasión india", y un intento de película interpretada por Penélope Cruz, que no llegó a fructificar.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/cronicas/cronicas-apasionante-vida-anita-delgado/475173/  

LA COMPAÑÍA EASY

HERMANOS DE SANGRE

Título Original: Band of Brothers

Año: 2001

Nº de Episodios: 10 (60 min. cada uno)

País: Estados Unidos

Creador: Steven Spielberg, Tom Hanks, Gary Goetzman

Reparto: Damian Lewis, Matthew Leitch, Ron Livingston, Donnie Wahlberg, Peter Youngblood.

Marco Temporal: 1942-1945

Marco Espacial: Estados Unidos, Europa


4 de Junio de 1944. Upottery, Inglaterra. Un grupo de paracaidistas americanos se prepara para subirse a los aviones de transporte. Cada cual entretiene el tenso tiempo de espera como puede. Es la Compañía Easy. Entonces se les comunica que las condiciones en el Canal son malas, y que la invasión se suspende por 24 horas.  La espera se vuelve más tensa y lo soldados intentan pasar el tiempo viendo películas. Dos amigos, el Teniente Lewis Nixon y el teniente Dick Winters, aprovechan para recordar su entrenamiento dos años antes en el Campamento Taccoa de Georgia.

Steven Spielberg y Tom Hanks, recién salidos de su satisfactoria colaboración en la película "Salvad al soldado Ryan"(1998), decidieron que tenían más cosas que contar sobre la participación estadounidense en la Segunda Guerra Mundial. Para dar una visión más amplia pensaron recurrir al formato serie, y además dramatizar en lo posible la historia real de una compañía que se hubiera visto implicada en las principales acciones bélicas en Europa. La elección recayó en la Compañía Easy del 506º Regimiento de Infantería Paracaidista. Además existía un libro de un historiador, S. Ambrose, que a través de entrevistas e investigaciones recreaba la historia de la Compañía y de sus jefes, de manera que solo se trataba de realizar el guión, poner la maquinaria Spielberg en marcha, y lanzar a los espectadores de cabeza a la Segunda Guerra Mundial.

La narración va desde el duro entrenamiento de los soldados al desembarco de Normandía, y el paso de la Compañía por varios escenarios de guerra hasta llegar al final con la toma del Nido de Águila en Alemania, siempre visto desde el punto de vista de uno de los miembros de la compañía, y completado con un capítulo extra en donde se ofrecen entrevistas y testimonios de los verdaderos protagonistas de la historia. La serie recibió el reconocimiento del público y la crítica, y se ganó el derecho de tener una especie de continuación en una producción derivada llamada "El Pacífico".

De todo lo anteriormente expuesto se puede deducir que el espectador se va a encontrar con un producto típicamente americano, realizado al estilo Hollywood, con un gran presupuesto, magníficos actores, y echando toda la carne al asador. Se cuidan los detalles, tanto en uniformes, armas, etc, como en lo que contaban, pues fueron asesorados por los protagonistas que retrataban, a quienes llegaron a trasladar a la misma playa del desembarco. La serie se convierte así en la más cara de la historia de la televisión hasta esa época, y en una delicia para los aficionados al género bélico.

Dejo el trailer que se utilizó para publicar la novela, pero que usa las imágenes de la serie. Da bastante información de la serie y de lo que os podéis encontrar en ella.
   

UN DOCTOR EN LA GUERRA DE CUBA

CUBA, 1898


Título Original: L´Uomo di Cuba

Guionista: Fernando Fernández

Dibujante: Fernando Fernández

Año de Publicación: 1979

País: España

Marco Temporal: 1896-1898

Marco Espacial: Cuba






1896. Cuba. El doctor Sergio Masetti se dirige a su granja, cercana al pueblo de Palma de Soriano, cuando descubre los restos de una reciente escaramuza. Mientras comprueba si hay algún superviviente es agredido por un enloquecido guerrillero cubano. El médico se ve obligado a reducirlo comprobando que el hombre está herido y ha perdido mucha sangre. Haciendo honor a su juramento el doctor Masetti traslada al herido a su morada donde le prodiga los cuidados necesarios y escucha su historia. 

Fernández escribió en 1979 una historieta sobre la Independencia de Cuba para la editorial italiana Cepim dentro de la serie "Un hombre, una aventura" de la que ya hemos hablado anteriormente (Ver Un alemán en las guerras zulúes). Partiendo de 1896 el cómic sigue la guerra hasta su culminación en 1898, contemplándola a través de un personaje inicialmente imparcial, un médico italiano, pero que debido a su pasado garibaldino y al amor de una mujer va inclinando sus simpatías hacia el bando cubano. Con el recurso del italiano, el historietista contenta a la editorial que le paga el sueldo, a los posibles lectores, pues inicialmente se publicó en dicho país, y le permite desarrollar una visión más imparcial del conflicto lejos de los patriotismos propagandísticos de uno u otro bando.

El ilustrador barcelonés fue considerado en su día uno de los renovadores del cómic en España, alejándose del estilo caricaturista infantil para traer un estilo adulto que permitía el desarrollo de nuevas historias. En las viñetas que narran las aventuras de este doctor en Cuba se nota su vocación de ilustrador e incluso de pintor, profesión a la que se dedicaría tras abandonar el mundo del cómic, (retrató a grandes figuras del panorama español hasta su fallecimiento en el 2010). Sin abandonar las formas setenteras en su dibujos, introduce escenas casi en negativo, frente a otras con un colorido al estilo "pop",  y algunas con un cierto sabor a fotografía antigua, todo da como resultado un cómic agradable de leer, visualmente por encima de la mayoría de la colección en que esta enmarcado, y precursor del cómic histórico que vendría años después.

La historieta está bien contada e ilustra muy bien la evolución de la Guerra de Independencia de Cuba que no es un mero paisaje en la historia, si no que por el contrario se nos presenta de una forma concisa pero intensa desde la muerte de José Martí hasta el desastre de la armada española.

EMBOSCADA A UN PRESIDENTE

PRIM, EL ASESINATO DE LA CALLE DEL TURCO

Título Original: Prim, el asesinato de la calle del turco

Año: 2014

País: España

Duración: 98 min.

Dirección: Miguel Bardem

Reparto: Francesc Orella, Javier Godino, Daniel Grao, Victor Clavijo, Simon Andreu, Pedro Casablanc.

Marco Temporal: 1869-1871

Marco Espacial: España



Madrid 1869. El General Prim toma las riendas del poder tras expulsar a la reina Isabel II, y se convierte en primer ministro. En su discurso en las Cortes constituyentes afirma su convencimiento de  que la reina depuesta no debe volver jamás a ocupar el trono. Sin embargo también está convencido de la necesidad de encontrar un nuevo monarca, así un año después el mismo Prim busca un nuevo candidato al trono. Por otro lado el joven periodista Benito Pérez Galdos es conducido por un compañero de redacción a un lugar apartado de Alcorcón donde se va a celebrar un duelo histórico.

El telefilm va a seguir paso a paso los hechos que condujeron al asesinato del primer ministro de España, el General Prim, en un conocido atentado organizado como una emboscada en la calle del Turco de Madrid. El personaje del famoso escritor Benito Pérez Galdos servirá como conductor y narrador de la historia, monstrándose como testigo objetivo de los hechos, mientras paralelamente al espectador se le desvelan las intrigas y conspiraciones tras los bastidores.

Con un guión solido basado en la novela de Nacho Faerna, "Prim, el asesinato de la calle del turco", es un telefim serio, realizado con pocos medios pero de forma rigurosa. Apegándose a la versión oficial  la serie ofrece una reconstrucción bastante fidedigna del atentado, y es todo un acierto el ofrecer al gran Galdós como investigador y testigo de los hechos. Esto no lastra la narración de la película que es dinámica, entretenida, y didáctica. Todo un ejemplo de buen hacer televisivo, que demuestra que no hacen falta ni grandes medios ni llenar la pantalla de explosiones para entretener al público, un  buen guión, una dirección correcta, y unas interpretaciones que cumplan, son suficientes para hacer un producto cuando menos, resultón.

A pesar de ello el escritor Péz Abellán, autor de "Prim, la momia profanada" criticó a la serie por acogerse a la historia oficial, y no contar lo que él considera la verdad sobre Prim y su asesinato, es decir que además de tiroteado fue apuñalado y estrangulado. Pero el director, Miguel Bardem, ha querido huir de polémicas, y ha optado, quizás por una opción menos truculenta y espectacular, pero más cercana a los hechos históricos conocidos.

FAMILIAS EN LA GUERRA FRIA

EL UMBRAL DE LA ETERNIDAD


Título Original: Edge of Eternity


Autor: Ken Follet


Año de Publicación: 2014


País: Reino Unido


Marco Temporal: 1961-1989


Marco Espacial: Mundial


Berlín, Alemania Oriental. 1961. Rebeca Hoffman trabaja como profesora en la Alemania Oriental, está casada con un gris funcionario del Ministerio de Justicia, y su vida transcurre sin demasiados sobresaltos. Sin embargo un día recibe la temida carta de la stasi, la policía secreta, convocándola a sus oficinas. Su vida está a punto de dar un vuelco, aunque ella no sospecha lo que está a punto de suceder.

Y con éste Ken Follet da por terminada su trilogía de  "El siglo" comenzada con "La caída de los gigantes" y continuada con "El invierno del mundo". Las cinco familias originales siguen repartidas por medio mundo, y ahora una nueva generación tomará el relevo de los anteriores protagonistas. Doce años después, superada la guerra mundial y los primeros años de posguerra, el autor nos lanza de lleno al comienzo de la Guerra Fría. De forma vertiginosa la narración nos coloca frente a la construcción del muro de Berlín, y los intentos por escapar de la Alemania comunista para pasar rápidamente a la crisis de los misiles que pone de nuevo al mundo al borde de una nueva guerra mundial, todo de la mano de los conocidos protagonistas de las novelas anteriores, o mejor de sus descendientes.
 
Como si de una película de James Bond se tratara "el mundo no es suficiente" para Follet, que nos deja reducidos los principales acontecimientos y conflictos de la segunda mitad del siglo XX en todo el orbe a una novela, aunque bastante extensa. Estados Unidos, Rusia, Alemania, Cuba, Inglaterra, etc. De nuevo el listado de personajes históricos que retrata el galés abarcan una impresionante gama, que comprende a varios presidentes americanos y rusos, y figuras de renombre mundial. El repaso a la Historia mundial del siglo XX vuelve a ser apabullante, y apenas se deja tema sin tocar: El muro de Berlín, Los Kennedy, Martin Luther King, la Guerra de Vietnam... El libro en sí casi se convierte en una obra de Historia Contemporánea del Siglo XX novelizada.

Con el estilo propio de los grandes best sellers la novela cierra una inmensa trilogía de una forma más que eficaz. Bien contada, entretenida, incluso para mi gusto con grandes momentos que la hacen superar a las anteriores, pues el período comprendido entre el año 1961 en que arranca la novela y 1989 cuando finaliza, es bastante más difícil de novelizar que los períodos tratados en las anteriores entregas.

Superando ampliamente las 1000 páginas en cualquiera de las ediciones a la venta, "El umbral de la eternidad" gustará a los seguidores de Ken Follet, a los amantes de las dos anteriores entregas, a los aficionados a la historia del siglo XX, y en general a quienes gusten de una novela extensa pero entretenida, con posiblemente el mejor retrato de personajes de las tres entregas.

Ahora con los derechos vendidos a una televisión sólo cabe esperar la plasmación en imágenes de las historias de la trilogía del "Siglo", mientras tanto nos conformaremos con el book trailer.

¿LA REINA VIRGEN?

ISABEL I DE INGLATERRA: ARTE, CINE Y COTILLEOS.

Si Enrique VIII ha sido uno de los monarcas que más despertó el interés de artistas y cineastas, su hija Isabel no se quedó atrás, y no hay generación que no haya crecido con las historias de la supuesta Reina Virgen tan adorada y reverenciada por sus súbditos. Repasemos algunos de sus grandes momentos.

Primeros años. Isabel es la hija de Enrique VIII y su segunda mujer Ana Bolena. La niña nace en 1533, y tres años después su padre ejecuta a su madre decapitándola. Desde ese momento el rey duda de la legitimidad de Isabel, incluso de que sea su hija. A pesar de ello la educa como a una princesa, aunque alejada de la corte, hasta que la última esposa de su padre, Catalina Parr, reconcilia a padre e hija. El retrato de 1546 muestra a una joven princesa muy alejada del esperpento en que se convertiría después. Laoise Murray interpreta a la joven princesa en la serie "Los Tudor" (2010).
La madrastra. A la muerte de Enrique VIII en 1547, su última esposa Catalina llevó a a Isabel a vivir con ella y con su nuevo marido Thomas Seymour. Se dice que entre la joven princesa de 14 años y el Lord de 39 hubo un idilio, aunque algunos hablan de abusos sexuales, incluso se llegó a afirmar que la misma Catalina Parr había sorprendido a su marido y a su hijastra en posición, digamos que, comprometida. Pero la misma Catalina moriría de parto en 1548, y su marido a pesar de intentar seguir con Isabel no sobreviviría mucho a su esposa, y un año después sería ejecutado por traidor. El retrato realizado a la princesa en 1555 ya muestra la evolución de Isabel con unas vestimentas menos sencillas que en el anterior, más regia, más alejada del papel de pobre bastarda a la que en vida de su padre se le había relegado. La relación entre Lord Seymour y la joven Isabel es muy bien retratada en la película "La reina virgen" (1953) con Jean Simmons como la princesa.
Compañero de la Infancia. Robert Dudley, hijo del duque de Northumberland, fue uno de los primeros compañeros de juegos de la princesa durante su infancia, y luego se convirtió en algo más, o los juegos infantiles subieron de nivel. Pero en 1550 el joven fue casado con alguien más prometedor que una bastarda apartada de la corte y la sucesión. Isabel no olvidaría al encantador Robert, pero tendría que esperar hasta que la situación cambiase. Los primeros retratos de la aún princesa son pequeñas miniaturas realizadas para enseñar a posibles pretendientes, casi todos realizados por el miniaturista oficial Nicholas Hilliard. Cate Blanchett interpreta a la reina en dos películas "Elizabeth"(1998) y su continuación "Elizabeth: La edad de oro" (2007).
Isabel, Reina. En 1558 Isabel sucede a su media hermana María, y asciende al trono de Inglaterra. En lo político se rodea de un selecto grupo de consejeros que la van a asesorar en su reinado. En lo personal su amigo Robert Dudley consigue títulos, tierras y favores. En 1559 Robert ocupa las habitaciones contiguas a las de la reina. Comienzan los rumores, que se convierten en sospechas cuando en 1560 muere accidentalmente la mujer de Robert. De 1559 data el retrato de la reina ataviada para su coronación. Joely Richardson fue Isabel en "Anonymous"(2011) film en el que coincidió con su madre que interpretaría a la reina ya anciana.
¿Embarazo? A finales de 1561 la reina cae repentinamente enferma, al parecer de hidropesia. Se hincha su cuerpo, sobre todo su abdomen, aunque se alega que es por la retención de líquidos. La reina tiene que guardar cama y deja de asistir a eventos públicos durante un tiempo. Una noche Robert Southern es llamado con urgencia a palacio, se le entrega un recién nacido con el encargo de que lo cuide y eduque como un noble. Al sorprendido sirviente se le dice que es el hijo de una relación ilícita de una alta dama de la corte, y que no quieren que la reina se entere. Poco después la reina se recupera de su enfermedad y se reincorpora a sus tareas y apariciones públicas. El retrato de la reina con la rama de olivo representando la paz fue realizado por Marcus Gheeraerts el Viejo en trono a 1580, y tiene la particularidad de que entre el grupo que se ve a sus espalda se encuentra Robert Dudley. Catherine McCormack es la reina en la mini serie "Conspiración, traición y muerte" (2004).
La viruela. En 1562 la reina cayó enferma de viruela, durante un tiempo se temió que no sobreviviría. Isabel tomo disposiciones para el caso de su muerte: designó a Dudley como Lord Protector con una asignación de 20.000 libras anuales, concedió otras 50.000 a un sirviente John Tanworth por un favor no especificado, y escribió unas fervorosas oraciones como nunca antes había realizado pidiendo el perdón de sus pecados: "Por mis pecados secretos, límpiame". La reina se recuperó, pero el rostro le quedó marcado, y desde entonces se cubrió la cara con un espeso maquillaje. La miniatura de Hilliard de 1572 se conoce con el nombre de "El retrato del Fénix" por la joya que luce la reina. La inimitable Bette Davis interpretó en dos ocasiones a la reina Isabel en "La vida privada de Elisabeth y Essex"(1939) y en " El favorito de la reina"(1955).
La transformación. La sencillez de la princesa Isabel se transforma en ostentación al convertirse en reina. Las perlas y esmeraldas adornan su cabello, y al igual que su padre se cubre de gemas y lujosas telas recamadas. El rostro cubierto de maquillaje blanco y el lujo de su indumentaria la convierten ante sus súbditos en una especie de ídolo intocable. La pareja de la anterior miniatura conocida como "El retrato del pelícano" vuelve a mostrar el renovado gusto de la reina por el boato. Otra gran actriz Glenda Jackson fue la reina en dos ocasiones, en la  mini serie "Elisabeth R"(1971) y en la película "María, Reina de Escocia"(1971).
Candidatos al matrimonio. La necesidad de garantizar un sucesor al trono llevó a los consejeros de la reina a proponerle a ésta distintos candidatos al tálamo real. Rechazado el rey Felipe II de España en 1559, se la intentó enlazar con Eric XIV de Suecia, pero de nuevo el novio fue rechazado. Felipe de Austria,o la casa de los Valois francesa con dos pretendientes también fallidos, Enrique y Francisco de Anjou, fueron otros candidatos. En 1570 el consejo real aceptó que la reina no se casaría nunca, y comenzaron en su lugar a crear un culto virginal hacia su persona, mientras buscaban un heredero para el trono. El retrato Darnley pintado posiblemente por un artista italiano, Federico Zuccari en 1575, pretende presentar una reina atemporal gracias a su supuesta virginidad. La serie "Elizabeth I" (2005) tuvo a la experta en interpretar reinas inglesas, Helen Mirren como Isabel.
Superando obstáculos. La llegada de María Estuardo al trono escocés y el temor a una conspiración católica en contra de Isabel, fue uno de los problemas que preocupó a la reina, hasta que terminó con su enemiga. La guerra con España y el fin de la Gran Armada en 1588 fue una enorme inyección de prestigio, que la alzó más en la estima de sus súbditos. Sin embargo los problemas se agudizaron dentro de sus propios estados y las sucesivas rebeliones en Irlanda fueron un auténtico dolor de cabeza para la reina. La victoria sobre la flota española se refleja en el retrato de 1588 en el cual la Reina se muestra como fundadora de un imperio con la mano sobre la bola del mundo y victoriosa sobre sus enemigos con los cuadros que a su espalda ilustran la derrota española. Flora Robson interpretó a la reina también en dos ocasiones, y ambas relacionadas con las victorias sobre España, en "Inglaterra en llamas"(1937) y en "El halcón del mar" (1940).
Essex. El propio conde de Leicester, Robert Dudley, le presenta a la reina a un jovenzuelo guapo, atrevido y descarado, un tal Robert Devereux, conde de Essex. La reina ya sexagenaria cae rendida ante el veinteañero, que además es hijastro de su primer amante. El ascenso en la corte del nuevo favorito es meteórico, e igual de rápido crece su osadía. Cree tener a la reina en su poder, la desafíe, la desobedece, y ella le perdona una y otra vez. Finalmente la reina cansada de las chulerías del conde, le retira el favor. A éste no se le ocurre otra idea que conspirar en contra de su reina, muy a su pesar la reina tiene que asistir a la prisión y condena a muerte de su último amante. El retrato del arco iris de 1600 o 1602 fue atribuido a Isaac Oliver, y esta cargado de una intensa simbología. Judi Dech es la reina en "Shakespeare enamorado" (1998).
La muerte. Desde la muerte de Essex en 1601, la reina ya no fue la misma. Con frecuencia Isabel se sentaba en la oscuridad a llorar por su último amor. Envejecida y sin hijos, sólo le queda negociar la sucesión con Jacobo VI de Escocia, el hijo de su odiaba enemiga, María Estuardo. Los fallecimientos de sus amigos y consejeros la va sumiendo en un estado de profunda melancolía. Un cortesano la definió como una "momia descarnada y cubierta de joyas" viéndola calva, seca y desdentada, pero absurdamente maquillada y cubierta de joyas y ricas vestimentas. Muere en 1603.  Los retratos de esta época intenta suavizar los ragos de la reina, aunque algunos como el inacabado de  Oliver apenas lo consigan.  Al igual que su hija, Vanessa Redgrave interpreta a la reina en el mismo film "Anonymous"(2011).
La reina de los anillos. Dicen que antes de morir se tuvo que serrar el anillo de la coronación, pues en 44 años no se lo había quitado, aunque no está muy claro que es lo que se cortó si el anillo o el dedo. Cuando se abrió uno de sus anillos favoritos se descubrió que  en su interior ocultaba dos pequeños retratos el de la propia Isabel, y el de una mujer desconocida que se supuso era su madre Ana Bolena, de la que la reina jamás había hablado, pues fuera decapitada como traidora cuando era ella niña. Sin embargo Isabel ocultó a todos la añoranza por su madre perdida con este retrato secreto.

HERMANOS MORTALES

Bostanci.
LA DIFÍCIL  SUCESIÓN OTOMANA

Después de la conquista de Constantinopla o Bizancio, según cada cuál, el Imperio Otomano se convirtió en la gran potencia del Mediterráneo. El sultán al mando, Mehmed II (1430-1481) quiso dejar su enorme legado en buenas manos garantizando la sucesión y estabilidad del reino. Pero las costumbres de las cortes orientales tenían en su propio seno el germen de la sucesión pero a la vez el de la inestabilidad. 

Mehmet II. Bellini. 1480.NPG. Londres.
Desde el momento que el sultán mantenía un harén compuesto por un número considerable de mujeres, que tomaban el papel de concubinas del gobernante y se encargaban de suministrarle hijos que garantizaran la sucesión al trono, éste no se tenía que preocupar demasiado por darle al imperio un futuro gobernante sino por el excesivo número de candidatos.

Mientras las católicas majestades de Occidente se las veían canutas para garantizar a sus súbditos la continuidad de la dinastía (Felipe II de España y su hijo idiota, Isabel I de Inglaterra y sus supuesta virginidad, etc), los gobernantes turcos repoblaban ellos solitos los palacios. Pero como la norma, al revés que en Occidente, no implicaba que el primogénito fuera el sucesor, el lío estaba servido. Si una concubina tenía un hijo con el sultán subía su estatus, pero ello no implicaba necesariamente que se convirtiera en la favorita, y si la favorita tenía un hijo, estaba más cerca de influir en el sultán para situar a su retoño a las puertas del trono. Con semejante planteamiento es de imaginar las intrigas, puñaladas y faenas varias, con las que las ociosas mujeres del harén entretenían su monótona vida (Para más información a seguir la larguísima telenovela turca "Suleiman el gran sultán" ).

Pero el avispado Mehmet II decidió evitar  posibles luchas sucesorias y guerras civiles con una hermosísima ley, conocida como "la ley del fratricidio". Con ese nombrecito es fácil suponer de que iba la dichosa ley, pues sí eliminar a hermanos, medio hermanos, sobrinos, y demás familia cercana que podrían aspirar a ocupar el otro, luego bien asentado en el trono dedicarse a fecundar a señoritas con el sano propósito de asegurar la dinastía, y que el próximo sultán se encargue de matar al ascender y vuelta a empezar. El hijo de Mehmed II, Bayaceto II (1447-1512) afirmó muy lleno de razón: "Un sultán no conoce los lazos de sangre".

Selim I. Esc. italiana. 1550.
Selim I (1465-1520), conocido como el Severo, llevó a su máxima expresión la "ley del fratricidio", en ocho años mató a siete visires, y unas 30.000 personas más que tuvieron la desdichada idea de cruzarse en su camino.  Además tuvo la brillante idea de facilitar la tarea de limpiar a tanto familiar molesto, para ello creo un cuerpo especial, los "bostanci". Estos bostanci eran elegidos entre los jenízaros, se les convertía en guardianes de palacio, y jardineros, y además de cuidar de la seguridad del sultán y del mantenimiento de su jardín, se dedicaban a arrancar las otros malas hierbas, es decir se convirtieron en ejecutores de la familia real. Eran unos 5000 hombres a las ordenes de un jefe con el título de pacha, el Bostanci Pasha, quien tenía a su cargo la ejecución de los más altos cargos. En su época se hizo famosa una maldición: "Ojalá te hagan visir de Selim".

Mehmet III (1566-1603) tuvo bastante ocupado a su Bostanci Pasha pues le encargó nada menos que el asesinato de 19 de sus hermanos. En 1595 al llegar al poder hizo llamar a sus familiares para el tradicional "besamanos". El mayor de sus hermanos no tenía ni 11 años, así que una vez completado el ritual de sometimiento, los hizo circuncidar a todos, y luego los fue llevando a parte donde eran estrangulados. Por si acaso mató también a sus 20 hermanas, a unos niños que nacieron después de la muerte de sus sospechosos familiares, y a toda concubina que pudiera estar embarazada de un futuro sucesor.

Bostanci. Grabado
El sistema para poner en práctica la ley del fratricidio era muy curioso, ya que se tenía que seguir un protocolo muy específico que se fue refinando con el tiempo. En primer lugar al posible condenado se le invitaba a un sorbete, si éste era blanco pues nada a disfrutar de la vida y a tomarse su tacita,  pero si le tocaba el rojo, estaba condenado, y cinco fornidos guardias esperaban que apurara su último trago para ejecutarle. Cuando el sujeto no era un personaje muy importante en la corte le enviaban directamente a la decapitación, y uno de los jardineros verdugos le aligeraba del peso de su cabeza. Sin embargo si formaba parte de la élite gobernante tenían un par de privilegios: el primero era que sería estrangulado en lugar de decapitado, normalmente con una cinta de seda roja; el segundo privilegio era la posibilidad de salvar la vida con una última prueba, la carrera de la vida o la muerte.

La carrera consistía en competir contra el jefe de los Bostanci en una carrera de 300 metros. Se salía desde los jardines de palacio hasta la puerta que daba al mercado del pescado, al sur del Topkapi. Si el condenado ganaba la carrera era enviado con vida al exilio, pero si por el contrario ganaba el jefe de los jardineros, éste se encargaba allí mismo de ejecutar la sentencia y arrojar el cuerpo del ajusticiado al Bósforo. Por cierto en 1822 el Gran Visir Haci Salih Pasha escapó de la ejecución ganando la carrera (éste debía de entrenarse todos los días por si las moscas).

La Kafes en el Palacio de Topkapi. Estambul. Turquía.
Ahmed I (1590-1617) debió de cansarse de tanta ejecución y decidió abolir la ley del fratricidio sustituyéndola por otra agradable medida, la Kafes, es decir la Jaula. La Jaula consistía en un edificio adosado al harén del Palacio del Topkapi, donde los posibles herederos eran encerrados desde niños y de por vida, allí eran continuamente vigilados, y se les prohibía salir de sus habitaciones hasta la muerte del sultán y únicamente para ser proclamados en su lugar. Como consecuencia los nuevos sultanes sometidos a este encierro cuando llegaban al poder no solían estar en su mejor momento, o bien estaban insuficientemente preparados o bien eran directamente enfermos mentales como Ibrahim el loco (1615-1648), que se obsesionó con las gordas, eliminó a un montón de concubinas, unas 280, y no paró hasta conseguir para su harén a la mujer más gorda del imperio. Sin embargo el propio hijo de Ahmed I, Osman II (1604-1622) no se benefició de la nueva clemencia impuesta por papá, y como suele pasar con quienes quedan en medio de una reforma, ni se benefician de lo viejo ni gozan de lo nuevo ( vamos como generaciones de alumnos y las sucesivas reformas de la enseñanza). A este Osman lo depusieron por las malas y no lo mandaron a la Jaula, pero como el tradicional sistema les debía parecer anticuado, probaron uno nuevo: el aplastamiento testicular, aunque imagino que después de dejarle las "bolillas" aplastadas cual hamburguesas, le aplicarían la consabida cuerda al cuello.

La tradición de la Kafes suavizó la bárbara costumbre de la ley del fratricidio, pero también a la larga conllevó la decadencia del Imperio otomano regido desde entonces por sultanes cada vez más incapaces. 

LA FAMILIA FEROZ

LOS BORGIA

Título Original: The Borgias

Año: 2011-2013

Nº de Episodios: 29 (3 temp.)

País: Canadá

Director: Neil Jordan

Reparto: Jeremy Irons, François Arnaud, Holliday Grainger, Peter Sullivan, Sean Harris, Joanne Whalley, Colm Feore.

Marco Temporal: 1492-1500

Marco Espacial: Italia


Roma 1492. El Papa Inocencio VIII esta en su lecho de muerte y teme por la herencia que deja detrás: un trono papal corrompido, y unos cardenales dispuestos a despedazarse por alcanzarlo. El Cardenal Borgia se apresura a prometer al moribundo que se encargará de limpiar el solio papal, y su promesa desata distintas reacciones, de franca oposición por unos, de adhesión en otros. Mientras una joven Lucrecia espía los encuentros sexuales de su hermano César.

La serie de Showtine tenía previsto contar el papado de Alejandro VI desde su ascenso en 1492 hasta su muerte en 1503. Su creador el británico Neil Jordan pensaba desarrollar la historia en cuatro temporadas, pero finalmente el coste excesivo de producción, la bajada de audiencias, y suponemos que otros factores, dejaron la serie reducida a tres temporadas que no concluyen la historia, dejándola abierta para una futura continuación en forma de película de dos horas que nunca llegó a realizarse.

Hacer una serie o película  sobre los Borgia, y hacerla bien contentado a todos es labor difícil, y la serie de Jordan lo tenía complicado. La historia de los Borgia se ha llevado al cine y la televisión en repetidas ocasiones, y casi siempre buscando el lado más morboso de la familia renacentista. El director británico consiguió el apoyo de una cadena importante, un buen presupuesto, y el fichaje de una megastar como Jeremy Irons para su proyecto. Con todo ello la serie, que se publicitaba como la digna sucesora de "Los Tudor", tenía el camino del éxito asegurado. Sin embargo eso no fue del todo cierto, a pesar de los premios, las en principio críticas positivas, y la buena acogida del público, la serie fue decepcionando, y no llegó a completar su camino en su totalidad, quedando inconclusa a la espera de mejores tiempos que nunca llegaron.

Jeremy Irons no estaba muy convencido a la hora de aceptar el guión, y la verdad es que se nota que no se lo toma demasiado en serio. Por otra parte el elenco de actores principales, a excepción de la joven Holliday Grainger que interpreta a Lucrecia Borgia, no son tal vez los más adecuados. Un personaje tan complejo como César Borgia no llega a alcanzar la profundidad que se merecía. Las licencias artísticas, excesivas, y recurriendo a lo más fácil, es decir sexo y violencia, no acaban de dotar a la serie del necesario empaque para convertirla en excepcional. Sin embargo con respecto a otros productos televisivos o cinematográficos con el mismo tema, ese año se estrenó otra serie sobre los Borgia realizada en Europa, la serie de Jordan o Irons, como prefiráis, destaca por el lujo y la espectacularidad, que no por su rigor histórico.

Entretenimiento para aficionados a las series históricas para adultos y decepción para los que esperaban una serie más rigurosa y seria. Pero sobre todo hay que reprocharle a sus productores que no se dignaran terminarla. En España ni siquiera se molestaron en emitir más que la primera temporada.

La promoción televisiva de la serie en una cadena española está llena de estereotipos que no dejan lugar a engaños sobre lo que el espectador va a ver, aunque a mí personalmente como publicidad me parece un tanto penosa, dejando muy poco espacio para la interpretación o imaginación del espectador.

TRAS LOS PASOS DE CORTÉS

EL ORO Y LA SANGRE 


Título Original: La conquista de Nueva España. El oro y la sangre.

Guionista: Antonio  Hernández Palacios

Dibujante: Antonio  Hernández Palacios

Año de Publicación: 1992

País: España

Marco Temporal: 1518-1522

Marco Espacial: México




Diego Velázquez el gobernador de la Fernandina en Cuba ha enviado expediciones en busca de nuevas tierras, pero casi todas han acabado en desastre. La última al mando de Juan de Gribalba parte en enero de 1518, pero tampoco les acompaña la suerte: algo de oro, pero también heridos. Cuando reaparece el propio Grijalba se reconoce superado por la situación. Sin embargo los informes que le llegan al gobernador le animan a emprender una nueva expedición, y cree tener al hombre indicado para ella: Hernán Cortés.

"Con el oro y la sangre" Hernández Palacios cierra su trilogía sobre la conquista de América que hizo por encargo para la celebración del V centenario. En esta ocasión sigue los pasos del conquistador Cortés desde que se le encarga la exploración de nuevas tierras hasta que se le reconoce gobernante de la Nueva Española.

De este cómic hay poco que añadir en relación a los otros del mismo autor, es decir en general más de lo mismo, un Hernández Palacios casi en estado puro. Y digo casi, porque uno de las críticas más frecuentes que le he realizado en esta "trilogía", la subsana aquí de forma radical. Si en los anteriores se inventaba unos personajes ficticios que servían de excusa para contar los hechos históricos, y de los que a menudo se olvidaba al desarrollar los acontecimientos, en esta aventura de Cortés, no existen personajes ficticios, el único y exclusivo protagonista es el mismo Hernán Cortés, que domina el cómic casi desde la primera página hasta el final (así claro que no se olvida de relatar las andanzas de oros protagonistas). El resultado final es un cómic-documental.

Los cómics realizados por encargo de una institución oficial para conmemoraciones, centenarios, etc, suelen recurrir al, para mí, fácil recurso de viñetizar la historia. De esta forma el dibujante se ahorra el guión, y se limita a documentarse, eso sí, muy bien, sobre los hechos que relata. Suelen salir unos cómics algo pesados de digerir, muy recargados, con mucha información, pero poco atractivos para la mayoría de los lectores, que en muchos casos si han elegido este formato es para evitarse las largas peroratas y tediosas descripciones de los libros de texto. Aquí, nuestro infatigable historietista se ha equivocado, ofrece un cómic muy trabajado en cuanto a la información que nos ofrece, pero poco atractivo, con un guión inexistente, y un dibujo en el que apenas se moja, incluso para nuestro dibujante, no tan abigarrado y excesivo como los anteriores. El mismo Palacios parece haber renunciado a su estilo anterior, intentando quizás corregir las críticas, y se modera hasta en las escenas más impactantes de la historia. Siendo uno de las historias más interesantes el resultado no es todo lo vistoso que cabría esperar.

Como siempre al final del tomo se ofrece una interesante anexo, realizado por Antonio Domínguez Ortiz, uno de los mejores historiadores españoles dedicados al estudio de la Historia Moderna de España, y que por supuesto nos deja un interesante artículo sobre Hernán Cortés. Al final no sabemos si el cómic complementa al artículo o el artículo al cómic.

EL ESTANDARTE VIAJERO

LOS INMORTALES

Título Original: Nemuritorii

Año: 1974

Duración:

País: Rumanía

Dirección: Sergiu Nicolaescu

Reparto: Anza Pellea, Ion Besoiu, Ilarion Ciobanu, Sergiu Nicolaescu, Jean Constantin

Marco Temporal: 1611

Marco Espacial: Rumania



Un grupo de jinetes persigue y acorrala a un hombre que huye a pie. Finalmente rodeado, el hombre confiesa haber roto el juramento, y es ejecutado por uno de los caballistas. Es el año de 1611 en algún lugar de Centroeuropa, un jinete entra en un pueblo. La presencia del recién llegado es observada por las autoridades que le ofrecen dinero a cambio de deshacerse de un cadáver. El hombre es el capitán Andrei, uno de los seguidores del fallecido Miguel el Valiente.

El polifacético Nicolaescu, director del film, pero también el actor principal, que además fue uno de los guionistas, y aunque no tenga que ver en principio con la película acabó como político, realiza con "Nemuritorii" una película personal, que iba a ser la primera de una serie. En el proyecto del rumano se trataba de crear una serie de películas protagonizadas por 13 héroes que, en diferentes épocas de la historia de Rumania, iban a desarrollar sus aventuras y repasar la historia del país.  Al no obtener el beneplácito de las autoridades rumanas, la película quedó como una especie de continuación de su anterior éxito, "La última cruzada". Si la primera era la biografía del unificador de Rumania, Miguel el valiente, ésta seguirá las andanzas de sus partidarios 10 años después de la muerte de su líder. La trama no puede ser más sencilla: Un grupo de soldados del antiguo ejercito del voivoda se reúnen para devolver a su país el estandarte que representa los tres estados que unidos conforman Rumania. Estos hombres atravesarán media Europa para volver a su tierra, ofrecer su estandarte y sus vidas a un nuevo líder que acaba de aparecer, además llevan con ellos un cofre, herencia del anterior caudillo.

La película se convirtió en una de las más importantes de la cinematografía rumana, y uno de los grandes éxitos de Nicolaescu. El film biográfico laudatorio del héroe nacional que era su película sobre Miguel el Valiente, pasa ahora a ser un film de aventuras, en el cual la figura del caudillo ha sido sustituida por hombres del pueblo que se sacrifican por un ideal superior, gentes que deben ser un ejemplo para los demás, sirviendo así a un propósito político moralizante muy del gusto del régimen que la financió, y del propio director, parlamentario en su día por partidos nacionalistas y socialdemócratas.

La película es entretenida, mezclando toques de films históricos, westerns, y de aventuras. Bien dirigida y realizada, fue rodada en la propia Rumanía, usando, como en otros films épicos del mismo director, al ejército rumano como extras. Nicolaescu incluso utilizó algunas escenas de la anterior película para ilustrar los recuerdos de uno de los protagonistas de su participación en una batalla. Una de las escenas más conocidas es la de los caballos, cuando los turcos entierran a los protagonistas hasta la cabeza, y hacen pasear caballos a su alrededor. La complicada escena fue filmada sin efectos ni retoques, y se dijo a los especialistas y actores que deberían emitir sonidos para que los caballos los esquivaran, por ello se ideó que cantaran a voz en grito una canción popular evitando así que los animales les pisasen.

Hay versiones del film subtituladas al español en la red, por si a alguien le pica la curiosidad.No es imprescindible ver antes "La última cruzada", aunque sí recomendable para hacerse una mejor composición de lugar del contexto en el que se mueven los protagonistas de este segundo film.

Aquí dejo un trailer en rumano y otro video con el famoso fragmento de las cabezas enterradas.

 



LA INQUISICIÓN EN ACCIÓN

EL ESCRIBANO DEL SECRETO


Título Original:  El escribano del secreto


Autor: Joaquín Borrell


Año de Publicación: 1996


País: España


Marco Temporal: 1561


Marco Espacial: España


"Escribo estas líneas el 26 de diciembre, fiesta del protomártir San Esteban y onomástica de este oscuro narrador, del año 1561 de la Natividad de Nuestro Señor, quinto del reinado del segundo rey don Felipe. Apenas su tinta se  queme, coronaré con el pliego el montoncito formado por otros muchos, emborronados con mi caligrafía profesional; los rodearé con una cinta y los depositaré en el vano de un muro, empararedados como penitentes en su cripta". Esteban de Montserrat comienza así la crónica, no de su vida, sino de unos hechos acaecidos en apenas unos días durante su servicio como escribano del secreto en el Oficio de la Inquisición.

La novela, relatada en primera persona, cuenta el desarrollo de un proceso de la Inquisición contra un hereje que resulta ser familiar de uno de los inquisidores, y que lleva tiempo muerto. Uno de los funcionarios del Santo Oficio, el simpático escribano, relata los pormenores de la investigación, su implicación en ella al sentirse atraído por la hija del acusado, Sor Blanca, y el desarrollo del proceso hasta su final.

El notario valenciano Joaquín Borrel no se prodiga mucho como escritor, pero cuando lo hace hay que leer lo que sale de su pluma. Sus novelas son divertidas, entretenidas y bien escritas, a mayores suele informarse e informarnos del tema histórico que despierta su interés, de forma que no hay mucho más que pedirle. El fino humor del levantino impregna las paginas de la novela, hace simpático al personaje al que es fácil seguir en sus andanzas, y al final burla burlando nos hemos ido enterando de como funcionaba la Inquisición en los tiempos de Felipe II. Es difícil aburrirse con la narrativa de Borrel, y "El escribano del secreto" es una de sus mejores obras, así que ya estáis tardando en conseguiros un ejemplar. Se le ha criticado en ocasiones la ligereza de sus novelas hechas solo como puro entretenimiento, ¿en serio eso es una crítica? ¿es peor una novela porque nos divierta e incluso nos riamos al leerla?. Yo creo que no, nuestro buen notario sabe bien lo que hace, al menos cuando escribe, que como profesor o en la notaria no tengo conocimiento de sus actos. Un toque de humor inteligente, un lenguaje fluido, una narración entretenida, y tiene al lector enganchado, y desde ese momento puede contarnos lo que quiera que nos tiene rendidos a sus pies, y en "El escribano del secreto" hay más de lo que a primera vista parece. Casi todas las reseñas que aparecen en la red intercalan alguno de los fragmentos más jocosos del libro, de manera que yo ofreceré en su lugar la descripción que hace el autor de un auto de fe, al menos un pequeño fragmento:

"El acto empieza por la procesión de los penitenciados hasta el escenario del auto, que en Valencia, por cabida y tradición, es la plaza del Mercado. Siendo, en teoría, una fiesta de reconciliación con los hermanos descarriados éstos deben vestir a tono; y en efecto pocas indumentarias pueden rivalizar, en cuanto a vistosidad cromática, con un sambenito de saco amarillo, cruzado por un aspa roja, y una coroza puntiaguda. Las llamas y demonietes que adornan la túnica de los relajados - que no son los de nervios más templados, sino los que van al poste - les proporcionan un complemento tan discreto como elegante. cierran el desfile los monigotes de los condenados en efigie - es decir, los que habiendo escapado a tiempo son sustituidos, ventajosamente para ellos, por monigotes de cartón - y los restos de los que tuvieron el pésimo detalle de morir antes de la condena."      

Creo que no hay mucho más que añadir a lo dicho, el tono ligero y desenfadado con que describe el desfile inicial de los condenados, casi como si estuviéramos ante una pasarela de moda, puede dar la sensación de poco serio, pero ha dado la información precisa para ponernos en contexto. 

EL ARQUERO MEDIEVAL

ROBIN HOOD

El famosos bandolero que, al revés que los bancos,  robaba a los ricos para dárselo a los pobres, es una de las figuras más populares del universo fílmico y literario, pero ¿hubo alguna vez un Robín Hood histórico? El cine lo ha hecho tan popular que, como otros héroes, se ha convertido en alguien cercano, casi real. Hagamos un tímido y conciso intento de repasar su trayectoria.

El nombre. Ni con el origen del nombre o apodo se ponen de acuerdo los expertos. Para unos Hood es "Capucha" por la prenda que vestía el personaje, para otros es un apellido común en la Inglaterra medieval, y otros le dan una etimología más simpática, Hood derivaba de Wood, y era el nombre dado al leño de encina sagrada que se quemaba en mayo en las fiestas semipaganas, y dentro del cual habitaba una especie de piojo que saltaba del fuego y se ponía a salvo del peligro. El cuadro de D. Maclise de 1845, hoy en la National Gallery, escenifica el legendario encuentro entre el rey Ricardo I y el forajido. Uno de los primeros Robin Hoods cinematográficos, al menos en su versión sonora, fue Errol Flynn en "Robín de los bosques"(1938).
El noble.  Fulco Fitz Warin era un poderoso señor de Shropshire que en 1200 se rebeló contra Juan de Inglaterra por sus derechos a la posesión del castillo de Whittington. Como consecuencia el rey Juan, anteriormente el príncipe Juan sin Tierra, lo declaró en rebeldía. Con posterioridad noble y monarca llegaron a un acuerdo y tras años de rebeliones, el noble fue indultado a cambio del pago de una multa, y recibió por fin su herencia. El genial Howard David Johnson pintó a un Robín Hood muy fílmico acompañado de alguno de sus compañeros. Uno de los actores que más heroes literarios ha encarnado en películas de serie B fue Lex Barker, que interpretó a nuestro arquero en "Robín Hood y los piratas"(1960).
El ladrón. En la Inglaterra medieval el apodo "Robin Hood" o "Robehod" se aplicó a varios malhechores buscados por la justicia. En  1226 un tal Robert Hod debe a la iglesia de San Pedro de York 32 chelines y 6 peniques. Sus bienes son confiscados, y el hombre que no debía de estar muy satisfecho algo debió de hacer, pues fue inmediatamente declarado en rebeldía y se convirtió en un proscrito. Según parece se echó a los caminos como bandolero, aunque dudamos que repartiera con nadie su botín. El cuadro de Edmund George Warren pintado en 1859 presenta a Robin Hood y sus compañeros en su refugio del bosque de Sherwood. El Robin de Richard Todd en "Los arqueros del rey"(1952) busca vengar la muerte de su padre. 
El rebelde. Roger Godberd fue declarado fuera de la ley en 1265 por luchar a las ordenes de Simon de Montfort contra el rey Enrique III. Este hombre que participó en las guerras de los barones que buscaban limitar el poder real, se tuvo que refugiar en 1267 en el bosque de Sherwood donde vivió 4 años desafiando a las autoridades, y con un pequeño ejercito que llegó a contar entre sus filas con un centenar de hombres. Fue perseguido y capturado por el Sheriff de Nottingham. El ilustrador y artista americano N.C. Wyeth puso su arte al servicio de libros juveniles e infantiles que narraban las historias del ilustre forajido. En "El arquero de Sherwood"(1971) el italiano Giuliano Gemma es el desheredado conde de Nottigham que lucha por recuperar lo que se le ha robado.
El guardaespaldas. Robyn Hode o Robert Hood vivía en Wakefield en el siglo XIV, se implicó en la revuelta del conde de Lancaster contra Eduardo II en 1322. Derrotado en la batalla de Boroughbridge, se convirtió en forajido, aunque posteriormente fue perdonado, y entró al servicio del mismo rey como guardaespaldas. El dibujo del ilustrador J. E, McConnell del arquero de Sherwood se basa claramente en el clásico de Errol Flynn. Muy alejada esta la imagen trasmitida por el aniñado Michael Praed que era Robin de Loxley en la interesante serie "Robin de Sherwood"(1986) 
El apodo. Desde mediados del siglo XIII el apodo "Robehod" se aplicaba a un cierto tipo de bandoleros que se ponían fuera de la ley y presentaban serias dificultades para ser capturados. Para algunos historiadores por tanto el nombre de Robin Hood no es más que un apodo utilizado por sucesivos criminales a lo largo de la historia. Para otros lo único que indica es la existencia de un personaje real anterior a la mitad del siglo XIII, cuyas hazañas pervivían en la memoria colectiva. Frank Goldwin realiza en torno a 1920 las ilustraciones de la novela de "Robín Hood", y en la elegida relata el enfrentamiento con Little John. Jason Connery años después de que lo interpretara su padre hace de Robert de Huntingdon  en la serie mencionada donde toma el relevo de Michael Praed en "Robín de Sherwood"(1986). 
El duende. Algunos estudiosos de la figura han deducido que el personaje que se cantaba en las baladas se basaba en un duende de la mitología y el folklore local similar al Hodekin germánico, conocido a veces como Robin Goodfellow. Sus habilidades con el arco, la esgrima y el disfraz, lo asemejaban a un personaje legendario propenso a meterse en líos. Así mismo otros teóricos del origen mítico del personaje lo asimilaban al antiguo culto pagano de las brujas. En el exterior del castillo de Nottingham se puede contemplar una placa con un relieve en el que se escenifica la boda de Robin y Marían oficiada por el rey Ricardo I. El año 1991 tuvo dos films importantes de Robin Hood compitiendo en las salas de cine, el primero fue "Robin Hood, el Magnífico" con Patrick Bergin en el papel del bandido.
El imitador. En 1498 un tal Roger Marshall tuvo que defenderse en un tribunal de haber liderado a un grupo de personas en un levantamiento armado. El hombre se defendió alegando que se había limitado a copiar las prácticas de Robín Hood. Y no fue el único, otros individuos tomaron nombres similares o parecidos al de Robin Hood para acaudillar revueltas a lo largo del siglo XV. Una ilustración de Robert Hope retrata al arquero disparando su arma. Kevin Costner fue el otro actor que encarnó en 1991 a Robin en "Robin Hodd, príncipe de los ladrones".
El literario. Las primeras referencias literarias al personaje de Robin Hood aparecieron en unas rimas de 1377, luego se fueron añadiendo personajes a su leyenda. Se fue alejando su historia en el tiempo y de las tempranas referencias a un rey Eduardo, se lleva hasta Ricardo I y Juan sin Tierra. En el siglo XV las rimas se transforman en baladas, romances, obras de teatro, y finalmente novelas. La popularidad del personaje llega hasta el arte y pintores y dibujantes como John Millar Watt ilustran sus aventuras y algunos de los episodios más conocidos de la leyenda como el encuentro con el rey Ricardo. La serie "Robin Hood"(2009) tuvo un joven y desenfadado Robin en el actor Jonas Armstrong.
Aliados. La figura del forajido rebelde se fue enriqueciendo con el añadido de personajes que le ayudaban en sus correrías. Ya en las primeras baladas Robin aparece acompañado de un gigantón llamado Little John. Después se añadirían otros compañeros como el fraile Tuck, Allan Dale, Will Scarlett, Much, y de los últimos en incorporarse, el interés amoroso del héroe, Lady Marian. Ya más recientemente por efecto de la serie de los 80 se viene incorporando un personaje musulmán en las filas de los bandidos. De 1855 es el cuadro de T. F. Heaphy titulado "Robin y la doncella Marian". Una de las últimas superproducciones de Hollywood "Robin Hood" (2010) fue interpretada por Russell Crowe.
Muerte. En Kirklees Priory en Yorkshire se enseña la supuesta tumba de Robin Hood. Según una tradición local un Robin moribundo se refugia en el priorato. Sintiéndose morir dispara desde su cuarto una flecha que atraviesa la ventana abierta y se pierde en el bosque, rogando que le entierren donde haya caído la saeta. De nuevo es N. C.Wyath quien mejor ilustra la muerte del héroe. En el cine Sean Connery escenifica un Robin crepuscular en la magnífica "Robin y Marian" (1976).